Deportes
Suscríbete por 1€

El Alpine de Alonso se incendia en la última sesión de entrenamientos en Montmeló

Según la escudería francesa el fuego se debería a un problema menor de sellado en el sistema hidráulico

El Alpine de Fernando Alonso arde en Montmeló.
El Alpine de Fernando Alonso arde en Montmeló.
Albert Gea

El Alpine A522 de Fernando Alonso y Esteban Ocon no ha rodado en la última sesión de entrenamientos de pretemporada del Circuito Barcelona-Cataluña, a causa de un problema en el sistema hidráulico que se produjo por la mañana, cuando lo pilotaba el español.

Después de que el monoplaza de Alonso se parara en la curva 13 del trazado barcelonés, en medio de una espesa humareda, cuando el asturiano apenas llevaba una docena de vueltas de entrenamiento, la escudería confirmó que ya no saldría a rodar por la tarde.

"Después de más investigaciones en el garaje tras la parada en la pista de Fernando Alonso esta mañana, el equipo puede confirmar que fue un problema con el sistema hidráulico. Un problema menor de sellado provocó un incendio en la parte trasera del automóvil", ha explicado en un comunicado Alpine, que de este modo daba por finalizados sus test en la capital catalana.

En una accidentada sesión matinal con cuatro banderas rojas, el británico George Russell (Mercedes) marcaba el que hasta entonces era el mejor tiempo de estas tres jornadas de ensayos (1:19.233) con un neumático C5. Un registro que su compañero de equipo Lewis Hamilton batiría por la tarde (1:19.141) calzando gomas C4, confirmando las buenas sensaciones que ha ofrecido el W13 en este arranque de la preparación para el Mundial 2022.

Por detrás de los dos Mercedes estuvieron los Red Bull del mexicano Sergio Pérez (1:19.556) y el vigente campeón mundial, el neerlandés Max Verstappen (1:19.756), aunque usando ambos un componente más duro (C3).

Al inicio de la sesión vespertina, los pilotos se dedicaron a probar sus bólidos en condiciones de lluvia después de que el circuito mojara el trazado con camiones cisterna al mediodía.

Y ya en la segunda mitad de los test de la tarde, llegaron los mejores tiempos de los tres días, en los que Ferrari, con el español Carlos Sainz y el monegasco Charles Lecler a los mandos, mostraron también una buena fiabilidad.

En cualquier caso, este 'shakedown' barcelonés ha sido una primera toma de contacto para la escuderías con los nuevos protocolos de los monoplazas para 2022. Y no será hasta los test de Baréin, que se celebrarán del 11 al 13 de marzo, cuando los equipos muestren de una forma más clara sus cartas. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión