Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

málaga - real madrid

A apuntalar su buena racha

El conjunto blanco busca consolidarse tras su última victoria ante un Málaga que todavía no ha ganado en casa.

El Málaga buscará su primera victoria como local en lo que va de Liga y un triunfo histórico frente al Real Madrid, al que no ha ganado todavía desde su refundación en 1994, mientras que el equipo de José Mourinho espera confirmar sus buenas sensaciones tras las goleada ante de hace dos semanas ante el Deportivo (6-1).

El equipo malagueño lleva sin conseguir un triunfo en La Rosaleda desde el pasado 21 de marzo, cuando venció al Villarreal. Ha perdido en sus tres partidos como local en el actual campeonato en las visitas de equipos de la zona alta de la clasificación: Valencia (1-3), Sevilla (1-2) y Villarreal (2-3).

El entrenador local, Jesualdo Ferreira, quiere traspasar a los partidos en su estadio la buena imagen de su equipo a domicilio. Cuenta con las bajas de Eliseu por sanción y del guardameta Rubén Martínez, por lesión, por lo que el portero ítalo-brasileño Rodrigo José Galatto volverá al once inicial.

Además, en la convocatoria de 18 jugadores son novedad Galatto, Manu Torres, Malagueño, Portillo y Edinho, que sustituyen a Eliseu, sancionado, Rubén lesionado, y Fernández, Iván González y Baha, por decisión técnica.

El Málaga y el Real Madrid se han enfrentado en nueve ocasiones en La Rosaleda con cinco victorias visitantes y cuatro empates, la última (1-1) en el cierre de la temporada pasada y que sirvió al conjunto malacitano para mantenerse en Primera División.

Esta temporada, el conjunto madridista llega a Málaga advertido por su entrenador, José Mourinho, de no cometer un exceso de relajación. Sabe el técnico portugués que se juntan dos condicionantes peligrosos. Un encuentro tras partidos internacionales y en la previa de una jornada de Liga de Campeones, en la que el Real Madrid protagonizará un bonito duelo ante el Milán italiano.

La cabeza debe estar en La Rosaleda. Es la petición de Mourinho, que repetirá el equipo que vapuleó sin dificultad en el Bernabéu al Deportivo de la Coruña, para pasar de ser un equipo con media baja goleadora a ser el máximo artillero de la Liga. El único cambio obligado es la entrada de Álvaro Arbeloa en lugar de Sergio Ramos.

El defensa andaluz regresó lesionado de Glasgow, donde jugó con España ante Escocia con molestias en su rodilla derecha que acabaron en una elongación. Se suma Ramos a las bajas por lesión de larga duración de Ezequiel Garay, Fernando Gago y el brasileño Kaká.

Vuelve Pedro León

Aunque comenzará en el banquillo, la noticia de la convocatoria de Mourinho es el regreso de Pedro León. Su polémica ausencia ante Auxerre y Deportivo levantó todo tipo de especulaciones, pero vuelve a contar para su entrenador. También regresan a la lista, una vez recuperados de sus esguinces, Raúl Albiol y Sergio Canales.

El Real Madrid está obligado a mejorar sus números fuera del Bernabéu, donde solo ha conseguido un triunfo en tres partidos. Fue en San Sebastián ante la Real Sociedad. Cedió dos empates sin goles en Mallorca y ante el Levante. Si mejora a domicilio opta a la conquista del liderato.

Etiquetas