Deportes
Suscríbete

ciclismo

Aragón, territorio BTT

La Comunidad se ha convertido en referente del ciclismo de montaña. Desde el imponente Pirineo hasta la sierra ibérica turolense, pasando por las llanuras del valle del Ebro, se distribuyen más de 300 rutas catalogadas por su dificultad.

El Matarraña es uno de los paraísos BTT en la Comunidad.
El Matarraña es uno de los paraísos BTT en la Comunidad.
FAC

Aragón se ha convertido en un referente de la BTT. Desde el imponente Pirineo hasta la sierra ibérica turolense, pasando por las llanuras del valle del Ebro, se distribuyen más de 300 rutas catalogadas por su dificultad. Debutantes, ciclistas avanzados, apasionados del descenso… el territorio ofrece múltiples posibilidades.

Las más conocidas, probablemente, son la Transpirenaica, el Camino Natural del Ebro y las cuatro vías verdes (cinco si se tiene en cuenta el anillo verde de Zaragoza); pero hay otras rutas más desconocidas que permiten disfrutar de los montes aragoneses sobre dos ruedas, y también otras que están en proyecto.

La DGA, dentro de la Estrategia Aragonesa de la Bicicleta, pretende crear una ruta Eurovelo que recorra gran parte de la Comunidad. A mediados de junio se completó un estudio del futuro trazado, que discurrirá entre Zaragoza y Orihuela del Tremedal a través de 340 kilómetros divididos en nueve etapas.

El proyecto pretende aprovechar al máximo las infraestructuras que ya existen o están en proceso. Así, la salida discurrirá por futuro carril bici metropolitano entre la capital aragonesa, Cuarte y María de Huerva; para después continuar por la red de caminos ciclables hacia Teruel.

Allí, en el recorrido entre Muel y la estación de los Baños, se recuperará el antiguo recorrido del tren minero de Utrillas y el del tren nonato Teruel-Cuencas Mineras, creando una vía verde de unos 160 kilómetros entre Belchite y Teruel; y es que hace tiempo que Aragón apuesta por darle vida a los trazados ferroviarios que están en desuso.

De hecho, la mayor parte de las vías verdes que ya existen en la Comunidad han sido convertidas en caminos naturales. Es el caso de la Vía Verde de Ojos Negros, que atraviesa el antiguo trazado del ferrocarril que transportaba el lignito extraído en las minas hasta el puerto de Sagunto. En 1972 se abandonó definitivamente, y en las últimas décadas está siendo aprovechado por los amantes de la bicicleta.

El tramo que está completamente acondicionado se desarrolla desde Barracas (Castellón) hasta Santa Eulalia (Teruel), atravesando las sierras de Gúdar y Javalambre hasta el valle del Jiloca, y el Gobierno de Aragón plantea un nuevo proyecto que una la capital turolense con Alcañiz.

Otra reconocida vía verde es la del Tarazonica, modesto tren, desaparecido a comienzos de los 70, que enlazaba Tarazona con Tudela y ahora señala una cómoda ruta de 22 kilómetros que une el Ebro con el Moncayo por las riberas del Queiles y el somontano del Moncayo.

Igualmente cómoda es la vía verde del Canfranero, trazado de casi 5 kilómetros que corresponden al antiguo trazado del ferrocarril Huesca-Canfranc. Este tramo dejó de utilizarse con la construcción de la variante ferroviaria de la capital altoaragonesa en 2007 y ha sido acondicionado.

Del mismo modo, la Vía Verde de Val de Zafán, antigua vía que unía el Bajo Aragón con Tortosa, también ha sido habilitada para el uso turístico. Su punto de partida se encuentra en La Puebla de Híjar, continúa por Samper de Calanda, Puigmoreno, Alcañiz, Valdealgorfa y Valderrobres con un ligero ascenso; y a partir de Cretas, aproximadamente, se convierte en favorable para descender hacia Horta de Sant Joan, Benifallet, Xerta, y morir en Tortosa.

En total, 130 kilómetros de dificultad media y claramente divididos paisajísticamente. Nada tiene que ver el primer tramo, seco y menos cuidado, con la bajada del verde Matarraña, comarca que se preocupa por explotar el turismo ciclista.

Recientemente, en Fuentespalda, se presentó el proyecto denominado Sierras Matarraña, que conecta la citada localidad con Monroyo, Peñarroya de Tastavins, Ráfales y Torre de Arcas a través de una gran ruta que se ha realizado con fondos Feader, gestionados en parte por el Grupo Leader Omezyma y en el que también colaboran los ayuntamientos.

Otro de los paraísos de la BTT en Aragón es el Sobrarbe. Y ahí tiene mucho que decir Zona Zero, asociación que nació en 2011, de la mano de unos ‘locos’ del ciclismo de enduro, y ha descubierto unas 125 rutas que, a través de sus más de 3.500 kilómetros, atraen cada año entre 70.000 y 80.000 pernoctaciones.

A mediados de abril, el Gobierno de Aragón le entregó la Medalla al Mérito Social a esta asociación por su “labor de recuperación de caminos y senderos tradicionales y su contribución a que el territorio sea líder en turismo activo”. El presidente, Javier Lambán, llegó a asegurar que “los senderos y la BTT son la nieve del Sobrarbe”.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión