Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Agapito llevará la compra del club a los tribunales

El empresario soriano denuncia que no se han cumplido muchos de los compromisos que acordó con las instituciones cuando se produjo su desembarco en el Real Zaragoza. Aseveró que va a "judicializar la adquisición del club".

Agapito Iglesias, durante su comparecencia ante los medios de comunicación.
Agapito llevará la compra del club a los tribunales
JOSé MIGUEL MARCO

Agapito Iglesias aprovechó la rueda de prensa que ofreció ayer en la sede del club para abrir un nuevo campo de batalla con las instituciones. A su entender, en el proceso de compra que efectuó se acordaron una serie de compromisos que, con el paso del tiempo, no se han cumplido y que le han afectado gravemente. El soriano insistió en que va a "judicializar la compra" de la entidad. Siente que muchas de las promesas realizadas no se han visto materializadas y se siente agraviado.

"Voy a judicializar la compra del Real Zaragoza. Cuando entramos en el club, había unas oficinas recalificadas, un estadio por construir y otros objetivos que no se han cumplido. Yo aboné una cantidad, había una deuda y unas expectativas que no se han cumplido", disparó.

Prosiguió con su dura argumentación: "Nunca he recibido ninguna ayuda de instituciones o del Ayuntamiento, solo en el tema de la televisión, que se ha recortado debido a la crisis económica. No pido subvenciones, sino que no haya trabas".

Continuó haciendo un esbozo de la situación, con algunas de sus quejas: "Hay un juicio pendiente sobre el tema de las oficinas, y al día siguiente de comprar el Zaragoza, las obras del estadio se paralizaron".

El mensaje que quiso transmitir Agapito es su profundo sentimiento de soledad en los últimos tiempos. Aquellos que acunaron y promocionaron su entrada en el accionariado del Real Zaragoza, le han dado ahora la espalda hasta tornar la situación en casi insostenible.

Utilizó una metáfora para hacer más entendible su posición ante este espinoso tema: "Es como si vas a comprar un coche y al día siguiente ves que te lo han vendido sin ruedas. Entonces el precio es diferente, se baja. Esto es lo que ha sucedido con la compra del club".

El propietario del Real Zaragoza declaró que no se había arrepentido "nunca" de haber comprado el club y que hasta ahora nadie le había dicho que quisiera comprarlo.

También reiteró, como en otras comparecencias que ha realizado, que no ha recibido ayudas institucionales, salvo de la televisión autonómica y pidió que, en este sentido hubiera más entendimiento.

Implicación personal

Agapito Iglesias hizo bandera de su implicación personal, plasmada en los avales presentados para sostener la asfixiante deuda que soporta la entidad sobre sus espaldas, una rémora que ha mediatizado el día a día en la entidad blanquilla.

El empresario soriano fue claro y conciso con estos lamentables números: "Cogí al Real Zaragoza con 60 millones de euros de deuda y ahora tiene 110. Yo estoy soportando la deuda del club, con mi patrimonio como aval y garantía".

Esta última argumentación sobre su esfuerzo individual y abnegado para aguantar un edificio que amenaza con la absoluta ruina, ya ha sido esgrimida por Agapito en anteriores comparecencias. Por ejemplo, tras el descenso a Segunda en 2008, citó la solvencia y la buena salud de sus empresas para garantizar un futuro próspero en el Real Zaragoza.

Etiquetas