Deportes
Suscríbete por 1€

Zakariya el Boubekraoui, la promesa del atletismo marroquí que triunfa desde Calatayud

El deportista tiene 23 años y acaba de ganar la media maratón de Zaragoza.

Zakariya el Boubekraoui en la 10K de San Valero de Zaragoza, donde quedó primero
Zakariya el Boubekraoui en la 10K de San Valero de Zaragoza, donde quedó primero
Os Andarines

Zakariya el Boubekraoui practica atletismo desde los 14 años. Comenzó en los juegos escolares de su colegio, de la mano de su profesor de Educación Física. Su primer premio fue el cross regional de la provincia marroquí de Taroudanet, a la que pertenece la ciudad donde nació, Oulad Berhil. Motivado por toda una generación de grandes atletas marroquíes, como Said Aouita o Hicham El Guerrouj, quien todavía ostenta el récord del mundo de los 1.500 metros (3:26 minutos), para Zakariya correr significa mucho más que hacer deporte. “Me gusta desde pequeño, me siento libre cuando entreno y me gusta ganar. El deporte para mí es disciplina y educación, es igual que la religión”, confiesa.

A sus 23 años y con la carrera de Biología recién terminada, Zakariya reside actualmente en Calatayud, donde tiene familia. El atletismo le ha traído hasta tierras aragonesas, procedente de Roma, donde tiene una tía y donde vive durante largas temporadas para competir. Aunque le gustaría dedicarse profesionalmente a esta disciplina deportiva, no quiere dejar de lado ni sus estudios ni su trabajo, que actualmente es como jardinero a tiempo parcial.

Entre sus últimos logros deportivos está el primer puesto en la Media Maratón de Zaragoza, celebrada el pasado 6 de marzo. Otros hitos alcanzados en Aragón son la San Silvestre y el Cross de Calatayud o la 10K del Roscón de la capital aragonesa. A nivel nacional, Zakariya cuenta con un cuarto puesto en el Cross de Yebes-Valdeluz (Guadalajara) y quedó segundo en la carrera 10K Internacional de Langreo (Asturias). Fuera de España, ha ganado varias carreras en Italia, Francia y Marruecos, país donde empezó a cosechar éxitos en pruebas escolares y universitarias.

Por el momento, y mientras se terminan de tramitar algunos procedimientos burocráticos, Zakariya solo puede participar en competiciones nacionales que no conlleven premios en metálico pero, por sus condiciones y marcas, podría estar en un club de élite corriendo a nivel europeo. Para conseguir alcanzar nuevas metas y seguir superándose, entrena al menos una vez al día y algunos días tiene sesión doble. “Cada semana corro entre 160 y 200 kilómetros”, explica. Reconoce que España le gusta, pero no sabe si será su destino permanente. “De momento estoy de paso. Vine directo a Calatayud para ver a mi familia pero en Italia tengo a mis amigos, a mi tía y a mi padre, que también pasa temporadas allí por trabajo”.

El Boubekraoui en lo más alto del podio de la media maratón de Zaragoza.
El Boubekraoui en lo más alto del podio de la media maratón de Zaragoza.
HA

En esta etapa, forma parte del Club Atletismo Trials de Calatayud, que está en marcha desde 2012, cuando fue impulsado por un grupo de amigos aficionados al atletismo. Uno de ellos es Juanjo Ruiz, actual presidente del club y director de la escuela. “Para nosotros es un honor que Zakariya haya recalado en nuestro club. Es un atleta con muchas posibilidades y gran proyección”, asegura Ruiz, augurando muchos éxitos para el joven deportista.

Ahora, el marroquí forma parte de los alrededor de 70 adultos federados que integran el club Trials, entre su sede de Zaragoza y la de Calatayud. En esta segunda se está potenciando mucho a la cantera y tiene su propia escuela, de la que forman parte unos 50 niños. “Desde edades tempranas les formamos en las diferentes especialidades: carrera, lanzamientos, saltos… Los más pequeños empiezan con iniciación al gesto y juegos y ya cuando son cadetes y juveniles se especializan en las pruebas que más les gustan”, explica Ruiz. Los entrenamientos son en la ciudad deportiva de Calatayud, en cuya pista de atletismo corren cada año más personas. “Estamos muy contentos con la evolución de los últimos tiempos. Cuando montamos el club este deporte era minoritario y no se le daba la importancia que tiene ahora el atletismo a nivel aficionado”.

Aunque quienes forman parte de este club no corren para ganar premios ni motivados principalmente por la competición, cada fin de semana participan en una u otra prueba, generalmente dentro del territorio aragonés. Son carreras de montaña o en asfalto y, en el caso de los niños, se compite en la modalidad de Cross. También hay quienes se ponen de acuerdo para viajar a ciudades como Valencia, Madrid o Barcelona para participar en maratones, pero ya en grupos más reducidos.

No sabe por cuánto tiempo estará con ellos pero, mientras lo hace, Zakariya lleva a Calatayud esa pasión por el atletismo que tanta tradición tiene en su país de origen, donde este deporte es lo que el fútbol a España.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión