Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CÉSAR SÁNCHEZ

"Me afecta ver que el Zaragoza lo pasa mal"

El ex portero zaragocista vuelve a reencontrarse con su pasado más reciente. Lesionado, estará hoy en la grada.

César posa con un balón en el estadio de Mestalla.
"Me afecta ver que el Zaragoza lo pasa mal"
MANUEL BRUQUE/EFE

¿Cómo ve desde la distancia la dura situación del actual Real Zaragoza?

Tengo un cariño muy especial por el Real Zaragoza, por el club y por toda la ciudad. Y me afecta cuando le veo perder y que lo está pasando mal. Pero quiero pensar en que se dará una situación similar a la del año pasado, cuando también lo pasaron fatal y, al final, consiguieron remontar a tiempo y se salvaron de lo que parecía cantado, el descenso.

Para quienes han formado parte de un Real Zaragoza pujante y ahora están en otros clubes, todo esto debe ser difícil de entender.

En el mundo del fútbol pasan estas cosas. Yo quiero pensar en que todo esto tenga solución todavía. El carácter de la gente de Aragón me hace confiar en que se va a luchar hasta el final por obtener una salida. Seguro que será así.

Cuándo ve a Agapito y su gente en esta dinámica perdedora, ¿recuerda con resquemor su salida del Zaragoza por la puerta de atrás?

No, en absoluto. Siempre digo que entiendo las circunstancias que se produjeron en aquel momento. Fueron momentos críticos y dramáticos para mucha gente. Ni en mi casa ni en mi vida hay una sola palabra de resquemor hacia nadie con quien compartí mi estancia en el Real Zaragoza. Tampoco un pensamiento de rencor.

Hubo quien habló de su elevada edad para justificar su despido. ¿Qué piensa cuando ve que, un tiempo después, se ficha un portero como Leo Franco, con 34 años?

Tengo siempre un enorme respeto por las decisiones de los demás. Nada que decir. Entiendo que uno pueda ver las cosas de una forma un día y, con el tiempo, de otra. Hay que asumir lo que cada uno hace o dice en su momento. Lo que siempre diré es que yo tenía previsto estar mucho más tiempo en Zaragoza del que me permitieron estar. Esa es la verdad.

Y acaba de cumplir 39 años con la vitola de titular en un grandísimo equipo como es el Valencia. En el Zaragoza alguien mirará hacia otro lado cuando le vea defendiendo la portería cada partido.

No lo sé. Yo, cuando salí del Zaragoza, tuve la oportunidad de irme a Inglaterra y no me lo pensé. Al poco tiempo surgió lo del Valencia. Con el paso de los meses, te vas dando cuenta de que lo que sucedió entonces en Zaragoza me ha dado la opción de reinventarme como portero. He encontrado lo que necesitaba para seguir ilusionado por hacer lo que más me gusta, que es jugar al fútbol bajo los palos y con los guantes puestos. Así que estoy agradecido a todo el mundo porque, de una manera u otra, con sus decisiones, me han permitido continuar demostrando que, con mi edad, estoy física y mentalmente al cien por cien para seguir rindiendo en un gran club.

Por el Zaragoza de hoy en día, nadie da un céntimo en Mestalla. ¿Cree que tiene alguna opción de sorprenderles en su campo?

En Primera División cuesta mucho ganar a cualquier rival y en el Valencia podemos dar fe de eso. A nosotros, cada victoria que hemos logrado nos ha costado mucho sudor y trabajo duro. Da igual que el Zaragoza venga agobiado por la clasificación. Si nosotros no ponemos los cinco sentidos durante los 90 minutos, somos tan vulnerables como el que más. Solo el Madrid y el Barça están por encima del resto a la hora de afrontar los partidos con cierta calma. Y, últimamente, ni eso. Además, en el Valencia estamos ya con un calendario lleno de partidos exigentes en todas las competiciones y eso, por experiencia, acaba notándose un día u otro. Yo ya he advertido que habrá que tener cuidado con el Zaragoza.

Pero ya les sorprendió el Mallorca el sábado pasado ganándoles 1-2 en Mestalla. Y va a ser complicado que se den dos sorpresas seguidas.

Es verdad que la gente se pone mucho más en alerta cuando sucede un accidente como ese que tuvimos ante el Mallorca. Nos pillaron mal colocados en los primeros 20 minutos y nos hicieron dos goles. Después, ya fue imposible superarles. Supongo que ante el Zaragoza se habrá aprendido esa lección, pero nunca se sabe.

¿Piensa batir récords de edad en la portería jugando hasta más allá de los 40 o su retirada está cercana?

No tengo ni idea ni me lo planteo. Mi intención es seguir jugando mientras vea que estoy bien, sin engañarme y sin engañar a nadie más. Si ese momento es dentro de un año, espero verlo con claridad y saber apreciarlo a tiempo. Si es dentro de tres años, pues será dentro de tres. Ahora solo pienso en disfrutar como lo estoy haciendo, que es un montón.

Etiquetas