Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Aguirre agrada al proyecto

El grupo de Abad y Aguado destaca la figura personal y profesional del técnico. Seguirá hasta junio y, entonces, se abordará su futuro.

Javier Aguirre, en un entrenamiento del Real Zaragoza.
Aguirre agrada al proyecto
ARáNZAZU NAVARRO

Más allá de la revolución societaria y económica impulsada por la posible nueva propiedad del Real Zaragoza, la vertiente deportiva constituye una cuestión de fondo que el proyecto encabezado por Javier Abad no ha descuidado. Su plan solo garantizaría su viabilidad con el desarrollo y ejecución de un modelo de club radicalmente reformado si se toma el Zaragoza actual como referencia. El motor del proyecto es un área deportiva que cambiará en varios de sus órdenes, desde la estructura, los métodos y la organización integral a los nombres. Uno de ellos, por el momento que ocupa y por la reacción que ha inspirado, es Javier Aguirre.

El nuevo entrenador está moldeando un equipo que emite las mejores señales de salvación de toda la temporada. Los resultados le respaldan. Su mano de obra, también. Tanto Javier Abad, un hombre que nos es ajeno al funcionamiento y los rendimientos del fútbol, como Xavi Aguado, el cerebro deportivo del nuevo proyecto y cotidiano observador del equipo, son conscientes del punto crítico, desde la óptica deportiva, en el que se encuentra el Real Zaragoza. Y también lo son del buen hacer de Javier Aguirre. El entrenador está cuajando en el equipo, en la ciudad y en el entorno zaragocista como una figura metódica, rigurosa, seria, convencida y de elevado nivel humano, registros personales y profesionales que no son ajenos a la nueva propiedad.

En principio, no cabe duda de que el técnico mexicano seguirá en el Real Zaragoza hasta final de temporada en busca del objetivo de la permanencia. Será entonces, en el supuesto siempre de que el equipo mantenga la categoría, cuando se afrontaría el futuro del entrenador. En el caso de confirmarse la permanencia en Primera, la continuidad y vigencia de Aguirre en el nuevo proyecto pasaría al terreno de las voluntades, en una y otra dirección. Aguirre firmó con Agapito Iglesias un contrato con duración hasta final de temporada. En ese momento, tanto el club como el entrenador deberían sentarse a negociar una posible ampliación. Es obvio que hablar de intenciones a estas alturas carece de sustento y que Aguirre no se planteará su continuidad hasta que la salvación esté atada. Similar escenario se dibuja en la parte contratante.

La nueva propiedad valora y destaca la figura de Aguirre, pero no será hasta que la salvación esté encauzada cuando se entre en el fondo de este tema con cierta firmeza. Mucho puede pasar hasta entonces. En este sentido, los primeros pasos y decisiones de la nueva política deportiva serán aclaratorios. Lo único con sustrato es que al grupo encabezado por Abad y Aguado le agrada Aguirre y su labor al frente del Zaragoza. Un respaldo inicial fundamental para la buena salud deportiva del club en los meses inmediatos.

El nuevo modelo deportivo

Como ya adelantó ayer HERALDO, Xavi Aguado, ex futbolista del Zaragoza, carismático, reconocible por la afición y arraigado en la capital, sería el nuevo responsable del área deportiva del club. La remodelación de esta parcela sería radical, por lo que Antonio Prieto y Pedro Herrera, figuras responsables en la actualidad, no tendrían cabida, en un principio, en el proyecto. Junto a Aguado, compartiría determinadas funciones técnicas su ex compañero en el Real Zaragoza, el serbio Slobodan Kolmjenovic. También Gustavo Poyet, otra leyenda zaragocista, podría ocupar un cargo en el entramado deportivo del club a partir de junio. Tampoco debe descartarse la participación futura en el proyecto de Juan Eduardo Esnáider.

Entre las líneas maestras de la nueva política en esta área, destaca la apuesta por el talento emergente y el desarrollo de un modelo de cantera profundamente renovado y vanguardista, con inversiones en infraestructura.

Etiquetas