Deportes
Suscríbete por 1€

fútbol

Capapé, el 'One Club Man' del fútbol aragonés

A sus 40 años, ahora persigue el ascenso a Segunda RFEF con el Utebo después de 23 años en el club de Santa Ana.  

Capapé posa en el almacén de flores donde trabaja.
Capapé posa en el almacén de flores donde trabaja, con los colores azul y blanco del Utebo.
Guillermo Mestre

El próximo sábado, el Utebo puede brincar a la Segunda RFEF. Solo le resta un escollo, el potente filial del Almería, en el encuentro fijado a partido único en Las Rozas (19.00). La alegría global para el club de Santa Ana traería consigo también un perseverante logro personal: después de 23 años defendiendo la camiseta azul del Utebo, Eduardo Capapé, ya cumplidos los 40 años, ascendería por fin con su club de toda la vida.

La etiqueta ‘One Club Man’ distingue a los futbolistas que solo han jugado en un club durante su carrera. En el fútbol profesional la pueden portar muy poquitos jugadores, todos ellos iconos del fútbol patrio: Iríbar (Athletic Club), Arconada (Real Sociedad), Butragueño (Real Madrid), Puyol (Barça), nuestro José Luis Violeta (Real Zaragoza). En la regional, en el fútbol aficionado, todavía son más escasos los futbolistas que solo quieren identificarse con un club. Hay quien cambia de equipo por unas decenas de euros… El fútbol (aquí) es así… No es el caso, desde luego, de Eduardo Capapé, un ejemplo de fidelidad al Utebo. “En mi etapa formativa, solo jugué en un equipo, en el Amistad, donde fui muy feliz con mis amigos”, se arrancó. Al concluir su etapa juvenil, en 1999, inició una relación que aún perdura con el Utebo. “Llegué en 1999. Estaba Ángel Chamarro de entrenador. Recuerdo que fichó Cani, que luego triunfaría en el Real Zaragoza y en el Villarreal. También estaba Jorge Abad, David Bernier...”, continuó.

Y allí sigue, en Santa Ana, más de dos décadas después. “Sin casi darme cuenta, llevo 23 años jugando con la misma camiseta (sonríe). La verdad es que me gusta mucho el fútbol y me siento muy bien aquí, en Utebo. Además, todos los entrenadores han contado conmigo: Julio López, David Navarro, Ángel Espinosa, Ramón Lozano, Miki Álvarez, Armando Monge, Juan Carlos Beltrán, Jimmy, Rubén Zapater, ahora Beltrán otra vez… Espero no dejarme a nadie, pues con todos estuve muy bien”, subrayó.

En este extenso itinerario, Capapé destacó un momento muy especial. “Ganar el título de liga en 2003 fue muy bonito. Ese año Miguel Linares era nuestro goleador, con David Navarro como entrenador. Siempre fui feliz jugando y entrenando, pero ese título de liga significó mucho. Aunque no éramos jugadores profesionales, había mucho esfuerzo detrás, igual que este año, con la gran temporada que estamos haciendo”, enfatizó.

Este curso quedaron a un punto del RZD Aragón, campeón liguero. “Queríamos hacer una buena temporada, pero tampoco estábamos obsesionados con ser campeones o con ascender. Pero comenzamos a ganar partidos y nos metimos en la lucha por la liga. Con el Aragón, empatamos a uno en el partido decisivo en nuestro campo (el gol, un golazo con la zurda desde fuera del área lo marcó el propio Capapé). Y ahí estamos ahora, luchando por el ascenso a Segunda RFEF”, expuso.

Para llegar a la eliminatoria final, el Utebo se quedó campeón del ‘play off’ aragonés, que se jugó en Illueca. “Fueron muy buenos equipos al ‘play off’. Primero nos lo puso muy difícil el Robres, al que le tuvimos que levantar un 0-2 para pasar. Después, jugamos la final con el Illueca, otro equipo muy bueno, y logramos ganarle en su propio campo (0-2). Ahora nos queda el cruce definitivo”, apuntó.

El lunes se celebró el sorteo. Un sorteo extraño, pues en un principio tocó el Escobedo cántabro, a priori un rival asequible. Pero el sorteo tuvo que repetirse, y ahora el careo será con el potente filial del Almería. “Sí, el sorteo se repitió. Nos ha tocado el filial del Almería, y con él nos jugaremos el ascenso a partido único el próximo sábado a las 19.00 en Las Rozas. Será muy bonito para todos, también para nuestra afición, que nos ha acompañado en gran número en el ‘play off’ aragonés. A mí me encantaría ascender. Ya ve, un ascenso a mi edad… Además, llevo mucho tiempo tras el ascenso, 23 años. Me encanta el fútbol, pero vivo de mi trabajo. Trabajo en un almacén de flores para mayoristas”, concluyó Capapé, la flor eterna de un Utebo que el sábado quiere ser equipo de Segunda RFEF.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión