Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

deportes

Diez aragoneses en deportes extremos

Desde el ultraciclismo al ultratrail, pasando por los ironman, los vuelos acrobáticos o las carreras de larga distancia… Desafíos que alimentan la heroica del deporte.

Luis Alberto Hernando, burgalés afincado en Jaca, en una de sus últimas carreras por montaña.
Luis Alberto Hernando, afincado en Jaca, en una de sus  carreras por montaña.
Prozis

El prefijo ‘ultra’ ha ganado terreno en el deporte de las últimas décadas al mismo tiempo que la sociedad ha encontrado en la actividad física -pruebas, eventos... - un espacio en el que fijarse retos, alimentar la motivación, contactar con la naturaleza y explorar sus umbrales atléticos. Esta popularización del deporte vertiente por el 'más -más duro, más largo, más riesgo, más exigente, más difícil…- ha multiplicado el número de deportistas amigos de lo extremo, del desafío imposible, de la hipérbole convertida en objetivo. Estos son algunos de los aragoneses que en los últimos años se han ganado un hueco en el deporte extremo:

Samuel Porcel 
Samuel Porcel afronta la épica Ultimate Pyrenees Pursuit.
1

Samuel Porcel se enfrenta estos días al reto más colosal de su vida. Y su vida como ciclista está bien plagada de desafíos imposibles. Es un ciclista de brevets y randonnees, muy populares en Francia: cicloturistas de larga distancia, de más de 300 kilómetros. Porcel ha cubierto todas las distancias posibles: 300, 400, 500, 600… Hasta los 1.200 de la mítica París-Brest-París, la reina de los brevets. Nada, aun con todo, comparable al reto que se enfrenta desde el pasado día 19: la Ultimate Pyrenees Pursuit. Tiene hasta el próximo viernes a las ocho de la tarde para completar -el límite son 11 días y 12 horas- los 2.700 kilómetros, 66.000 metros de desnivel positivo y 50 puertos de alta montaña de esta ‘animalada’ que recorre las carreteras de los Pirineos. El ultraciclismo exige fondistas y deportistas de fuerte mentalidad, pero también aventureros. Las pruebas a la que mira a los ojos Samuel Porcel se apoyan en la autosuficiencia. El ciclista se organiza, descansa y duerme cuando y donde puede (empalma a veces dos días sin dormir sobre la bici) , se alimenta en ruta en cafeterías, gasolineras o máquinas de ‘vending’, y resuelve sus problemas técnicos, no tiene asistencia de ningún tipo. Porcel, en cuyo blog ‘Paisajes Ciclistas’ se pueden seguir sus maratonianas rutas por Aragón y los Pirineos, acostumbra a etapas de 500 ó 600 kilómetros en el fin de semana.

Lorenzo Suárez
Lorenzo Suárez, con la mascarilla del Real Zaragoza, durante el Campeonato de España de vuelo acrobático.
2

El vuelo acrobático dispara hasta el extremo la adrenalina y la destreza, pintando el cielo de acrobacias y piruetas imposibles a los mandos de un avión deportivo. Una arriesgada disciplina en la que Lorenzo Suárez, piloto zaragozano, ocupa la vanguardia nacional, con su quinto puesto del último Campeonato de España como credencial. Este deporte motorizado conjuga la velocidad del aparato y la habilidad y creatividad del piloto. Una modalidad que forma parte del circuito de deportes. Lorenzo Suárez pone al filo de lo imposible sus nervios y su talento en una competición que suele dividir su programa en dos: primero, con una serie de figuras ya programas previamente, y, después, con una rutina diseñada y entregada por la organización justo la noche anterior. Piloto profesional en una aerolínea comercial, Lorenzo Suárez reside en Madrid y entrena en el aeródromo de Casarrubios del Monte, en Toledo. “Son acrobacias que solo puedes ensayar en tu cabeza, es la verdadera salsa y te lo juegas todo en poco más de cinco minutos", subraya. "Es una disciplina muy espectacular, con un elevado potencial de crecimiento", añade.

Natalia Castiella
Natalia Castiella reptando bajo un alambre de espino en una Spartan race.
3

Natalia Castiella puede presumir de tener en su vitrinas el recuerdo de la Winter Spartan Race, una prueba durísima de resistencia y obstáculos de esta disciplina incipiente, en pleno auge popular, que combina la carrera y la fuerza y agilidad para superar las diferentes ‘trampas’ que jalonan el recorrido, como si se tratara de un circuito de ejercicios físicos de una academia militar. Pirámides que superar, cuerdas que trepar, muros que saltar, pozas de barro que flanquear, zonas de arena que cruzar, pasos entre alambres en los que reptar, travesías tirolesas en las que mantener el equilibrios, pesadas bolas que transportar… Hay de todo, y Natalia Castiella, zaragozana, ha sido referencia nacional en la disciplina, con presencia en las principales pruebas del calendario nacional y europeo. Las ‘spartans’ exigen deportistas completos: resistentes, fuertes de brazos y piernas, habilidosos, veloces… Las carreras te llevan al límite de la agonía. “Lo cierto es que engancha muchísimo. Es una cuestión de superación personal y, si lo pruebas, te encanta", dice. 

Víctor Barón
Víctor Barón, en plena carrera
4

Ha cruzado la barrera de los 70 años y es la edad, precisamente, lo que concede una sobresaliente significación a sus retos. Triatletas hay muchos. También los hay en abundancia capaces de completar y acumular su versión más extenuante, los Ironman, es decir, recorrerse 3,86 km de natación, 180 km de ciclismo y 42,2 km de carrera a pie. Sin embargo, hay muy pocos con el tesón y las facultades atléticas suficientes para completar ese reto rondando los 70 años. Víctor Barón es uno de ellos. Los colecciona por mucho que la lógica de la edad lo cuestione. Pero es él, un zaragozano de La Puebla de Alfindén, quien cuestiona los prejuicios: “El concepto de la edad está muy confundido en nuestros días y creo que hay mucha gente mayor que desconoce sus posibilidades”, explicó. Víctor Barón ha hecho deporte toda su vida: hizo pesca, kárate, competía en bici en la adolescencia, corría ya en edad adulta en los 70 y 80 y luego nadó… Hasta fundirlo todo en el triatlón, con los Ironman como máxima expresión. A través de ellas, ha conocido mundo. Es uno de los pioneros de este deporte en Aragón. Lleva 35 años practicándolo. “Creo que una de las claves es gestionar bien tus esfuerzos y tener capacidad para controlar bien los tiempos que maneja uno”, aseguró. 

Luis Alberto Hernando
Luis Hernando, en la pasada edición de la Canfranc-Canfranc
5

Luis Alberto Hernando se ha convertido en una institución dentro de los ultramaratones de montaña. Los ultratrails son, quizá, una de las disciplinas deportivas más incipientes a nivel popular, pero también hay profesionales del asunto. Como Luis Alberto, dominador habitual de la Gran Trail Aneto, la gran meca de este tipo de pruebas en España. Este guardia civil burgalés de los GREIM está afincado en Jaca, donde vive con su esposa zaragozana y sus hijos. Arraigado en Aragón, los deportes de montaña siempre han ocupado parte de su vida. Comenzó con el biatlón, participando en los Juegos Olímpicos de Turín 2006 como miembro del equipo español. Luego, pasó al esquí de fondo, pero fue en el skyrunning y en el trail donde acabaría encontrando su paraíso. Carreras de montaña de larga distancia, desniveles extremos y muchas horas, hasta convertirse en una de las referencias nacionales en la modalidad. Entre sus méritos deportivos, sobresalen sus títulos de tricampeón del Mundo de Trail IAAF (2016,2017 y 2018), bicampeón de la Copa del Mundo de Ultras (2014 y 2015) y campeón de Europa de Ultras. Este mismo verano, Hernando pulverizó el récord de subida y bajada al Aneto, techo de los Pirineos, uno de los desafíos más ambicionado en el mundo del trail: fijó un tiempo de 3 horas 38 minutos y 15 segundos. También en el esquí rompió límites: en 2017 esquío durante 24 horas seguidas en Astún. “Lo que más me engancha es la montaña. Cada día puedes estar en un entorno diferente. Y eso es impagable” admite.

Miguel Arranz
Miguel Ángel Arranz, en acción en la Baja Aragón de 2017.
6

Maratones entre el polvo y la tierra al galope de su quad: es la forma que tiene el piloto Miguel Arranz en desafiar sus límites, y los límites de su vehículo. Habituado a pruebas todoterreno en formato ‘non stop’ -como la antigua Baja Aragón-, destaca en el historial de este zaragozano amante del motor la épica Baja 1.000 California, la denominada “carrera de la muerte”. En 2017 ganó en la categoría ironman quad, convirtiéndose en el tercer hombre que en 50 años concluía la carrera en quad en medio siglo. Terminar. Como fuera. Llegar a la meta constituía ya una proeza por sí mismo. Más de 1.800 kilómetros de recorrido, casi 50 horas sin parar por un terreno arenoso y rocoso… Una prueba que, relata la leyenda, empezaron a dibujar dos locos aventureros, Dave Ekins y Bill Robertson Jr, con un par de motocicletas Honda. La meta era descubrir cuál de ellos era capaz de completar en el menor tiempo posible la península de Baja California. Arrancaron en Tijuana con destino a La Paz. Y en esa primera competencia ganó Ekins con un registro de 39 horas y 54 minutos. El 31 de octubre de 1967 se ganaron el entusiasmo de Ed Perlman, quien tuvo la idea de organizar la primera carrera abierta al público. Fue así como nació la Mexican 1.000 o Baja 1.000. Y allí se fue Arranz: “Fue la carrera más dura de mi vida en la que la fortaleza mental era tan importante como la física. Y esto me hizo conseguirlo". Le costó acabarla 46 horas. “No estaba acostumbrado a pilotar más de 200 millas sin ver una asistencia. Y el temible talco, montañas de polvo acumulado de casi un metro en las que si te metías dentro te quedabas atascado. Y luego los tremendos pedruscos que había que sortear. O quedarte casi sin gasolina y tener que pedirle al público que te diera algún litro para poder llegar a la siguiente asistencia", recuerda. Aunque lo más duro llegó casi al final. "Tener que hacer las últimas 150 millas con los pies escaldados sin poder apoyarlos. No me atrevía a sacarlos porque daban miedo". indicó. 

Santi Izquierdo
Santi Izquierdo (Foto: Mercedes Benz)
7

La Titan Desert está considerada la prueba de mountain bike por etapas más dura. Desierto, dunas, un sol cayendo a plomo, un vacío terroso… Son varios los ciclistas aragoneses, la mayoría aficionados populares- que han participado en esta prueba del Sáhara marroquí. Uno de los pioneros de este desafío en el desierto fue el zaragozano Santi Izquierdo, quien la completó en 2013 con solo 22 años y un fuerte golpe de calor. Izquierdo es un habitual en pruebas de este tipo, extremas y duras, y a las que ha viajado por todo el mundo. Como, por ejemplo, la Silk Route Bike, que cruza Kirguistán en seis días durante casi 600 kilómetros y pasos de montaña a más de 4.000 metros de altitud. La prueba se inspira en la antigua Ruta de la Seda y los organizadores la definen como “el recorrido en bicicleta más largo, difícil, alto, caluroso y frío del mundo”.

César Sanjuán
Cesar Sanjuan, en la Maratón des Sables
8

La Maratón des Sables figura en el palmarés de César Sanjuán, uno de los varios aragoneses (Jorge Jordán, Andrés Montalvo, Javier Subías...) que se han atrevido con este desafío del desierto. Un ultrafondo a pie a través del Sahara marroquí en el que los deportistas deben, además de correr y guiarse deben ser autosuficientes. El Maratón de las Arenas -como se llama en español- es una exigente carrera por etapas, la más afamada y dura del mundo de este tipo que desde el año 1986 organiza el francés Patrick Bauer en Marruecos. Tiene 250 kilómetros y dura 7 días. Hay 6 etapas: cinco etapas entre 20 y 40 kilómetros y una etapa de unos 80 kilómetros. Es una prueba de autosuficiencia por lo que cada corredor debe llevar su propio alimento, bolsa de dormir y otras herramientas. Los organizadores solo proporcionan el agua diaria y las temperaturas alcanzan los 40 grados o más en un recorrido por lechos de ríos secos, dunas de arena y llanuras rocosas. El ultrafondista zaragozano César Sanjuán la completó en 2018, en el puesto 38. Amante de los retos duros, entre sus triunfos destacan las 24 horas de Pinto: corrió 202 de forma ininterrumpida en el Parque Juan Carlos I de la localidad madrileña.

David Robles
David Robles sube escaleras durante una hora
9

David Robles Tapia escribió una página del Libro Guinness de los récords subiendo escaleras, una disciplina poco conocida pero en la que este bombero zaragozano se especializó, en parte, también, como entrenamiento para su profesión. Hace dos años, en el World Trade Center de la capital aragonesa, afrontó un reto colosal: subir escaleras durante una hora. A los 55 minutos, David Robles ya tenía el récord en su bolsillo, fijando una marca de 1.227,74 metros ascendidos. En total, 17 subidas por las escaleras del emblemático edificio zaragozano. Habitual en las pruebas del colectivo de bomberos, David Robles su especialidad es subir escaleras, y ha estado presente en numerosas pruebas de este tipo que se celebran en el mundo. Las escaleras de la Torre Eiffel también están en sus piernas, como las del Empire State de Nueva York o las de la Tower 52 de Londres. 

Jesús Nuño
Jesús 'Chen' Nuño se ha preparado estas semanas para el reto en el Moncayo.
10

Un modo de acercarse a los deportes extremos son los propósitos benéficos y las experiecias solidarias, especialmente, entre los atletas populares. Es el caso de Jesús Nuño. Este zaragozano se quitó 142 kilos de sobrepeso después de sufrir un ataque al corazón y escuchar la muerte susurrarle al oído. Y así, con el deporte al mando, se lanzó a aventuras de todo tipo, pero con algo en común, el desafío: de escalar 12 veces seguidas el Moncayo para recaudar fondos para el alzhéimer, a subir 80.000 escaleras y recorrer 126 kilómetros para luchar contra la Piel de Mariposa, una enfermedad de las denominadas raras o poco comunes. En plena cuarentena, Jesús se hizo viral tras completar en el pasillo de su casa una maratón. "Creo que es lo más duro que he hecho nunca", asegura un hombre que ya ha completado más de 47 maratones, seis ultratrails de más de 100 kilómetros, seis Trans Montesblancos, cuatro Moncayo Trail Barranco de Horcajuelo…. El pasado septiembre, entró en el salón de la fama de la plataforma Everesting tras acumular 8.856 metros de desnivel positivo ascendiendo el Moncayo varias veces.El objetivo era recaudar fondos a favor de la asociación Faral-Alzhéimer Aragón y consiguió más de 4.600 euros.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión