Deportes
Suscríbete por 1€

Mayores y salud

Nueve pasos a seguir para envejecer de manera activa, según los expertos

El grupo Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC ha analizado soluciones contra el deterioro cognitivo y físico durante el envejecimiento

Los caminos del entorno (Salas, Loreto...) han sido los preferidos por los oscenses en este primer día de deporte al aire libre y paseos de mayores.
Un envejecimiento activo para por hacer ejercicio.
Pablo Segura

El envejecimiento es una verdad imparable. Todos envejeceremos con el tiempo, aunque es cierto que hay diversas maneras de entrar en la llamada tercera. Llevar una vida activa, cuidarse tanto por fuera como por dentro y prestar atención a diversos aspectos de la salud ayuda a envejecer de manera activa, mientras que no cuidarse implica hacerse mayor perdiendo facultades tanto físicas como psíquicas. 

Desde el grupo Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC se han analizado diversas soluciones contra el deterioro cognitivo y físico durante el envejecimiento, para ayudar a que este sea activo y saludable, evitando que las personas mayores pierdan independencia y calidad de vida. Estos son sus 9 soluciones para envejecer de manera activa.

  1. Frenar el ritmo del envejecimiento. "Sabemos que el envejecimiento es inevitable, pero todavía no sabemos por qué unas personas envejecen peor que otras y qué hace que los órganos vayan degenerándose progresivamente con el tiempo", explica el profesor de los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC y profesor de la Universidad de Leicester, Salvador Macip. El reto es entender todos estos aspectos para poder manipularlos en el futuro y para ello Macip y otros investigadores han diseñado unos anticuerpos para destruir células viejas y frenar el envejecimiento. Además, actualmente está implicado en una investigación para averiguar si el ayuno intermitente retarda el envejecimiento en mujeres posmenopáusicas.
  2. Revertir la fragilidad y retrasar la discapacidad. "El 10 % de las personas mayores de 65 años son frágiles", señala Marco Inzitari, experto en geriatría y profesor de los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC. "La fragilidad aumenta el riesgo de sufrir acontecimientos adversos de salud, como caídas, demencia en el futuro próximo o discapacidad", continua. El reto es revertir la fragilidad y retrasar la discapacidad ante el envejecimiento acelerado de la población y la forma de hacerlo es practicar ejercicio físico, mantener una dieta saludable, cuidar el sueño, revisar la medicación (para que realmente sea la que corresponde) y fomentar las relaciones sociales. 
  3. Conseguir un envejecimiento saludable del cerebro. La salud cerebral es una pieza clave para mantener las capacidades cognitivas, prevenir enfermedades neurológicas y minimizar el impacto en caso de que se den. Identificar las variables que velan por una buena salud y un buen envejecimiento del cerebro es muy importante y Diego Redolar, neurocientífico de la UOC e investigador del Cognitive NeuroLab y profesor de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la UOC, destaca para ello el minimizar el estrés, tener una buena calidad del sueño, practicar ejercicio físico, hacer entrenamiento cognitivo y actividades mentales a lo largo del ciclo vital, y disponer de apoyo social.
  4. Combatir la soledad y la gerontofobia. Según la Organización Mundial de la Salud, el aislamiento social y la soledad entre las personas mayores están generalizados. Entre el 20 % y el 34 % de las personas mayores en Europa, Estados Unidos, América Latina y China se sienten solas y la soledad no deseada es uno de los mayores riesgos para el deterioro de la salud de las personas, un factor determinante que favorece su entrada en riesgo o situación de dependencia. "Es una nueva forma de maltrato y de abandono en la sociedad actual, a la que hay que unir la falta de cuidados en el entorno familiar e institucional", alerta el experto en envejecimiento, política y bienestar social de la UOC, Daniel Rueda.
  5. Poder vivir en un hogar. El 82 % de la gente mayor de España manifiesta que quiere envejecer en su casa, según datos de la OCU. Sin embargo, quedarse en casa no es una solución en muchos casos porque las viviendas no se adaptan a las necesidades de los cuidados de la gente mayor o pueden acabar transformándose en "jaulas de oro" de las que no pueden salir, y por lo tanto, desvincularse de la comunidad. El propio hogar puede convertirse en sinónimo de aislamiento y soledad no deseada, según los expertos de los UOC. Hay que pensar en alternativas y propuestas que les den independiencia pero que eviten el desarraigo. 
  6. Los cuidados dignos, tanto para las personas mayores como para las personas cuidadoras. La tecnología juega un papel cada vez más importante en el cuidado de las personas, especialmente en las personas mayores: teleasistencia domiciliaria, dispositivos de rastreo, todo tipo de apps y también robots de compañía y cuidadores, nuevas arquitecturas de viviendas y residencias etc. Según Daniel López, profesor de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la UOC, estas tecnologías están transformando la organización de los cuidados, pero normalmente buscan reducir o externalizar sus costes. "Es imprescindible situar el derecho a los cuidados dignos y la dignificación de los cuidados en el centro de la política pública. La tecnología debe contribuir de forma decidida y efectiva. Para ello debemos cambiar la manera de entender y diseñar la tecnología", reivindica. 
  7. Abordar el edadismo y las desigualdades digitales. La discriminación por edad se manifiesta a través de distintos estereotipos y prejuicios de la sociedad sobre la gente mayor. "Existe una idea generalizada sobre el envejecimiento y la digitalización que no le hace ninguna justicia a este colectivo. Estos mitos nos perjudican como sociedad y crean estereotipos que dificultan la comprensión de las necesidades específicas de la gente mayor", afirma Mireia Fernández-Ardèvol, experta en comunicación digital y gente mayor.
  8. Combatir el "tecnooptimismo". La tecnología no siempre es buena para todo y para un 35% de la población española internet es principalmente un entorno negativo, ya sea porque no facilita la socialización, porque no permite escapar de la rutina diaria o porque no simplifica la vida. "Las personas mayores a menudo levantan la voz contra el 'tecnooptimismo' imperante, tanto en la esfera privada como en la pública", comenta Andrea Rosales, investigadora del grupo CNSC del IN3 y profesora de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC, que señala que "la solución no siempre es que las personas se digitalicen. "La sociedad debería prestar más atención a la opinión de la gente mayor sobre cómo estamos haciendo evolucionar la sociedad, devolverlos el lugar del sabio que tiene mucho por compartir y reflexionar", señala. 
  9. Ofrecer y garantizar oportunidades de aprendizaje y formación de calidad a lo largo de la vida. "La formación a lo largo de la vida es un aspecto directamente relacionado con la salud y la calidad de vida de las personas", señala Eulàlia Hernández, profesora de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación e investigadora principal del grupo PSINET de la UOC. “Existe una amplia oferta formativa (cursos organizados por centros y equipamientos locales, programas universitarios oficiales, etc.) dirigidos únicamente a las personas mayores, pero ¿es esto lo que se necesita? ¿Cómo damos respuesta a las personas mayores y activas que buscan un desarrollo personal y participar en su comunidad de forma significativa?”, concluye.

¿Quieres recibir todas nuestras propuestas de planes para mantenerte en forma? Apúntate y te enviaremos nuestra newsletter.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión