Deportes
Suscríbete

DEPORTES

El día que Piqué fue DJ en Zaragoza y entrenaba "sin dormir": "Víctor Fernández ya me conocía..."

En una conversación con el ‘youtuber’ Jordi Wild, el futbolista del FC Barcelona repasa su singular etapa en el Real Zaragoza, donde jugó cedido la temporada 2006-07.

Gerard Piqué, nostezando, durante un entrenamiento con el Real Zaragoza.
Gerard Piqué, bostezando, durante un entrenamiento con el Real Zaragoza.
Juan Carlos Arcos

No es la primera vez que Gerard Piqué habla públicamente de su paso por el Real Zaragoza, donde estuvo cedido la temporada 2006-07. Sin embargo, nunca antes se había referido con tanta exactitud a su trayectoria fuera del terreno de juego. En una entrevista con el ‘youtuber’ Jordi Wild, el actual futbolista del FC Barcelona habla sin tapujos de sus noches de fiesta en la capital aragonesa y sus encontronazos con el entonces técnico zaragozano, Víctor Fernández.

“En Zaragoza lo pasé muy bien. Tenía dos horas y cuarto en coche a Barcelona y el trayecto de Los Monegros me lo sé de memoria”, afirma Piqué con una sonrisa en el rostro. “Había semanas que lo que hacía era dormir durante el día, por la noche me iba a Barcelona, salía de fiesta y, sin dormir, volvía y entrenaba. Era una locura”, señala el futbolista, que en aquella época era un joven y prometedor defensa de apenas 19 años.

Durante la conversación, el jugador confiesa que en más de una ocasión llegó tarde al entrenamiento en la Ciudad Deportiva, lo que le costó varias reprimendas de Víctor Fernández. “Tenía una habitación para dormir una o dos horas. Terminé de fiesta a las 6 de la mañana y a las 10 tenía que estar en Zaragoza, pero me quedé dormido, perdí las llaves del coche… Víctor Fernández ya me conocía. Un día no sé que mentira le dije, que mi novia estaba embarazada… y no tenía ni novia. Víctor me dijo: No tengo por que no creerte, pero no te creo”, explica el futbolista con asombrosa naturalidad.

Piqué, que también rememora el día que se quedó dormido al volante en un viaje de regreso a la capital y dejó su vehículo siniestro, llegó incluso a hacer sus pinitos como DJ y camarero en la noche zaragozana.

Encontramos un local, creo que se llamaba El Buscón, que era muy pequeño. Hacía de DJ, ponía copas… estaba en el centro y así pude pasar la segunda parte del año más desapercibido”, concluye.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión