Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

A Agapito no le sale nada

A las 23.35, el Zaragoza despositó en la LFP un cheque por 2 millones de euros para pagar al Dépor la respesca de Lafita, pero Lendoiro no lo admite. El centrocampista Ángel Lafita no ha participado en la primera sesión de entrenamiento del Deportivo tras el cierre del mercado.

Ángel Lafita, en el medio del huracán.
A Agapito no le sale nada
EFE

Ayer, Agapito, Poschner y toda el área deportiva del Real Zaragoza concluyeron el mercado estival de fichajes con un estruendoso fiasco respecto de los objetivos que perseguían para definir la plantilla zaragocista. Ni fichajes, ni traspasos, ni cesiones. Ni salidas, ni entradas. Nada de nada. Ni lateral derecho, ni defensa central, ni delantero centro. Ni contrataciones anunciadas y previstas, ni sorpresas de última hora.

 

La frenética y rocambolesca última jornada del mercado estival en la sede zaragocista transcurrió en la clandestinidad y no dio señales de vida exterior hasta que solo faltaban 25 minutos para el cierre del plazo de contrataciones. Y tuvo que ser con Ángel Lafita como sujeto protagonista, la única operación que dependía directamente de la voluntad del Real Zaragoza a través de la cláusula de recompra que figura en el contrato de cesión que hace dos años llevó al canterano al equipo de Riazor y que ahora cumple su tercer capítulo.

 

Agapito Iglesias, en un movimiento desesperado después de un día aciago para los intereses del empresario soriano, había anunciado a Augusto César Lendoiro en torno a las 20.45 que iban a ejecutar la recompra del interior aragonés. A las 23.35, el jefe de compras de la entidad zaragozana -Juan Arbiol- llegó a la sede de la Liga de Fútbol Profesional en Madrid con la documentación en la que, en La Coruña, esperaban la justificación del pago de los 3,5 millones de euros más IVA que, a criterio de Lendoiro, habría dado vía libre para el retorno de Lafita al Zaragoza. Pero, según el dirigente gallego, que apareció en una súbita rueda de prensa nada más sobrepasarse las 12 de la noche, el cheque de Cajalón que depositó el Real Zaragoza es solo por 2 millones de euros.

 

"No estamos de acuerdo con esa cantidad, que no responde a lo que dice el contrato entre ambos clubes. Tendría que ser de 3,5 millones y, en todo caso, no se contempla el IVA que tendría que ir incluido", comenzó diciendo Lendoiro antes de pasar a su aseveración rotunda que anuncia un conflicto de grandes dimensiones con el Deportivo. "Lafita sigue siendo jugador nuestro a todos los efectos y el futbolista se queda en La Coruña hasta que resuelvan los juzgados o la Comisión de Licencias de la Liga de Fútbol Profesional. Consideramos que el Real Zaragoza no se atiene a la filosofía del contrato que se firmó en su día y ejerce una opción de compra fuera de plazo y por unos precios que no se corresponden a lo pactado", añadió Lendoiro en su comparecencia en las oficinas deportivistas.

 

Mientras el presidente del Deportivo afirmaba esto, simultáneamente, el Real Zaragoza emitía una breve nota de prensa cuyo contenido expresaba todo lo contrario del discurso de Lendoiro. "El Real Zaragoza ha hecho efectivo el ejercicio de la opción de recompra del jugador Ángel Lafita Castillo al depositar en la Liga de Fútbol Profesional la cantidad estipulada en el contrato existente con el Deportivo de La Coruña. Ángel Lafita ha firmado, asimismo, el correspondiente contrato federativo con el Real Zaragoza, por lo que pasa a formar parte de la plantilla zaragocista para las tres próximas temporadas", manifestó de forma impersonal la entidad aragonesa a las 00.15.

 

Desde las 20.45, miembros de la empresa de representación Bahía Internacional -la que lleva a Lafita- y los máximos dirigentes blanquillos habían discutido acaloradamente la redacción de ese contrato que ahora queda en el aire hasta que la justicia deportiva dictamine si el jugador es de nuevo propiedad del Zaragoza o esta operación es papel mojado.

 

Lafita tenía comprometido un boceto de contrato desde que aceptó marcharse a préstamo a La Coruña hace dos veranos. Ese vínculo era por cuatro años a razón de unos 0,5 millones de euros de ficha anual. Tras sus dos buenas campañas en Riazor, jugador y agentes han considerado que esa cifra debía ser bastante mayor, mucho más teniendo en cuenta algunos salarios que rigen en el vestuario zaragocista en estos momentos. Al final, se reduce el compromiso a tres campañas y Lafita cobrará alrededor de 0.8 millones por año. Eso sí, si los jueces de la Liga o, en su defecto, los juzgados de La Coruña (Lendoiro insistió mucho en este detalle localizador), le dan la razón al Zaragoza. Y eso está por ver.

 

La LFP y la AFE aconsejan al jugador que no entrene con ningún equipo

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) y la Liga de Fútbol Profesional han recomendado al centrocampista Ángel Lafita que no se entrene con el Deportivo ni el Zaragoza hasta que se resuelva en qué club jugará esta temporada. 

La Liga, que en su página web dio de alta a Lafita en el Zaragoza "pendiente de la concesión de la licencia", ha abierto un proceso para que los clubes presenten alegaciones. Mientras la Liga no dé a conocer la decisión definitiva, aunque el Deportivo podría recurrir después a la Justicia Ordinaria, ha recomendado a Lafita que no se entrene con ninguno de los clubes.

Así lo reveló el entrenador del conjunto coruñés, Miguel Ángel Lotina, en su comparecencia ante los medios de comunicación en la ciudad deportiva de Abegondo.

"Hemos hablado con Lafita un par de veces y le han dicho que no haga nada, que espere a la resolución. Habló con la AFE y la Liga y le han dicho que no entrene con ningún equipo hasta que decida", indicó el técnico deportivista.

La resolución, según explicó Lotina tras las conversaciones con el centrocampista maño, podría llegar en dos o tres días.

Etiquetas