Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

vuelta a españa

Bardet da una lección en el estreno del Pico Villuercas y Eiking sigue líder

Sacó 44 segundos a sus inmediatos perseguidores de la fuga, el español Jesús Herrada (Cofidis) y el australiano Jay Vine (Alpecin Fenix).

El francés Romain Bardet (DSM), primer conquistador de la cima extremeña del Pico Villuercas
El francés Romain Bardet (DSM), primer conquistador de la cima extremeña del Pico Villuercas
Manu Bruque

El francés Romain Bardet (DSM), corredor con dos podios en el Tour, ofreció este sábado su mejor versión de escalador para convertirse en el primer conquistador de la cima extremeña del Pico Villuercas, en una jornada de tregua entre los favoritos que permitió al noruego Odd Christian Eiking mantener el jersey rojo de líder.

Bardet apostó fuerte y obtuvo un buen premio. Se metió en la fuga del día, coronó en cabeza los tres puertos del día, se enfundó el maillot de la montaña y al final dio una lección estupenda subiendo en solitario hasta la inédita cima del Pico Villuercas.

El ciclista de Brioude, de 30 años, apareció en el momento idóneo a 6 km de meta para atacar y largarse directo a abrazar la gloria por primera vez en la Vuelta. Alzó los brazos como vencedor de la decimocuarta etapa, disputada entre Don Benito y Pico Villuercas, con un tiempo de 4h.20.36, a una media de 38,2 km/h.

Bardet pudo paladear el triunfo cerca del cielo, a caso 1600 metros de altitud. Sacó 44 segundos a sus inmediatos perseguidores de la fuga, el español Jesús Herrada (Cofidis) y el australiano Jay Vine (Alpecin Fenix). Los hombres de la general firmaron tablas de inicio. Solo se movió Miguel Ángel Löpez para arañar 4 segundos a los Roglic, Enric Mas, Haig y Bernal, en meta a 10.25 del ganador.

Defendió con honor el maillot rojo el noruego Odd Christian Eiking. Solo perdió el nórdico 20 segundos sobre los grandes y pudo seguir como patrón con 54 segundos sobre el francés Guillaume Martin, 1.36 minutos respecto a Roglic, 2.11 con Enric Mas y López a 3.04.

La etapa cien por cien extremeña salió a toda mecha de Don Benito, en la provincia de Badajoz, con destino a la meta inédita del Pico Villuercas (Cáceres), que preside el bello paisaje que ensalza el Monasterio de Guadalupe, "uno de los pueblos más bonitos de España", según el cartel que recibe a sus numerosos visitantes.

Ritmo muy vivo, 51,3 km en la primera hora de carrera, cuando ya se habían largado del pelotón 18 hombres. Ninguno peligroso para la general, pero con intereses varios, ya sea por el triunfo de etapa o por cazar el maillot de la montaña. Por este último objetivo se coló el francés Romain Bardet (DSM).

Y lo logró Bardet, pues coronó al frente la primera de las tres dificultades del recorrido, el Puerto de Berzocana (3a,7,7 km al 5,2%). Los favoritos marchaban remolcados por el Jumbo Visma de Roglic, a ritmo cómodo, reservados para la hora "D".

El francés, empeñado en demostrar que aún le queda mucho ciclismo en sus piernas, también dirigió el ascenso al duro puerto del Collado de Ballesteros (1a, 2,8 km al 14% con pendientes del 20, una de las vertientes del Pico Villuercas). De nuevo irrumpió primero en la cima. Ya le había arrebatado al italiano Damiano Caruso el jersey de puntos azules de la montaña.

Acabado el descenso quedó claro que la etapa se iba a decidir delante. El francés Prodhomme y el veterano Dani Navarro, de 38 años, rompieron la fuga en la transición hacia Guadalupe, en un terreno rompepiernas donde Bardet prefirió esconderse en el grupo perseguidor.

Una caída de Dani Navarro permitió al francés Nicolas Prodhomme salir en fuga e iniciar en solitario el ascenso al Pico Villuercas (1a, 14,5 km al 6,2% con una rampa al final del 15). El galo arrancó con un minuto sobre los perseguidores y un cuarto de hora sobre la alta jerarquía, en un pelotón numeroso e indolente, en pacto de no agresión.

Prohomme fue cazado a 6 km de la cúspide. Allí estaba Bardet, viejo zorro, adornado en su palmarés con dos podios en el Tour que incluyen 3 triunfos de etapa. Un escalador con alguna cuenta pendiente que decidió saldar en la Vuelta.

El francés saltó del grupo, puso un ritmo insoportable para sus rivales y se presentó en meta feliz por su reaparición en una prueba Wordl Tour, aclamado por la animosa afición extremeña, demostrando el subcampeón del mundo 2018, tras Valverde, que aún tiene voz y voto entre la elite del ciclismo.

Un buen rato después, entre los favoritos solo se animó a atacar, a 2,5 km de meta, Miguel Ángel López. El Jumbo le mantuvo a raya y nadie perdió los nervios. El colombiano arañó 4 segundos, el líder nórdico retuvo la camiseta roja y el restó pasó página. Ese era el plan.

La decimoquinta etapa de la Vuelta llevará al pelotón desde Navalmoral de la Mata a El Barraco a través de 197,5 km. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión