Deportes
Suscríbete

montaña

Una escaladora de Broto lleva 14 días recuperándose en Jordania de una aparatosa caída

Amaia Gómez de Segura se precipitó desde unos cinco metros en el desierto de Wadi Rum sufriendo numerosas fracturas y una lesión en el pulmón. Tras solventar múltiples complicaciones, espera regresar el domingo.

Amaia Gómez de Segura y Daniel Torrijo, durante su estancia en el hospital de Amán.
Amaia Gómez de Segura y Daniel Torrijo, durante su estancia en el hospital de Amán.
Daniel Torrijo

Lo que se había planteado con ilusión como unas vacaciones de escalada y buceo en Jordania, las primeras desde la aparición de la covid, se han acabado convirtiendo en lo que ella misma define como una “odisea”. Amaia Gómez de Segura sufrió en el desierto de Wadi Rum el pasado 11 de noviembre mientras subía por una pared una caída desde unos cinco metros que le ocasionó fracturas en la tibia, el peroné, el brazo izquierdo y las costillas, además de una lesión en el pulmón. Ahora, 14 días después en los que no han faltado los problemas, asegura sentirse bien y a la espera de poder regresar a España el próximo domingo.

“Recuerdo caerme y que como las paredes son de arenisca los seguros que había colocado fallaron”, comenta desde el hotel en el que se encuentra en Amán, capital de Jordania, junto a su pareja, el zaragozano Daniel Torrijo, que se desplazó para ayudarla en cuanto se enteró del suceso. Ella, vitoriana que lleva diez años afincada en Broto, donde es guarda forestal, a pesar de que estaba consciente no recuerda “prácticamente nada de los dos primeros días”. “El accidente ocurrió en medio del desierto en una zona con poca cobertura telefónica y a la que había llegado en todoterreno con el amigo con el que hacía el viaje. Un francés que se encontraba cerca del lugar logró dar el aviso para que llegase una ambulancia que me trasladó a Aqaba”, comenta. En el centro hospitalario de esa localidad se le practicó un drenaje en los pulmones, pero al carecer de medios fue trasladada a Amán donde se le intervino. “Los médicos hicieron un muy buen trabajo”, afirma Torrijo. Las complicaciones surgieron en cambio con las aseguradoras, las facturas y los pasaportes, que tuvieron retenidos hasta que todo ha quedado sufragado.

El coste total va a ascender a 50.000 euros. Gómez de Segura, que pertenece al Club Atlético Sobrarbe, contaba con un seguro propio además del federativo que han cubierto hasta los 12.000 euros. La operación ascendió a 30.000 euros de los que se hicieron cargo en buena parte su familia y para salir del hospital tuvieron que pagar 1.300 euros. Hasta este jueves no han recibido las diferentes facturas y aunque ya podrían haber vuelto la semana pasada, han tenido que permanecer en Jordania hasta que sus pulmones han mejorado. “Antes hubiese hecho falta un avión medicalizado que implicaban 35.000 euros de los que el seguro no se hacía cargo”, explica. Sí que va a aportar un médico para que le acompañe en el vuelo comercial que tomará el domingo. Ahora mismo tiene una estructura metálica alrededor de la cadera que le impide andar. “No sé que rehabilitación necesitaré, la relación con los médicos se tensó y prefiero que sea en España cuando se revise todo”, expone.

Ayuda en este tiempo no les ha faltado. Desde el Club de Escalada Los Mallos, del que es socio Torrijo, se puso en marcha, por ejemplo, una campaña de financiación a través de la plataforma de internet gofundme.com. “Estamos abrumados por las muestras de cariño que hemos recibido”, reconoce, agradecido también por la colaboración ofrecida desde la embajada y por el apoyo de familiares y amigos. “Se han puesto en contacto conmigo mucha gente, alguna que no conocía de nada, es muy emocionante”, afirma ella.

Aunque Amaia cuenta con experiencia escalando en lugares como los Alpes, las Dolomitas, Marruecos, Perú y Estados Unidos, a Jordania no tiene pensado regresar. “Si llego a saber todas las complicaciones que se podían vivir en caso de un accidente no vengo, además en lo que a la escalada se refiere la verdad es que la roca de las paredes no es buena”, comenta. Pensando ya en su vuelta, sin dejar de ser consciente de su mala experiencia, se permite hasta bromear: “Estoy viendo que en Broto está nevando y que hace frío, no me acaba de convencer”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión