Deportes
Suscríbete por 1€

balonmano

Carlos Molina, ex del Bada Huesca y el BM Aragón, ya se encuentra en Polonia tras atravesar Ucrania

El jugador de balonmano, que actualmente milita en un club ucraniano, ha vivido una odisea de cuatro días hasta que ha conseguido salir del país.

Carlos Molina, jugador de balonmano, en Ucrania.
Carlos Molina, jugador de balonmano, en Ucrania.
Twitter

La odisea de Carlos Molina para salir de Ucrania ya ha llegado a su fin. El jugador de balonmano cordobés, con pasado en el BM Aragón y el Bada Huesca, ha conseguido este lunes cruzar la frontera con Polonia en Przejscie Graniczne Hrebenne junto al bielorruso Viachaslau Bohkan y el lituano Aidenas Malasinskas, dos de sus compañeros en el en el Motor Zaporozhye, club ucraniano en el que milita en la actualidad. Tras cuatro días de viaje en los que en sus redes sociales ha ido relatando todas las dificultades por las que han atravesado ya en la mañana de este lunes había anunciado que se encontraba a cinco kilómetros del límite con Polonia y que confiaba en poder cruzarlo entre hoy y mañana. “Anoche todo dio un giro inesperado, tras unas decisiones tomadas, algunas negociaciones y con la ayuda de la embajada de Lituania, tuvimos mucha suerte de encontrar una vía para posicionarnos a menos de cinco kilómetros de la frontera”, explicó.

Al deportista el estallido de la guerra le sorprendió cuando su equipo viajaba de regreso tras haber disputado un partido de Liga de Campeones frente al Kielce polaco. Una vez llegaron a Zaporiyia, ciudad situada en la mitad este del país a orillas del río Dnieper, junto a Malasinskas y Bohkan, inició el trayecto en coche para abandonar Ucrania. Ya el domingo realizó un llamamiento de ayuda. “Tenemos mucho miedo, el tiempo pasa, es una invasión en todo el país, están tiroteando calles, bombardeando edificios, todo dios escondiéndose con un temor horrible y las tropas enemigas cada vez más cerca de nuestra ubicación”, narró,

Entonces explicó que, a falta de unos veinte kilómetros para la frontera, el avance era muy lento y que calculaban que podrían tardar entre cuatro o cinco días. “Estamos casi sin comida y con muchísimos frío”, aseguraba. En total ha tardado más de 50 horas en recorrer más de 1.000 kilómetros. Ahora, su intención sería la de llegar hasta la ciudad polaca de Cracovia para desde ahí poder volver a España.

El presidente de la Federación Española de Balonmano, Francisco Blázquez, expuso también el domingo que se estaban realizando “intensas negociaciones” junto al Consejo Superior de Deportes y el presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, para encontrar una salida rápida. “Todos estamos muy preocupados y esperemos que se pueda solucionar lo antes posible”, deseaba.

Molina, de 30 años, llegó al BM Aragón en 2012 y en el permaneció dos temporadas hasta recalar en el Bada Huesca. Con los oscenses jugó otras dos campañas en las que alcanzó la internacionalidad con la selección española y en las que participó en la histórica clasificación para Europa. Más allá del balonmano, en Huesca también estudió enfermería.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión