Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Admitida a trámite la propuesta de convenio del Real Zaragoza

El Zaragoza logró la quinta parte del pasivo, exigido por ley, para impulsar su proyecto. Las cajas no apoyaron por fin la iniciativa, que plantea una quita del 50 por ciento y el pago en ocho años.

Agapito Iglesias y Javier Porquera.
Admitida a trámite la propuesta de convenio del Real Zaragoza
HA

El Real Zaragoza logró ayer, con el respaldo de más de la quinta parte de la cuantía que adeuda -tal y como marca la ley- formalizar la propuesta anticipada de convenio, que ya ha sido admitida a trámite en el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Zaragoza. La iniciativa había sido impulsada por la entidad deportiva para conseguir a lo largo del miércoles y el jueves el apoyo exigido por la legislación; algo que no pudo rubricar. Finalmente ayer, en un día de prórroga al que la entidad tenía derecho a acogerse, la sociedad logró los apoyos solicitados, sin el apoyo de Ibercaja, Caja Inmaculada y Cajalón, a las que se les planteó el respaldo hasta el último instante.

El Zaragoza quiso mantener abierto un cauce de diálogo hasta la mañana de ayer, cuando acababa el plazo. Sin embargo, las entidades financieras han preferido, de momento, permanecer al margen del proyecto.

La solicitud se ha tramitado en el Juzgado, que abre un paréntesis en su actividad hasta el próximo mes de septiembre. Será entonces cuando se aceleren los pasos para formalizar el convenio.

Adhesiones de acreedores

La propuesta anticipada de convenio establece una quita del cincuenta por ciento -el pago de la mitad de la deuda- y una espera de ocho años. Como condición se fija que la entidad debe conseguir al menos cuatro millones de euros por temporada por la venta de jugadores. Las condiciones son muy similares a las que se habían barajado desde el principio del proceso, teniendo en cuenta la delicada situación por la que atraviesa la entidad.

Una vez admitida a trámite, a partir de septiembre, deberá ser aceptada por el Juzgado, si corresponde, y será entonces cuando se plantearán las adhesiones de los acreedores que quieran sumarse a esta propuesta de convenio.

La iniciativa se pone en marcha al margen del trabajo de los administradores concursales, que siguen adelante con el proceso de elaboración de la lista definitiva de acreedores, que quedará confeccionada entre finales de septiembre y primeros de octubre.

Sin embargo, el convenio que quiere ponerse en marcha supone acortar los plazos y acelerar los trámites para garantizar que el Zaragoza pueda salir cuanto antes de la situación de concurso en la que se encuentra.

El proceso dio un giro en el día de ayer, en esa jornada de prórroga solicitada por la entidad para intentar lograr las adhesiones que precisaba para sacar adelante el convenio. El jueves se respiraba un ambiente de cierta decepción. El Real Zaragoza confiaba en poder impulsar la iniciativa con el respaldo de las cajas de ahorro que, sin embargo, se han mostrado reticentes a entrar: «Se ha superado ampliamente ese 20 por ciento exigido -explicaba ayer el abogado del Real Zaragoza Alfonso Gracia-, sin que se hayan sumado las cajas. Tenemos la esperanza de que después entrarán al convenio».

Reconocía Gracia que el Real Zaragoza pensaba que iban a aceptar la idea surgida desde el club, pero al final ha tenido que presentar la propuesta ante el Juzgado sin el respaldo de las entidades financieras.

Ayer, de todas formas, la tranquilidad había vuelto a un entorno blanquillo que confía en encarrilar el proceso abierto y acelerar el acuerdo y los pagos a los acreedores. El Zaragoza impulsa una iniciativa prevista en el proceso que garantiza una mayor celeridad. Ayer, la entidad transmitía su agradecimiento a quienes se han sumado a la iniciativa: «La Sociedad Anónima Deportiva y su presidente, en particular, quieren transmitir su agradecimiento y reconocimiento público al conjunto de acreedores que se han adherido inicialmente a dicha propuesta».

¿Y quién ha respondido? Desde el club se explica que han sido los clubes extranjeros, los pequeños empresarios zaragozanos, también clubes españoles y, sobre todo, muchos zaragozanos. «Hay mucha gente que es consciente del sacrificio que supone esta situación -explica Alfonso Gracia-, pero que lo aceptan por el zaragocismo y por las ganas de ayudar al club».

El reto que a partir de ahora tiene planteado el Real Zaragoza, una vez que el Juzgado acepte la propuesta, es garantizar que se aceleren los trámites para poder salir de su actual situación. Si el proceso se consolida, la sociedad confía en poder salir de la ley concursal muy probablemente a finales de este mismo año.

Etiquetas