Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

FÚTBOL REGIONAL

22 partidos de sanción

El comité de competición de la Federación Aragonesa de Fútbol impone un castigo histórico al entrenador de la Peña Ferranca. Indignación en el club del Vero.

Santiago Gilaberte, durante un entrenamiento.
22 partidos de sanción
CINTIA SARRíA

Nunca el comité de competición de la Federación Aragonesa de Fútbol (FAF) había sancionado con tanta dureza a un entrenador. Santiago Gilaberte Labuena, técnico de la Peña Ferranca de Barbastro, ha sido castigado con 22 partidos como consecuencia de las incidencias reflejadas en el acta del encuentro de Regional Preferente Peña Ferranca-Grañén, disputado el pasado domingo en la ciudad del Vero.

El choque finalizó con el resultado de 0-2. Gilaberte fue expulsado en el minuto 23 por el colegiado Mur Oto. Igualmente, vieron la tarjeta roja los jugadores de la Ferranca David Clau (minuto 65) y Borja Escala (minuto 89). No obstante, los elementos que sostienen el histórico fallo no aparecen en el acta arbitral, sino en el anexo que el árbitro realizó con posterioridad al encuentro. Según la redacción de ese anejo, el juez de competición de la FAF ha sancionado a Gilaberte con un total de 22 partidos, cantidad resultante de la adición de cinco sanciones originadas por vulnerar otros tantos artículos del régimen disciplinario.

La comunicación de la FAF indica que Gilaberte ha sido castigado con dos partidos de suspensión por protestar de forma insistente al árbitro principal o asistentes (artículo 120). También, con un partido de suspensión por dirigirse a los árbitros en términos o con actitudes injuriosas o de menosprecio (art. 117). Igualmente, tres partidos de suspensión y la accesoria multa por el incumplimiento de la obligación de, tras su expulsión, abandonar el terreno de juego y dirigirse a los vestuarios, sin posibilidad de presenciar el partido desde la grada (art. 114.2). Con ocho partidos de suspensión por amenazar o coaccionar al árbitro, asistentes, directivos o autoridades deportivas (art. 95). Y, finalmente, con otros ocho partidos de suspensión por provocar la animosidad del público obteniendo tal propósito (art.93). Dos más uno, más tres, más ocho, más otros ocho: 22. Lo dicho: histórico.

Indignación en Barbastro

En la Peña Ferranca recibiron la noticia con indignación. Su presidente, José Luis Blázquez, estaba ayer muy dolido. «Antes de nada, quiero decir que no lo hemos hecho bien, que los incidentes que ocurrieron el domingo no pueden volver a pasar. Dicho esto y siempre después de reconocer el error, tengo que decir que la sanción me parece una barbaridad, que es una sanción histórica y que en el campo de la Peña Ferranca no ocurrió nada histórico. A mi juicio, es un exceso en toda regla un castigo de 22 partidos cuando nuestro entrenador no agredió a nadie. En el fútbol regional, todos sabemos de agresiones que no han sido castigadas con esta dureza. No es justo lo que han hecho con nosotros», se lamentó Blázquez.

¿Qué hacer ahora? «Vamos a reunirnos la junta directiva. No sabemos qué hacer. Si te callas, es como si aceptaras la sanción. Si protestas... quizás peor. En el fútbol nos conocemos todos... Solo un vídeo con sonido podría exculparnos de algo que no ha sido tan grande como ha sido castigado. Los árbitros lo tienen mucho más fácil. Con escribirlo en el acta se da por cierto», concluyó Blázquez.

Etiquetas