Deportes
Suscríbete por 1€

deportes

El partido pretendido de España en La Romareda sería oficial y en junio

De prosperar la solicitud de la Federación Aragonesa de Fútbol de traer a la selección absoluta a Zaragoza con motivo de su centenario en 2022, el duelo será de la Liga de Naciones ante un rival de primer nivel mundial.

La última selección española que jugó en Zaragoza, en junio de 2003, contra Grecia: Casillas, Luis Helguera, Morientes, Valerón, Marchena, Raúl Bravo; Etxeberría, Míchel Salgado, Vicente, Raúl y Puyol, entrenados por Iñaki Sáez.
La última selección española que jugó en Zaragoza, en junio de 2003, contra Grecia: Casillas, Iván Helguera, Morientes, Valerón, Marchena, Raúl Bravo; Etxeberría, Míchel Salgado, Vicente, Raúl y Puyol, entrenados por Iñaki Sáez.
Carlos Moncín/HERALDO

¿Es posible ver en Zaragoza dentro de siete meses un España-Alemania, un España-Francia, un España-Inglaterra, un España-Italia o similar de selecciones nacionales absolutas? ¿Y que sea un partido de competición oficial? La respuesta, aún no consolidada pero en trance de poder consumarse, es sí. 

La Romareda, estadio legendario del Real Zaragoza, no acoge un partido internacional de la selección absoluta de España desde el 7 de junio de 2003, hace por lo tanto 18 años y medio. Su deterioro como recinto deportivo ha traído, entre otras diversas consecuencias, la imposibilidad de competir con cualquier otro estadio de ciudades grandes españolas a la hora de solicitar más presencias del combinado nacional en la capital aragonesa. Ahora, de manera excepcional y con motivo del centenario de la Federación Aragonesa de Fútbol que se cumple en 2022, en apenas un mes, los dirigentes del fútbol regional, con Óscar Fle a la cabeza, han pedido a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) que la selección regrese a La Romareda dentro de los actos que, durante todo el año venidero, van a tener lugar para conmemorar el siglo de vida del organismo que tutela el fútbol aragonés desde 1922. 

El proceso está en marcha. Luis Rubiales, presidente de la española, tiene una disposición positiva ante tan concreta solicitud, pese a las dificultades que pueda presentar el vetusto estadio zaragozano, inaugurado en 1957 y cuya reforma está pendiente desde hace un par de décadas. De hecho, en la última semana, técnicos especialistas de la propia RFEF ya han viajado a Zaragoza para ver in situ La Romareda y todas sus circunstancias, tanto estructurales, como de dotaciones mínimas de servicios según los protocolos que rigen en el fútbol mundial en esta época moderna, como de accesos y demás requerimientos indispensables para poder organizar un partido de máximo nivel.

La intención de la RFEF y de la Federación Aragonesa es que el duelo que pueda datarse en el estadio municipal sea un choque oficial, en la ventana de partidos de selecciones que tendrá lugar a primeros de junio de 2022, en el final de la temporada 21-22 y que, en este caso, corresponderá a las primeras jornadas de la Liga de Naciones, en su tercera edición, de la que España es subcampeona tras perder con el polémico gol de Mbappé por 2-1 frente a Francia la final disputada en Italia hace unos meses. España milita en la Primera División de esta competición de cuño muy reciente, por lo que, a falta de saber la distribución de los grupos para ese próximo torneo, es seguro que se medirá a rivales de lo más alto del ranquin mundial, a las grandes del continente europeo

A 3 de diciembre de 2021, se está pendiente de la maniobra clave para que este partido pueda darse por seguro en La Romareda: la inspección de los técnicos de la UEFA, que tendrá lugar en días próximos, aún sin concretar. En el entorno de las dos federaciones, la aragonesa y la española, se vive con esperanza y optimismo este momento. Se confía en que, con unas evidentes y necesarias reformas y mejoras puntuales, La Romareda alcance los mínimos en un pasaje de la historia tan importante como es el centenario de la Aragonesa. 

Indirectamente, este asunto va a suponer, con seguridad, un nuevo eslabón que empuje hacia la perentoria remodelación y mutación del nuevo estadio de la ciudad de Zaragoza. De ser positiva la respuesta de la UEFA y, así, poder ver a España en el césped de La Romareda por quinta vez en la historia, tal vez estemos ante el último partido internacional en el estadio de 1957, antes de dar paso a otra fase de la vida del fútbol en Zaragoza y Aragón. 

Con anterioridad, España jugó en 1970 ante Grecia, un amistoso en octubre que ganó la selección de Ladislao Kubala por 2-1, con goles de Luis Aragonés y Quini, que superaron el del heleno Yutsos. Pasaron 13 años hasta que se pudo ver in situ un España-Irlanda, en este caso oficial, valedero para la fase clasificatoria de la Eurocopa de Francia'84, que ganó La Roja por 2-0 en abril de 1983, con tantos de Santillana y Rincón, en aquel combinado que dirigió Miguel Muñoz. Dos años más tarde, en noviembre de 1985, en La Romareda se jugó un amistoso ante Austria, con el mismo seleccionador. El marcador fue 0-0. Y, finalmente, el 7 de junio de 2003, Grecia volvió a Zaragoza para cerrar la serie, en partido oficial, de la fase de clasificación de la Eurocopa Portugal'2004. La España de Iñaki Sáez perdió 0-1, con gol de Giannakopoulos. La intención es que a este historial se una en junio de 2022 una quinta presencia de la selección en terreno zaragozano.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión