Despliega el menú
Afición

Afición

FÚTBOL. DIVISIÓN HONOR JUVENIL

El Real Zaragoza juvenil se impone en el derbi ante El Olivar

Los pupilos de Iván Martínez duermen líderes a la espera del partido Espanyol-Barcelona. 

No le faltó de nada al último derbi de la temporada. Sobre todo emoción, mucha, y casi hasta el final. Triunfo agónico pero vital del Real Zaragoza, en una jornada en la que eran conscientes que una victoria suya iba a ser fundamental antes de jugarse el Espanyol-FC Barcelona de mañana, sus dos rivales más directos. Fueron esta vez los defensas Francés y Borge los encargados de salir al rescate de un equipo que vio la luz cuando tenía muy cerca el comprobar como dos puntos se quedaban por el camino.

Mención especial para el irreprochable encuentro de El Olivar. Un diez para los quince jugadores que Rafa Gracia que un día más dieron todo, incluso cuando tuvieron que remar más rápido si cabe, al quedarse en inferioridad la última media hora. Cayeron, sí, pero lo hicieron con la cabeza bien alta y con orgullo.

Usaron las bandas los zaragocistas para crear sus primeras incursiones. En una de ellas la jugada terminó en saque de esquina, botado por Escuín que la defensa visitante despejó en globo, Álvaro Martín ganó el salto, para de cabeza, ceder a Jesús Jiménez, que también con la testa, ajustaba al palo para hacer mover el marcador. El teórico guión previsto parecía que se iba a seguir al dedillo, pero El Olivar lo iba a girar, en unos instantes de inspiración. La fe de Marín por pelear un balón, tuvo la recompensa de obtener un saque de esquina que una vez despejado en primera instancia por la zaga, le cayó a Iván Vicente, que cruzó a la corona del área, para que Gumiel, de primeras, colocase un disparo inalcanzable. No iban a quedarse ahí las cosas, y los que se iban a poner en ventaja, haciendo saltar la banca, eran los olivareros, en un claro derribo de Francho a Rúa. Éste mismo futbolista lo lanzó a media altura, para poner el (1-2).

El Real Zaragoza, que veía el llegar a vestuarios como solución para recibir aire fresco, se encontró con un empate en el tramo que peor lo pasaba. Un esférico que le cayó a Francés, que con la pierna izquierda, soltó un misil, que se coló como una exhalación. La película de la segunda mitad viene marcada por la clara expulsión de Sesma, que tuvo que echar el freno a Jesús Jiménez mediante agarrón, para evitar que el delantero se plantase solo en el uno contra uno. Once contra diez durante casi media hora parecía tiempo de sobra para que los zaragocistas madurasen la victoria.

Pudo saltar por los aires el desarrollo de cuanto se iba a vivir a continuación, en una mano monumental a media altura del debutante Miguel Ángel a tiro de Pablo, que salvó posiblemente el partido. Salvado ese tremendo momento de tensión, los blanquillos se tiraron con todo al ataque, pero sin acierto. Cuando la desesperación de no lograr el objetivo se hacía latente para el Real Zaragoza, Borge, que hacía seis minutos que había entrado, agarró un duro tiro, que por el camino cogió efecto y Artero solo pudo mirar como entraba. Lógica euforia, porque estos puntos son un tesoro.

FICHA TÉCNICA: 

Real Zaragoza: Miguel Ángel, Francés, Escuín, John Otu (Borge, 82), Álvaro Martín, Francho, Jaime (Puche, 74), Castillo, Jesús Jiménez, Alastuey (Marvin, 66) y Benedet (Andreu, 66).

El Olivar: Artero, Iván Vicente, Montllor, Sesma, Ferruz (Aguirre, 66), Alfredo, Rúa (Pablo, 57), Jorge Rey (Jorge López, 59), Iván Azón, Gumiel y Marín (Seguí, 69).

Goles: 1-0, min. 14: Jesús Jiménez. 1-1, min. 25: Gumiel. 1-2, min. 32: Rúa, de penalti. 2-2, min. 43: Francés. 3-2, min. 88: Borge.

Árbitro: Almenara Martínez. Amonestó a los locales Francho, Francés, John Otu y Puche y a los visitantes Jorge Rey y Alfredo. Expulsó con roja directa a Sesma en el minuto 56.

Más información sobre el deporte aragonés en la web de Afición. 

Etiquetas
Comentarios