Deportes
Suscríbete por 1€

balonmano

Derrota repleta de esperanza del Balonmano Casademont

El conjunto zaragozano cae ante los cántabro en un notable partido y ante 1.500 espectadores en el pabellón Siglo XXI. 

Felipe Borges mueve desde la primera línea ante la oposición de Thiago Teixeira.
Felipe Borges mueve desde la primera línea ante la oposición de Thiago Teixeira.
Toni Galán

La derrota, hay que precisar, solo debería figurar en el marcador, en ese apretado 31-33 que le permitió al Santoña atrapar el Trofeo Ibercaja Ciudad de Zaragoza. En verdad, el BM Casademont Zaragoza cantó victoria en todos los sentidos. Victoria en la pista y victoria en la grada, con una notable imagen de este imberbe equipo que se subió a las barbas del veterano equipo cántabro, y, sobre todo, en la grada, con 1.500 espectadores en el pabellón Siglo XXI, es decir, toda el graderío del palco. La película acaba de comenzar, pero, desde luego, promete.

Seis años después, arranca un proyecto zaragozano creíble con marchamo de Liga Asobal. Ese es el destino de la singladura que acaba de nacer. Antes incluso de la partida, la presencia en el palco de Reynaldo Benito y de Artemio Echeverríbar (Alberto Sainz también está volcado con la causa) plasman sin duda posible el objetivo de la iniciativa. Los demás hace ya tiempo que están trabajando desde abajo. Es cierto que Jorge Gómez ejerce un efecto multiplicador en el rendimiento del conjunto con su solvencia en la portería. O que Felipe Borges es el cerebro, trasladándose del extremo a la primera línea. Pero la herencia no es moco de pavo. Hay una base, una labor anterior del Zaragoza BM. El talento de Juan Martínez (ocho goles y muchísimo descaro) y la autoridad de Mario Ania en la primera línea no han venido de la nada. Qué decir de Dani Sanjuán y su mano de cirujano desde el extremo. Tres chavales muy interesantes. Los demás, no son mancos. Y valientes, muy valientes. Como Cendoya o Zakaria en el pivote. O Alejandro Sanz, que, pese a su nombre de cantante, no canta precisamente en el portería. Lo dicho, muchos motivos para la esperanza en el equipo que gestiona Álex Egea.

Había rival enfrente. Equipo de superior categoría. Las categorías están para algo en el balonmano y en todos los deportes: para aquilatar potenciales. Con un campeón de Europa, Julián Ruiz, como entrenador, el Santoña no vino a pasar la tarde a Zaragoza. Balonmano serio, solvente en todo. Y competitivo. Cuando fue necesario, Julián Ruiz hasta presionó a las árbitras, Lorena García y María Salas, que, por cierto, estuvieron a la altura del partido.

Y además de entrenador, jugadores que van sobrados en División de Honor Plata, como Javier Valverde, Sergio Murcia o Guillermo Herrero. Y buenos porteros. Pero, por encima de todos, el aragonés Cristian Postigo, que firmó un encuentro extraordinario. Ha pasado mucho tiempo desde que el hijo del mítico Carmelo Postigo saltara al primer equipo del glorioso CAI Aragón. Se marchó después a Santander, donde triunfó su padre en el añorado Teka. Aprobó una oposición como maestro en Cantabria. Se casó hace apenas un par de meses. Ya ha superado la treintena. Ha perdido un poco de pelo, pero sigue jugando de cine al balonmano. Ayer rubricó 11 goles. Su duelo atacando desde el extremo al gran Jorge Gómez fue de otro tiempo, de cuando el CAI Aragón hacía sentir su aliento en el cogote del mismísimo Barça. A ese tiempo nos devolverán los Juan Martínez, Sanjuán, Ania, Zakaria... Ayer, el marcador dice que perdimos, pero todo el mundo abandonó el pabellón cantando victoria. Esto va en serio. El balonmano ha regresado a Zaragoza.

Ficha técnica: 

BM Casademont Zgz: Jorge Gómez (p), Jorge Ortega (3), Dani Sanjuán (6), Miguel Lanero (1), Felipe Borges (1, 1p), Mario Ania (5), Ignacio Bea (1) -siete inicial-, Zakaria Rhabi (3), Noé Fron (2), Juan Martínez (8, 4p), Félix Úbeda (1), Luis Oliván (-), Miguel Salmerón (-) y Alejandro Sanz (ps).

BM Santoña: Lautaro Fernández (p), Javier Valverde (4), Iván Garma (-), Hamza Bonsmaha (4), Cristian Postigo (11, 5p), Sergio Murcia (5), Óscar Camacho (-) -siete inicial-, Luis Arnau (-), Pablo Gómez (1), Thiago Teixeira (4), Guillermo Herrero (3, 2p), Manuel Castaño (-) y Pérez Landáburu (ps).

Parciales: 1-2, 6-6, 9-9, 11-12, 13-13, 15-17 (descanso), 20-19, 23-23, 23-26, 25-28, 28-30 y 31-33 (final).

Árbitras: Lorena García y María Salas (Comité Aragonés). Excluyeron a Noé Fron; Sergio Murcia, Pablo Gómez y Thiago, Teixeira.

Incidencias: Trofeo Ibercaja Ciudad de Zaragoza. Se jugó en el pabellón Siglo XXI. Alrededor de 1.500 espectadores.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión