Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Agapito acelera la salida de Ander Herrera

La semana pasada trató con el presidente del Athletic su venta al club vasco, su principal pretendiente.

Ander Herrera, ayer en el entrenamiento del Real Zaragoza.
Agapito acelera la salida de Ander Herrera
T. GALáN/APG

Hace 20 días, Agapito Iglesias y Fernando García Macua, presidentes del Real Zaragoza y el Athletic Club de Bilbao, respectivamente, hablaron cara a cara del futuro traspaso de Ander Herrera. Fue el 17 de octubre, en la capital bilbaína, con motivo del partido de Liga que enfrentó a ambos equipos en San Mamés. El acercamiento no quedó en algo casual, sino que provocó la aceleración de un proceso que, desde hace tiempo, está vivo por diferentes vías de influencia e intereses.

De aquella jornada derivó una segunda aproximación posterior, que tuvo lugar la semana pasada en un céntrico restaurante zaragozano entre ambos dirigentes. Agapito, que en su libro de ruta originario, escrito en mayo cuando la anterior temporada concluyó, tenía previsto aguantar al joven Herrera este año en la plantilla a la espera de una revalorización del futbolista en el mercado gracias a su rendimiento y el del equipo en general, se ha visto obligado a variar sus intenciones y estudia anticipar los tiempos.

Ni la marcha del equipo ni la evolución particular del jugador discurren por donde Agapito y los suyos preveían entonces. Además, el plan de viabilidad que debería sujetar la estrategia no ha obtenido el refrendo real de las cajas de ahorro y, por ello, la liquidez programada a estas alturas (cuando una fecha de pago emblemática como es el 31 de diciembre se acerca) no es la deseada.

Todo ello, metido y agitado en la coctelera de Agapito, deriva en la búsqueda de soluciones urgentes de todo tipo, principalmente las de índole financiero y deportivo. A falta de solo 45 días para que llegue el parón navideño, el presidente ya proyecta cómo acometer el complicado mercado invernal y, como hizo el año pasado, los mecanismos con los que lograr cambiarle la cara al equipo en busca de una reacción suficiente para poder volver a salvar la categoría.

Sin dinero en las arcas, Agapito necesita maniobrar ya a dos o tres bandas. La venta de varias piezas del actual equipo puede dar la suficiente savia económica para que puedan llegar algunos refuerzos específicos que ayuden a un nuevo milagro. Visto el rendimiento de varios de ellos, se considera que no sería contraproducente su marcha anticipada del equipo para dejar hueco a gente nueva (además, está pendiente la venta final de Pennant, cedido al Stoke hasta el 1 de enero y al que se quiere vender cuanto antes).

Así, pese a que Ander es la joya de la corona del actual entramado directivo del club, consumar su venta al Athletic en enero se estudia como la posible llave económica salvadora del resto del equipo. Incluso, como hizo el Racing con Canales el año pasado en invierno, cuando cerró su traspaso al Real Madrid pero incluyó en el trato que el jugador terminase la temporada en Santander, Agapito baraja cuajar la operación de Herrera, obtener 'cash' en un primer plazo, y lograr que el jugador se quede aquí hasta la conclusión de la Liga.

Llorente espera a Herrera

Curiosamente, el internacional del Athletic Fernando Llorente dejó ayer una pista al respecto en unas declaraciones públicas hechas en Bilbao. El ariete rojiblanco habló de su situación en equipo de San Mamés: "Ahora mismo, no me iría a ningún otro club. Estoy en uno de mis mejores momentos y ojalá pueda seguir así más tiempo", señaló antes de augurar que, en poco tiempo, el Athletic luchará por los títulos: "Para eso, espero que el grupo se mantenga y puedan venir otros jugadores como Ander Herrera", dijo casualmente el riojano.

Etiquetas