Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Acciones para todos

Agapito Iglesias ha iniciado la cesión de acciones para cerca de 11.000 abonados.

Reunión de una pasada Junta General de Accionistas
Acciones para todos
ESTHER CASAS

El presidente del Consejo de Administración del Real Zaragoza, Agapito Iglesias, ha comenzado ya el proceso de cesión de acciones al que se comprometió el verano pasado, al término de la campaña deportiva.

El máximo responsable de la entidad blanquilla explicó entonces que su intención era ceder parte de su paquete accionarial a los socios que estuvieran interesados en participar de la propiedad de la entidad blanquilla. La iniciativa no pone en peligro su hegemonía.

Según explica la entidad, la idea ya está en marcha y, con este motivo, el club ha enviado un escrito a los abonados cesionarios de acciones, «que empezarán a recibir a partir de hoy -por ayer-, y en el que se les comunica el número de acciones que les han correspondido», en función de sus circunstancias específicas.

Las condiciones eran las siguientes: los abonados cuya antigüedad fuera de cuatro temporadas o más, recibirían gratuitamente ocho acciones, cada una de las cuales tiene un valor nominal de 1 euro; aquellos cuya antigüedad sea de tres temporadas, 6 acciones; los de dos campañas, 4 acciones; y los recién llegados, 2 acciones.

A esta iniciativa, según reconoce el Real Zaragoza, se sumaron unos 11.000 abonados, lo que ha condicionado el reparto de las acciones.

Así que, ante la solicitud de explicaciones por parte del Movimiento Avispa, crítico con la gestión del presidente Agapito Iglesias, el club ha hecho oficial que la iniciativa se encuentra en pleno desarrollo. Según explica el club en su página oficial, «el proceso, pionero en el fútbol español, ha sido un poco más lento de lo esperado ya que afortunamente -dice la nota del Real Zaragoza- han sido muchísimos los abonados que dieron conformidad a la donación de acciones, aproximadamente, unos 11.000».

Los abonados tenían la opción de sumarse a esta plan en el momento en formalizar la renovación de su abono. Debían firmar un documento de transmisión de acciones. Se pretendía así «lograr un Real Zaragoza más participativo, incrementando su masa social».

El gesto del Zaragoza coincide con un escrito del Movimiento Avispa en el que reclama la acciones prometidas: «Creemos que ante los momentos críticos que atraviesa la entidad -relatan los opositores-, tenemos el derecho, incluso la obligación, de agruparnos (...), ejercer la presión necesaria para impulsar mejoras en las prácticas de gobierno, a hacer un club más transparente, a preguntar y opinar».

Etiquetas