Despliega el menú
Deportes

FÚTBOL SOLIDARIO

25.000 con Aspanoa

La cita benéfica entre veteranos del Zaragoza y del Real Madrid llenó la grada de La Romareda en la mañana de ayer.

Dos a tres. Sí, ganó el Real Madrid y perdieron los veteranos del Real Zaragoza. Pero nunca importó tan poco una derrota. Lo que ayer se vivió en La Romareda, se mire por donde se mire, fue una victoria contra el cáncer. Los cinco goles que se marcaron en el partido de Aspanoa (Asociación de Padres de Niños Oncológicos de Aragón) entre veteranos zaragocistas y madridistas, autores aparte, fueron firmados por los miles de aficionados que empujaron el esférico hasta el fondo de la red acudiendo a este solidario acto.

La grada ayer mostró una imagen inédita esta temporada. 25.000 personas quisieron responder a la llamada de Aspanoa y componer así una bonita estampa. El césped ayer estaba brillante. Verde como siempre pero rodeado de ese aroma festivo que marca estas altruistas citas. Antes de que el partido echase a correr, se homenajeó a la Federación Aragonesa de Fútbol y se guardó un minuto de silencio en recuerdo de José Antonio Gómez de la Fuente, el consejero del Zaragoza que falleció el sábado.

El primer gol llegó a los diez minutos de partido. Poyet, con un cabezazo, coló el primero de los cinco tantos del partido y daba ventaja a los locales. Poco después, un despeje de Blesa acabó en el fondo de la meta del Zaragoza, devolviendo las tablas al marcador. Xavi Aguado adelantaría de nuevo al Zaragoza al viejo estilo, con un gran remate de cabeza y, minutos más tarde, el argentino Esnáider se ocuparía de establecer la igualada para los blancos -ayer, azules-.

Ya en el segundo acto, Iván Pérez ponía el definitivo 2-3. En definitiva, un elenco de viejas estrellas sobre el campo. Hay quien tuvo el corazón como Esnáider, Aragón o García Cortés. En la banda, otras figuras como Alfredo Di Stefano, Canario, Zoco y Pachín, vibraban como si de corto estuviesen vestidos.

"Es primordial, ante todo, que la gente responda año a año a una causa benéfica como están haciendo para que esto pueda ser una auténtica fiesta", comentaba Juan Señor sobre el ambiente que se vivió ayer. "Ver a tanto público empuja a cualquier equipo", afirmó el veterano del Real Zaragoza.

El partido de Aspanoa, simplemente, volvió a ser un éxito, gracias en parte a las viejas glorias del Real Madrid, que se sumaron al espectáculo de forma desinteresada. Una iniciativa solidaria en la que todo un clásico como Emilio Butrageño se mostró "encantado" de participar.

"El cuerpo empieza a no reaccionar, pero la pasión por el fútbol no se pierde", comentaba el ex futbolista del Real Madrid. "La Romareda es un estadio con solera -añadía-, con mucha tradición y que me trae. Además jugar ante tanta gente siempre es un estímulo".

Etiquetas