Despliega el menú
Deportes

CAI ZARAGOZA

Amigos para siempre

Los Barrios ha ayudado a encallar al Bruesa con sus dos grandes triunfos sobre los vascos.

Es probable que mañana el CAI Zaragoza y el Club Villa de Los Barrios se enfrenten por última vez... en la liga LEB. Será un duelo a muerte entre un equipo que anhela certificar el ascenso a la ACB cuanto antes y una escuadra que apura sus opciones de clasificarse para los 'playoff'. Pero al margen de esta imposición competitiva, un halo de amistad o simpatía perfumará a ambos contendientes. Muchas son las circunstancias que les unen:

1. El gran verdugo del Bruesa. El mayor aliado del CAI en la presente campaña ha sido Los Barrios. El conjunto gaditano ha firmado una hazaña mayúscula: derrotar al todopoderoso Bruesa en los dos choques, a domicilio y en casa. Una puñalada mortal de necesidad para los donostiarras y un guiño vital para los aragoneses. El primer zarpazo se produjo el 30 de noviembre en el fortín de Illumbe (74-79) y el remate tuvo lugar la pasada semana en el pabellón Soldado Samuel Aguilar, con un agónico 69-66 que ha situado al CAI en la antesala de la ACB. A buen seguro, en San Sebastián padecerán pesadillas con los jugadores andaluces como grandes protagonistas.

2. El pabellón talismán. Si una cancha le ha resultado plácida al CAI en su travesía de seis años por las catacumbas de la LEB, ésa ha sido la del Soldado Samuel Aguilar. Este modesto recinto, con apenas 2.000 localidades de aforo, solo ha contemplado victorias rojillas. Una relación de amor que arrancó en 2002 (76-82, con grandes actuaciones de Carlos Martínez y Fran Murcia) y que se perpetuó en 2003 (77-87, con unos determinantes Ciorciari, Lescano y Hill), en 2004 (83-92, con la intervención estelar de Asier García), en 2006 (74-104, alumbrados por Washington, Billy Keys y Lescano) y nuevamente en 2006 (93-95, bajo la batuta de Heshimu Evans y Victoriano). La tradición no se ha roto en la presente campaña (79-92, con la tripleta Victoriano, Victor y Phillip).

3. Dos ex rojillos en las filas de Los Barrios. Tantos años en la categoría de plata del baloncesto nacional hacen que cada semana se produzca al menos un reencuentro con algún ex rojillo. El Club Villa de Los Barrios no será una excepción. Francesc Sabaté y José Antonio Ferrer retornarán a la que fue su casa. El barcelonés estuvo presente en el ejercicio 2003-2004, aquel que concluyó con la derrota en el quinto partido en Granada. Participó en 43 partidos, con una aportación secundaria pero valiosa. La campaña siguiente ascendió a la ACB con un Menorca entrenado por Curro Segura. El ibicenco Ferrer dejó su impronta en Zaragoza durante dos temporadas (2003-2004 y 2004-2005). Estaba llamado a ser uno de los jugadores nacionales más sobresalientes de la categoría y cumplió a medias. Tampoco pudo contribuir al ascenso e ingresó en las filas del Alerta Cantabria.

4. Un técnico que apuesta por el CAI. Moncho Fernández es un joven técnico gallego, curtido en la ACB como ayudante en el Breogán. Devora su segunda campaña al frente del Club Villa de Los Barrios. Se caracteriza por su valentía y por una interesante optimización de recursos. Unas cualidades que sacó a la luz la pasada semana, en los días previos al duelo contra el Bruesa, cuando apuntó al triunfo sin ningún complejo. "Podemos ganarle al Bruesa perfectamente", señaló. Incluso dio como gran favorito al CAI Zaragoza para adjudicarse la primera plaza de la clasificación en la liga regular. No escatimó elogios hacia los aragoneses: "Están un paso por delante del resto".

Etiquetas