Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Aguirre: «Ander está vendido, eso está claro»

Javier Aguirre se convirtió ayer en el primer responsable del club en admitir públicamente la consumación del traspaso del joven Herrera al Athletic.

Javier Aguirre observa los ejercicios con balón de los jugadores en la Ciudad Deportiva.
Aguirre: «Ander está vendido, eso está claro»
A. NAVARRO

Que Ander Herrera ha sido traspasado al Athletic Club de Bilbao es vox pópuli desde hace varios días. Que Agapito Iglesias va a poder pagar los atrasos a la plantilla gracias, entre otras cuestiones, al dinero que el equipo bilbaíno va a abonarle en concepto de primer plazo de forma inmediata (4 millones de euros), es conocido ya por todo el mundo. Sin embargo, nadie del Real Zaragoza lo ha hecho oficial ni público. Ni la web de la SAD en internet, ni el presidente, ni el director deportivo, ni el secretario técnico (padre del chico)...

Ningún cargo de responsabilidad en la entidad ha abierto la boca en las últimas tensas horas. Incluso, al contrario, se cerró la del propio futbolista el pasado jueves. El día anterior, se había filtrado la puesta en escena de una rueda de prensa de Ander Herrera en la Ciudad Deportiva para aclarar su comprometida situación a partir de ahora y hasta que la Liga acabe en mayo, ya que va a jugar como zaragocista 17 partidos cuando ya está comprometido con el Athletic.

Tuvo que ser Javier Aguirre, el entrenador, quien desde su responsabilidad meramente futbolística bendijera y certificara ayer espontáneamente la resabida operación. «Es inevitable abordar este asunto. Ander está vendido, eso está claro», expresó con contundencia el preparador mexicano. «Él está actuando con un profesionalismo intachable, su conducta es la misma de siempre. Es un chico que, a pesar de ser joven, está muy centrado. Va a pelear hasta el final por estos colores, sin lugar a dudas», quiso apuntar el técnico para salvaguardar al jugador de cualquier atisbo de crítica que pueda surgir en lo sucesivo por su nuevo rol dentro del grupo.

Aguirre, pese a estas loas a la personalidad del joven Herrera, avisó de que va a mirar con lupa cualquier cosa que ocurra alrededor del canterano a partir de esta tarde. «Yo lo veo bien, pero mi obligación es estar muy pendiente de él porque los jóvenes, de repente, producto de esa edad, son capaces de ir y venir, de cambiar de conducta, de tener un desequilibrio en un momento especial. Hoy (por ayer) he hablado con Ander y lo veo muy centradito. Mañana (por hoy) estaré muy pendiente de su evolución. Ha sido una semana atípica para él porque le va a cambiar la vida a partir del mes de junio», advirtió con su clásica dialéctica basada en la experiencia y el sentido común.

Así, en el agitado discurrir diario del Real Zaragoza de los últimos días, Javier Aguirre encarnó ayer el papel de portavoz oficial inesperado para dar fe de una de las operaciones más importantes del agapitismo que, inexplicablemente, nadie había confirmado en tiempo y forma. Desde ahora, ya no cabe duda alguna de que «Ander está vendido». Lo dijo el mexicano.

Etiquetas