Deportes
Suscríbete por 1€

Nadal cojea a diez días de Roland Garros

El español sufre problemas físicos en la derrota contra Shapovalov en los octavos de final de Roma.

Rafa Nadal en el Masters de Roma ante Denis Shapovalov.
Rafa Nadal en el Masters de Roma ante Denis Shapovalov.
GUGLIELMO MANGIAPANE

Nunca en su carrera deportiva, Rafael Nadal había llegado hasta Roland Garros sin una sola final en tierra batida. Solo en 2015 llegó sin títulos al segundo Grand Slam de la temporad,a su predilecto, pero entonces, al menos, alcanzó la final en Madrid. Con problemas físicos, con una evidente cojera, y extenuado, tras otro partido a ráfagas, Nadal aparecerá en diez días en Roland Garros sin un solo entorchado en arcilla y con una dolorosa derrota en octavos de final del Masters 1.000 de Roma ante Denis Shapovalov (1-6, 5-7 y 6-2).

El español, al que le falta un punto para terminar los encuentros antes, como le ocurrió ante David Goffin en Madrid, se enredó en la noche italiana y Shapovalov supo sacarle partido para exprimirle al máximo y conseguir lo que solo dos tenistas en la historia han logrado: remontarle un set en tierra batida y en un Masters 1.000. Hasta este jueves, solo lo pudieron hacer Novak Djokovic, en la final de Roma 2014, y Roger Federer, en la final de Hamburgo 2007. En las otras 176 ocasiones en las que Nadal se adelantó, siempre se llevó el triunfo.

Y ese parecía el camino del balear cuando enfiló el segundo parcial, tras haber arrollado a Shapovalov en el primero. Después de lo ocurrido en Australia, cuando el canadiense forzó a Nadal hasta el quinto set, esta vez la ocasión parecía mucho más plácida. Sobre todo, porque el manacorense dispuso de tres pelotas de rotura en el primer juego del segundo set. Tres oportunidades que a la larga fueron decisivas.

Shapovalov, que estaba haciendo un partido horrible, cometiendo decenas de errores con la derecha, se mantuvo al borde del precipicio y comenzó una remontada que se consumó en tres puntos fatídicos de Nadal. Con 5-6 en contra, Nadal pasó del 30-15 a perder el set con dos dobles faltas seguidas y una derecha larga. Hasta 19 errores no forzados contabilizó el español en esa manga, un horror para lo que acostumbra el ganador de 21 Grand Slam.

Se tomó el balear un receso en el baño antes de volver a la pista. Creyó recargar pilas, despejar la mente, pero el físico no le dio para más. Desde el principio de la manga definitiva mostró un paso lento y una preocupante cojera. En un momento, tuvo que apoyarse en el cajón donde los tenistas dejan las toallas, porque no podía más. Peleó hasta el último momento y no se rindió, pero físicamente no pudo. Llegó a perder 14 puntos seguidos en la sangría que fue el 6-2 final del canadiense.

"Vivo con esta lesión"

En rueda de prensa, el español apuntó a que sus problemas físicos no se deben a una nueva lesión: "No estoy lesionado. Vivo con esta lesión. Mi día a día es complicado", apuntó Nadal, que con esta derrota será quinto cabeza de serie en Roland Garros y podría encontrarse con Novak Djokovic en cuartos.

Además, Nadal se queda sin más opciones de sumar ritmo, a no ser que decida jugar la semana que viene en Ginebra. Esta es una opción que no ha hecho nunca en su carrera, jugar la semana antes de Roland Garros. Diez días restan para el inicio del Grand Slam parisino y Nadal acumula los cuartos de final de Madrid y los octavos de Roma, su peor botín en el camino a Roland Garros de su vida.

Novak Djokovic, uno de los grandes rivales del español en la capital francesa, accedió a los cuartos de Roma con una plácida victoria ante Stan Wawrinka (6-2 y 6-2) y parece estar ya a tono para el mes de altura que le viene con la defensa de los títulos en Roland Garros y Wimbledon.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión