Deportes
Suscríbete por 1€

ciclismo

El gran triunfo de Fernando Barceló en La Vuelta

El ciclista oscense del Cofidis, que hace un año tuvo que abandonar tras la quinta etapa por una taquicardia de la que fue intervenido, califica de "victoria bastante grande" el hecho de haber concluido la edición de este año de la ronda española.

Fernando Barceló, durante su participación en La Vuelta.
Fernando Barceló, durante su participación en La Vuelta.
Team Cofidis

Ya sea el Tour, el Giro o La Vuelta, cruzar la última meta de una de las tres grandes del calendario ciclista internacional siempre resulta toda una satisfacción para los que habían iniciado el periplo tres semanas antes independientemente de su clasificación final; atrás queda un sacrificio que va más allá de las 21 etapas completadas. En el caso de Fernando Barceló esa sensación de triunfo fue especial el domingo cuando concluyó la contrarreloj con la que se cerró La Vuelta 2021 en Santiago de Compostela. Por tercera vez consecutiva el primero de la general fue el esloveno Primoz Roglic, pero él también se puede considerar campeón. “Este año con mucho sufrimiento constancia y esfuerzo he llegado al final, no ha sido fácil, con muchos momentos de incertidumbre y dificultades no solo en La Vuelta sino en toda la temporada”, confiesa en sus redes sociales el oscense del Cofidis, único representante aragonés en la ronda, que calificó de “victoria bastante grande” el hecho de haber completado los 3.417 kilómetros que sumaba todo el recorrido.

La historia de superación de Barceló, 89º en la clasificación final de la que era su tercera participación en la cita, había arrancado más de un año antes. El 24 de octubre, tras la quinta etapa de La Vuelta, la que unía Huesca y Sabiñánigo, que había marcado en rojo por transcurrir en su tierra y que logró finalizar pese a todo dentro del pelotón de los principales favoritos, se vio obligado a abandonar. Sus pulsaciones pasaron de pronto de 150 a 230 en lo que describió como una sensación similar a la que se siente en una montaña rusa, era una taquicardia. Menos de un mes después, fue sometido a un cateterismo.

Prácticamente desde el principio su intención fue seguir, lo ha conseguido en una temporada en la que a sus 25 años está logrando competir con normalidad y conseguir de nuevo buenos resultado como el cuarto puesto en el Tour de Valonia. También ha corrido, entre otras, la Clásica de San Sebastián, la Volta a Catalunya y la Flecha Vallona.

En La Vuelta no quería renunciar a nada incluido algún triunfo de etapa. No pudo ser, su mejor puesto fue el 32º en la octava jornada, la que unió Santa Pola con La Manga del Mar Menor. Su trabajo ha sido el de asistir a su jefe de filas, Guillaume Martin, noveno en la general y primer francés que entra en el Top 10 del Tour y La Vuelta en el mismo año desde que lo consiguiesen en 1995 Laurent Jalabert y Richard Virenque.

Barceló afirma “haberlo dado todo cada día para llegar a la meta” y considera que su última actuación es “un gran punto de inflexión” en su carrera. “Estoy convencido de que el mejor rendimiento físico está por venir en las siguientes temporadas”, aventura. Aunque su curso aún no ha acabado, sí que ha llegado el momento “de disfrutar del trabajo realizado hasta el día de hoy”.

El ciclista oscense, que cumple su segundo curso en el Cofidis, tiene en su palmarés un sexto puesto en el Campeonato de España de 2020 y un séptimo en el de 2019. Además, en su estreno en La Vuelta, cuando lucía e jersey del Euskadi-Murias, fue tercero en una etapa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión