Deportes
Suscríbete

Escándalo en el Brasil-Argentina, suspendido por violación del protocolo sanitario

La selección de Messi se retira a los cinco minutos, después de que funcionarios de la agencia de salud entrasen al terreno de juego a por cuatro jugadores procedentes de Inglaterra que entraron en el país con presuntos formularios falsos y debían ser deportados.

Brasil - Argentina
Brasil - Argentina
Sebastiao Moreira

El partido entre Brasil y Argentina que se disputaba este domingo en Sao Paulo fue suspendido de forma definitiva cuando solo se habían jugado cinco minutos, tras la intervención de la agencia nacional de vigilancia sanitaria brasileña (Anvisa), que acusó a cuatro futbolistas argentinos de haber violado el protocolo anticovid. Los jugadores de Argentina, con Leo Messi a la cabeza, abandonaron el terreno de juego en pleno clásico después del ingreso en el campo de funcionarios de la Anvisa que buscaban hacer cumplir una orden de deportación de cuatro futbolistas argentinos que militan en clubes de la Premier League inglesa.

"Llegamos a este punto porque todo aquello que Anvisa (la agencia de salud de Brasil) orientó, desde el primer momento, no fue cumplido. Ellos fueron orientados a permanecer aislados mientras esperaban la deportación, pero no cumplieron. Se movilizan hasta el estadio y entran al campo, en una serie de incumplimientos", dijo el director-presidente de la entidad, Antonio Barra Torres.

Barra Torres se refiere al portero Emiliano Martínez y el delantero Emiliano Buendía, del Aston Villa, y al defensa Cristian Romero y el centrocampista Giovani Lo Celso, del Tottenham, quienes son acusados por Anvisa de dar "información falsa" para entrar en Brasil para disputar el partido del clasificación para el Mundial de Catar 2022.

Los cuatro jugadores mintieron en el formulario de entrada a Brasil, al no informar que estuvieron en el Reino Unido en algún momento de los catorce días previos a su llegada para este partido, según la Anvisa. Una orden ministerial de 23 de junio prohíbe la entrada en territorio brasileño de cualquier persona extranjera procedente del Reino Unido, India o Sudáfrica, para evitar la propagación de variantes del coronavirus.

«Esos cuatro jugadores tienen que ser deportados de Brasil. Serán multados y sancionados por una serie de infracciones sanitarias. La primera infracción fue no cumplir el aislamiento, la anterior por no haber respondido de manera fidedigna el cuestionario de viajero, y ahora por jugar. Con más de 500.000 muertos en Brasil, en medio de la pandemia, las órdenes se están incumpliendo no sé a mando de quién», añadió el directivo.

Martínez, Romero y Lo Celso estaban en el campo, mientras que Buendía no fue convocado para formar parte del equipo albiceleste para el choque contra la 'Canarinha'. El partido fue interrumpido en el minuto 5 por una acción de juego, pero un par de minutos después ingresó en el campo un grupo de personas, funcionarios de la Anvisa, con órdenes contra los cuatro jugadores argentinos.

En medio de encontronazos con algunos de esos funcionarios, los jugadores de la Albiceleste se retiraron a los vestuarios, mientras que los once jugadores de Brasil aguardaban en el campo del estadio Neo Química Arena, ex Arena Corinthians, en Sao Paulo.

"Hemos llegado a este punto porque no se ha cumplido lo que recomendó ANVISA desde el primer momento. Se les instó a permanecer aislados a la espera de deportación, pero no se cumplió. Se desplazaron hasta el estadio, entraron en el campo,... hay una secuencia de incumplimientos", ha explicado el director-presidente de ANVISA, Antonio Barra Torres, en declaraciones a la cadena Globo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión