Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

baloncesto

Ponsarnau: "Seguimos creyendo en el talento que tenemos"

El técnico del Casademont confía en su equipo ante la visita de este sábado al Tenerife.

Jaume Ponsarnau, en la banda.
Jaume Ponsarnau, en la banda.
Toni Galán

El calendario de la Liga Endesa ACB no da tregua. Menos al Casademont Zaragoza, que el pasado martes jugó en la pista del Barça en encuentro adelantado de la sexta jornada. Así, paradójicamente, el conjunto aragonés ya ha disputado cinco encuentros antes de dirimirse la jornada quinta, que se ventilará este fin de semana. El cuadro que gestiona Ponsarnau visita al Tenerife este sábado a las 20.45. Lo hace tras acumular dos victorias en los dos primeros careos (ante el Manresa y a domicilio en Bilbao), y de perder los tres siguientes: con el Burgos en la tercera jornada, con el Valencia en la cuarta, y el con Barça en el Palau, como hemos apuntado con anterioridad, el pasado martes en cita correspondiente a la sexta fecha.

Ante el choque en Tenerife, Ponsarnau valoró en primer lugar el estado físico de la plantilla. “Mc Lean tiene un golpe. Le costó entrar en la dinámica de trabajo después del partido del Barça, pero ya ha entrenado bien. Con precaución, pero bien. Ha podido hacer todo el entrenamiento. Adam Waczynski también ha superado los problemas musculares. Vanwijn tuvo un problema en un codo, justo al empezar el partido. Tenía problemas en el brazo izquierdo, pero ha hecho todo el entrenamiento tanto ayer como hoy. Estamos bien”, auscultó el técnico.

El Casademont facturó alrededor de la centena de puntos en los dos primeros encuentros ligueros. Después, la puntuación se ha desplomado. “Ya dije que el Manresa había jugado mejor que nosotros, porque nosotros no estábamos aún para jugar bien. Acabábamos de comenzar como equipo. Se trataba de que fuésemos construyendo una calidad. Lo que sí vimos ese día y el partido de Bilbao es que talento tenemos. Y en eso me sigo reafirmando: talento ofensivo tenemos. Sí que es cierto que la liga actúa y nos han venido después equipos más físicos. Ese nivel físico claramente nos ha condicionado nuestro nivel de juego y nuestro nivel de acierto. Tenemos que ir encontrando sensaciones para que esos tiros de inspiración lleguen tras cinco empujones de jugadores que son más fuertes que tú. Es la realidad cultural y propia de un equipo con tantos jugadores nuevos en la competición y que no vienen de experiencias de competiciones físicas como la Euroliga, sino de otras competiciones. Además, está el ‘scouting’. Mobley tiene que ser importante en nuestra anotación. También lo tiene que ser Waczynski, y él sí que conoce la liga; pero ha tenido estos problemas físicos que le han mermado. Queremos ser buenos en ataque, incluso contra los equipos físicos. En eso estamos, pero necesitamos un periodo de adaptación. Seguimos creyendo mucho en el talento que tenemos. Si la gente sigue trabajando así y nos respetan las lesiones, vamos a jugar bien”, explicó Ponsarnau.

Ponsarnau también valoró la estructura de su plantel, con sus pontencialidades y sus carencias. “Cuando hicimos el equipo, lo hicimos pensando en que teníamos dos bases superconsolidados, que eran Cook y Rodrigo, conocedores además de la Liga. No con muchos puntos, pero sí con creación y conocimiento del juego. Era la base sobre la que queríamos comenzar a competir. Además, tenemos un chico que se llama Javi García, que todo el mundo decía que teníamos que apostar por él. Y la verdad es que se lo ha ganado. Ahora no tenemos uno de los dos bases consagrados y tuvimos que fichar deprisa y corriendo a lo que entonces había en el mercado, Sipahi. Creemos que lo puede hacer bien, lo que pasa es que está pasando por dificultades de acierto, de confianza, de encontrar su mejor nivel físico, pues no ha hecho pretemporada. Son los bases que tenemos y tenemos que creer en ellos. También tenemos a Mobley. Tenemos que construir el máximo espacio de confianza con todos ellos aprovechando las virtudes y asumiendo las no virtudes. Esta es la receta. La tenemos que crecer desde la confianza”, explicó.

En su auditoría, el técnico también auditó el próximo rival, el Tenerife, y la manera de meterle mano. “Tiene la pareja de bases de la Liga ACB de más calidad. Además, Fitipaldo está en un momento de forma increíble. Su generación está pasando por los bases o por el poste bajo. Hay otras cosas de ejecución que tenemos que considerar: Salin está en un momento de forma muy bueno, la introducción de Gamble es positiva aunque no esté Shermadini, Fran Guerra está consolidado y con grandes capacidades. A todo esto, lo que les hace más difíciles de defender es que tienen muy buenos tiradores para aprovechar las ventajas que generan. Hay que defender lo mejor posible a los bases y a los jugadores de la pintura, pero en la medida que podemos hay que llegar a sus tiros. Son un equipo muy limpio y claro en esta idea de juego, y encuentran muy bien a sus tiradores. Doornekamp es un gran tirador. Evidentemente, Salin. Sergio Rodríguez está tirando muy bien también”, consideró.

La saturación de partidos y la imposibilidad de desarrollar entrenamientos también fue objeto de análisis. “No teniendo entrenamientos, tenemos que aprovechar los partidos para crecer. Hay que aprovechar cada partido no solo para ganarlo, sino también para ser mejores. Y no hay que renunciar a nada. Valoramos positivamente el partido de Valencia y con el Barça como dos partidos en los que hemos competido hasta que hemos podido: contra el Valencia hasta el final, y con el Barça casi hasta el final. Además, nos han ayudado a crecer. Contra el Tenerife vamos igual. Es de los mejores equipos de la liga. Trataremos de competir de la mejor manera posible y tratando que el partido sea útil para mejorar. Contra el Barça, creíamos en la victoria, pero en el desánimo de no encontrar inspiración el equipo se vino abajo. Y eso fue un grave error en cuanto a la mentalidad. A partir de ahí, lo aprovechamos”, dijo.

Ponsarnau cree en la mejora del equipo. “No somos un equipo consistente y sólido; pero hemos tenido pocas fisuras. Nuestra defensa está siendo correcta. Estamos con buena mentalidad. Estamos dando pasos para ser sólidos en defensa. Tenemos que buscar la solidez en el ataque aunque no entren los tiros. El día más grave fue el de Burgos. Hubo un momento en que el equipo se hundió a nivel de ataque. Hubo algún algún momento con el Valencia. Y también contra el Barça, cuando no entraba nada y se fueron de 20, cuando estuvimos allí a 8, a 5, a 12. Ese es el punto de mejora. Este es un juego que pasan cosas tan rápido que lo mejor es olvidarlo. Después del partido, ya refrescaremos las cosas que hemos hecho mal. Porque si no, llevas un lastre, y no puedes ir con lastres en este juego: vas más lento y tardas más en tomar las decisiones. Es un deporte tan vivo que tienes que hacerlo todo al cien por cien”, subrayó.

La glosa final estuvo dedicada al hombre de la semana, del mes, del año, de las últimas dos décadas en el baloncesto español: Pau Gasol. “He tenido la suerte de coincidir con él en la selección dos veces: en el Europeo de 2015 y en los Juegos de 2016. Fue una experiencia fascinante, impactante. La impresión que tenía es que Pau Gasol era un jugador especial a partir de unas condiciones fantásticas, con una genética privilegiada y una inteligencia también privilegiada. Mi impresión sobre él cambiaron incluso a mejor al coincidir con él. Su capacidad competitiva empuja a toda la gente que hay a su alrededor para ser más competitivos aún. Para mí es su legado más importante, además de ser el jugador más importante de la historia del baloncesto español. Nos ha hecho creer a todos que podíamos ganar a cualquiera”, concluyó.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión