Deportes
Suscríbete por 1€

fútbol sala

El Albelda, un conjunto de la ‘Champions League’ del fútbol sala

Los literanos finalizaron terceros dentro de una competición internacional celebrada en Turquía.

Los integrantes del Albelda Futsal, con las medallas y el trofeo.
Los integrantes del Albelda Futsal, con las medallas y el trofeo.
Albelda Futsal

"Fue algo que no esperábamos y todo un orgullo para nosotros dar a conocer el nombre de Albelda por Europa". Oriol Angurell es uno de los jugadores que conforman el Albelda Futsal, un conjunto, o más que eso, un grupo de amigos, que la semana pasada en Turquía consiguió nada más y nada menos que ser tercer clasificado en la Champions League.

Además de él, la gesta la protagonizaron Enrique Plana, Víctor Herbera, José Miguel Lamora, Carlos Mazarico, Óscar Abillar, Aleix Angurell, Carles y Pol Saurina, y Marcel Pujol. Sí, el campeón de la última edición de la Liga de Campeones fue el Sporting de Portugal y el subcampeón el Fútbol Club Barcelona, que antes eliminaron al Inter y al Kairat Almaty, pero eso fue en la competición de la UEFA mientras que la de los literanos corría a cargo de la FEF, la Futsal European Federatión, la organización en la que se encuadra la Federación Catalana de Fútbol Sala en cuya Primera División compiten.

"Sabíamos que existía la posibilidad de poder clasificarse para un torneo internacional, pero a través de la liga lo veíamos complicado. Sin embargo, logramos entrar en la copa y fuimos subcampeones, lo que nos dio el billete para participar en la Champions League", explica Angurell. La comunicación de la sede del torneo -la localidad turca de Antalya- y las fechas -del 10 al 17 de octubre- fueron comunicadas con escaso margen de tiempo.

"No pudimos ir todos porque había que pedir vacaciones en los trabajos y tampoco resultaba barato, aunque el Ayuntamiento de la localidad nos ayudó y la federación también nos subvencionó, cada uno tuvimos que pagar 600 euros", expone. El equipo lo gestionan los jugadores, no tiene ni presidente ni tampoco entrenador y para competir y pagar los desplazamientos y los arbitrajes han de buscarse los patrocinios.

Ya en Turquía fueron encuadrados en un grupo con el Dinamo de Moscú, el Picasso francés y el Yankindogu chipriota, que finalmente no se presentó. Comenzaron cayendo por un contundente marcador de 0-5 con los rusos, "un conjunto profesional", y en la siguiente jornada superaron a los franceses con un 4-0 logrando el pase a las semifinales.

Allí se cruzaron con otro bloque ruso, el Stolitsa, a la postre campeón del torneo, que goleó con un marcador de 6-0. En la lucha por el tercer puesto su rival fue el Ripoll catalán, ante el que había perdido el título de copa. Empataron a cuatro goles y en los penaltis la moneda cayó del lado del equipo aragonés. Se llevaron el bronce y no solo eso, Mazarico fue nombrado mejor portero.

Todo empezó en 2015

Para encontrar la génesis de una aventura que ha ido creciendo poco a poco hay que remontarse al año 2015. "Fue en una cena entre amigos, habíamos estado compitiendo en torneos de verano y en la liga comarcal de La Litera, pero si queríamos algo más no podíamos compaginarlo con el fútbol-11, que también practicamos la mayoría, se comentó la existencia de la liga catalana, donde sí podríamos hacerlo, entonces fue casi como una broma, pero al año siguiente arrancamos con el equipo", narra. En tres temporadas pasaron de la cuarta categoría a la élite.

"Lo de Turquía ha sido algo excepcional, que quizá no volvamos a repetir, lo valoramos mucho y queremos disfrutarlo con toda nuestra gente", subraya Angurell, uno más dentro de una cuadrilla de amigos que con la única pretensión de divertirse con un balón han brillado en Europa. Puede decirse que el Albelda es un conjunto de ‘Champions League’.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión