Despliega el menú
Deportes

CAI Zaragoza

Aguilar muestra su verdadero potencial

El ala-pívot del CAI realizó su mejor partido como jugador rojillo. Dio un paso adelante y aportó en todas las facetas del juego.

Pablo Aguilar, del CAI, con jugadores del Granada
CB Granada 45
CAI Zaragoza 55
EFE

Pablo Aguilar es un ala-pívot con hechuras de superhéroe. Alto, atlético y coordinado, parece genéticamente diseñado para la práctica del baloncesto. Un potencial que disparó las expectativas de los aficionados rojillos cuando se conoció que este año jugaría cedido para la entidad aragonesa. Sin embargo, por diversos motivos, en los que se incluyen una lesión de la que ha anunciado que tiene pensado operarse en verano, su rendimiento hasta ahora ha resultado intermitente.

En el baloncesto actual, la figura del 'cuatro' abierto es muy común. Un jugador de más dos metros con habilidad en el lanzamiento de tres puntos que suponga una amenaza exterior e interior. Un modelo en el que Aguilar ha sido educado pero que frecuentemente incurre en el error de volcarse en exceso en su vertiente triplista olvidando el juego en las inmediaciones del aro.

Sin embargo, ante el Cajasol, Aguilar decidió potenciar esta faceta. El granadino buscó la pintura en todo momento y finalizó con sus mejores números con el uniforme zaragozano. 23 tantos, seis rebotes y cinco asistencias para una valoración total de 30 fue su estadística personal. A solo dos puntos de ser designado mejor jugador de la jornada, que finalmente fue Gerald Fitch con sus 32 puntos ante el Bizkaia Bilbao Basket.

Hasta ahora, la mejor valoración del '34' esta temporada la logró ante el Gran Canaria 2014, cuando anotó 14 puntos tras haber anotado cuatro de los seis lanzamientos que intentó desde más allá de la línea de 6.75. Aquel día Aguilar solo intentó dos tiros de dos puntos. Una tendencia repetida a lo largo del curso, en el que, hasta ahora, ha probado suerte más veces desde fuera, en 99 ocasiones, que desde dentro, 76 intentonas. Siendo el jugador que más triples ha tirado, seguido por Quinteros con 96 intentonas.

Responsabilidad del sistema

Es cierto que, además de las propias características del jugador, en estas decisiones también interviene el sistema desarrollado por Abós, que en la primera fase de la temporada usaba el lanzamiento triple como su principal arma. No en vano los rojillos son el séptimo equipo que más tira desde fuera, y el cuarto con mejor acierto.

En Sevilla se ha descubierto al baloncestista que todos esperaban. Al que está llamado a acumular internacionalidades en un futuro no muy lejano. Capaz de hacer circular el balón en ataque, ayudar a descargar una terrible presión defensiva en el saque de fondo o colocar un tapón estratosférico que deje en el suelo a un coloso como Triguero. El que hace el mismo daño tirando que con una finta y penetración, tal y como ejecutó en su última canasta. El verdadero ala-pívot del siglo XXI.

Etiquetas