Afición
Suscríbete por 1€

Afición

El Ebro espera cerrar al entrenador esta semana

El director deportivo, Ander Garitano, trabaja en la contratación del relevo en el banquillo de Emilio Larraz. David Mainz, Javi Cabezas, Tiago Portuga y Teo Tirado ya han renovado.

Ander Garitano, en una imagen de archivo.
El Ebro espera cerrar al entrenador esta semana
Aránzazu Navarro

El Club Deportivo Ebro aprendió a andar e incluso a correr en Segunda División B con Emilio Larraz en el banquillo. Ahora, ya maduro después de tres temporadas en las que ha ido ganando terreno en la categoría de bronce, aunque con las mismas dificultades que por activa y por pasiva se han repetido desde la entidad zaragozana, toca dar forma al cuarto proyecto con nuevo entrenador, al que se espera cerrar esta misma semana, y con jugadores diferentes, pese a que se confía en mantener al grueso de la plantilla que tan buen resultado dio esta campaña.

Son días ajetreados para Ander Garitano. El director deportivo vivió con sufrimiento los últimos coletazos de la liga. Celebró con rabia el gol de Bolo y el agónico triunfo frente a la Peña Deportiva que prolongaba el sueño del ‘play off’ en la penúltima jornada; pero eso y lo que sucedió en Son Malferit ya es pasado. Lo que importa ahora es el presente y el futuro más inmediato. Y ese presente y ese futuro inmediato, ese partido en los despachos del que depende en buena medida lo que suceda durante el curso siguiente, lo juega Garitano, que se mueve estos días entre ofrecimientos, vídeos, informes, negociaciones y valoraciones. Es tiempo de toma de decisiones y la primera de ellas pasa por acertar en la elección del sustituto de Larraz, que se debería concretar esta misma semana.

La huella de Larraz en el Ebro es profunda. Lo saben los aficionados, los jugadores y, cómo no, Ander Garitano. «Será difícil encontrar un entrenador que esté a la altura de Emilio», opina el director deportivo. «Estamos valorando la mejor opción para el club, para este campo, para la idea de juego y para la idiosincrasia del Ebro. Tiene que ser un buen profesional y una buena persona», añade.

El Ebro afronta una temporada en la que las expectativas serán más altas que en veranos anteriores. El sexto puesto en liga y la consecución de una plaza en la Copa del Rey reflejan el avance que se ha producido en la segunda experiencia de los arlequinados en el grupo 3. El papel más brillante de la entidad del barrio de La Almozara será difícil de superar. «El listón está muy alto y no hay que precipitarse. Lo que se hace rápido no suele salir bien», indica Garitano.

Con esa mesura y ese temple que otorga la experiencia trata de conformar el armazón del equipo para el próximo ejercicio. De momento, Javi Cabezas, David Mainz, Tiago Portuga y Teo Tirado ya han extendido su vinculación por una temporada más. El primero participó como titular en 36 partidos y en los dos restantes tuvo minutos. Del delantero de Sádaba tampoco se dudó, ya que participó también en todos los encuentros de liga. Ambos sumaron cinco goles por igual. La aparición de Tiago fue una grata sorpresa, una vez se arregló el tema burocrático después de ser fichado en el mes de enero. El portugués se hizo con un sitio en el lateral izquierdo. En esa defensa, pero en el costado derecho, se acabó asentando Teo Tirado, que se marchó en su primera etapa después de ascender a Segunda B y regresó esta campaña para acabar afianzándose.

Pieza importante fue Borja Martínez, que llegó a un acuerdo con el Elche hace unas semanas, y no continuará a orillas del Ebro. Tampoco lo harán el portero Uros Matic y el delantero Ion Etxaniz. El guardameta solo participó en un partido porque el nivel de Salva, de menos a más, acabó siendo muy alto. El guipuzcoano, uno de los refuerzos invernales, apenas disfrutó de oportunidades.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión