Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Fútbol

Agonía con final feliz para el Ejea

Una injusta expulsión del guardameta ejeano Rafa Santos complicó la eliminatoria a los de Néstor Pérez. Pero el Ejea supo aguantar con diez hombres en el campo para clasificarse a la siguiente ronda.

José Antonio Buen Actualizada 27/05/2018 a las 17:31
Fútbol. Play Off a Segunda División B- Rayo B vs. SD EjeaJosé Ángel Piñero

Se supo sufrir y mucho. De principio a fin, pero lo que a fin de cuentas acabó valiendo fue que el Ejea se clasificó para la segunda eliminatoria de la fase de ascenso a Segunda B. Era de esperar que se pasasen minutos malos, pero quizá no desde tan pronto. El Rayo B salió a remontar la eliminatoria desde el arranque y desde el inicio puso en serios aprietos a un Ejea que era incapaz de tener un mínimo de posesión. Una falta que se perdió desviada y un saque de esquina en los cinco minutos iniciales, eran un aviso de que la mañana podía complicarse.

Las bandas de los locales eran un sendero por donde accedían los laterales e interiores con facilidad. Poco a poco fue pasando el chaparrón. Los de Néstor Pérez no generaban peligro, pero al menos lo ahuyentaban de su área, adelantando algo más las líneas y teniendo más presencia en campo enemigo.

Penalti y expulsión a Rafa Santos

Cuando el partido encaraba el tramo definitivo de su primera mitad, iba a acontecer la jugada polémica de la eliminatoria. En un balón dividido en el área entre Sergio Moreno y Rafa Santos, el delantero llega antes que el meta, que le derriba claramente. Los jugadores locales reclamaron con insistencia la que hubiera sido segunda cartulina para el cancerbero. El colegiado, que en ningún momento pareció tener intención de mostrársela, cambió de repente de opinión, y ante el asombro y cabreo de los cincovilleses, enviaba a la ducha antes de hora a Rafa Santos, de manera totalmente injusta. Sergio Moreno corrió con la ejecución de la pena máxima y no fallaba. Quedaban 45 minutos por delante para defender una renta de un gol con un jugador menos.

Aquí iba a entrar en juego la mayor veteranía de los aragoneses, que supieron templar los nervios a la perfección, y saber jugar con el ansia de los jóvenes rayistas, que lo siguieron intentando, aunque con mucha dosis de precipitación. Albero tuvo también su dosis de protagonistmo, en un par de intervenciones en las que acabó siendo fundamental. Con cinco minutos de añadido castigó el colegiado balear, pero fueron más de nervios que de sustos. Éxtasis de felicidad con el pitido final y pase a la siguiente ronda en el bolsillo.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo