Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Agapito acelera ahora la revolución de invierno

El batacazo de ayer estimula la consumación de los refuerzos que Aguirre espera en los próximos 20 días.

Fernando Meira (derecha) jugó el Mundial de 2006 y la Euro 2008 con Portugal
Agapito acelera ahora la revolución de invierno
EFE

Con el arranque de la segunda semana de enero van a comenzar a precipitarse los acontecimientos en la plantilla del Real Zaragoza en forma de fichajes y salidas del equipo. Anoche, al regreso de Barcelona, Agapito Iglesias rumiaba en silencio su malestar y preocupación por lo visto en Cornellá-El Prat y hoy por la mañana tiene previsto acelerar al máximo los mecanismos de contratación, ya mismo, de algunos de los refuerzos que viene tanteando desde hace varias fechas (en algunos casos, semanas).

Sin duda alguna, la goleada recibida ayer por el Real Zaragoza ante el Espanyol y la lamentable imagen ofrecida por el equipo sobre el césped ha sido el estímulo que faltaba en el máximo responsable de la SAD.

Además de los nombres que han ido trascendiendo desde finales de diciembre (casos del central paraguayo Da Silva, del mediocentro argentino Bolatti y los mexicanos Giovani dos Santos, Vela y Maza Rodríguez), cuyas negociaciones van a rematarse en positivo o negativo de manera inminente para no dispersas fuerzas, otras piezas han saltado al escaparate zaragocista en las últimas horas.

La que más rápidamente podría cuajar es la del mediocentro portugués Fernando Meira, jugador del Zenith San Petesburgo ruso de 32 años que ya fue objetivo zaragocista el pasado verano. El veterano pivote (37 veces internacional luso), que también puede jugar como defensa central, ve con buenos ojos acercarse a casa tras muchos años lejos de Portugal.

Del extenso abanico de delanteros ofrecidos y tentados, el argentino del Borussia Moonchengladbach Raúl Bobadilla (su equipo estuvo concentrado en Málaga hasta anteayer) también está dispuesto a venir al Zaragoza. Se trata de un punta de 23 años y 1.80 de estatura, con pasaporte también mexicano, que destaca por su potencia, visión colectiva y gol.

El delantero de la selección noruega, Erik Huseklepp (1.86 y 26 años), también está en buena sintonía para dejar el Brann Bergen, su club, y dar el salto a la Liga.

Por último, anoche surgió una opción que, de salir, supondría un revulsivo de indudable calado: la cesión del ariete paraguayo del Manchester City Roque Santa Cruz (pretendido por el Lazio). La quietud parece romperse por fin.

Etiquetas