Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

juegos olímpicos

Jon Rahm, el rival a batir en Tokio

Sus resultados en los grandes le convierten en el gran favorito al oro con permiso de la potente delegación de EE UU, liderada por Morikawa.

Jun 20, 2021; San Diego, California, USA; Jon Rahm plays a shot from a bunker on the 11th hole during the final round of the U.S. Open golf tournament at Torrey Pines Golf Course. Mandatory Credit: Orlando Ramirez-USA TODAY Sports[[[REUTERS VOCENTO]]] GOLF/
Jun 20, 2021; San Diego, California, USA; Jon Rahm plays a shot from a bunker on the 11th hole during the final round of the U.S. Open golf tournament at Torrey Pines Golf Course. Mandatory Credit: Orlando Ramirez-USA TODAY Sports[[[REUTERS VOCENTO]]] GOLF/
Orlando Ramirez

Jon Rahm es el gran rival a batir en los Juegos de Tokio. Su número uno en el ránking mundial y, sobre todo, sus resultados en los grandes del año, con cuatro 'top 10', entre ellos su victoria en el US Open, le convierten en el principal favorito a colgarse la medalla de oro. El vizcaíno, muy ilusionado con la cita olímpica a pesar de estar encajonada en el calendario y de las dificultades que se encontrarán los participantes por las restricciones de la pandemia, tendrá un duro oponente en el potente equipo de Estados Unidos. Lo lidera el joven Collin Morikawa, flamante ganador del British con un golf deslumbrante, pero también lo integran Justin Thomas, tercer jugador del mundo, Xander Schauffele, siempre sólido y seguro, y Bryson Dechambeau, talento puro y uno de los profesionales más imprevisibles del circuito.

La competición masculina se celebrará entre el 29 de julio y el 1 de agosto y tendrá como escenario el Kasumigaseki Country Club de Saitama, a unos cuarenta minutos del centro de la capital japonesa. El campo, que ya ha acogido otros eventos importantes, es una auténtica joya paisajística y está rodeado del espectacular bosque de las colinas Musashino. Pero este entorno idílico 'esconde' sinuosas calles, repletas de ondulaciones, y también amplísimos greenes que pondrán en peligro los pares de quienes no dejen la bola a la primera en el lugar adecuado. El recorrido premiará por tanto la precisión y castigará con dureza los errores.

La carta de presentación de Rahm en Tokio es inmejorable y está sustentada en un dato que pone aún más en valor sus prestaciones durante este curso. Ningún golfista europeo hasta la fecha -ni Ballesteros, ni Langer, ni Faldo ni McIlroy, por citar a cuatro incuestionables- había conseguido encadenar cuatro puestos entre los diez mejores en los 'majors' en una misma campaña. El vizcaíno sí lo ha hecho. Y habría que añadirle un quinto si se sumara a este logro el Masters disputado en noviembre de 2020.

El pasado mes de abril en Augusta acabó quinto con una última jornada memorable en la que firmó la mejor tarjeta con 66 golpes. Más tarde llegó su octava posición en el PGA de Kiawah Island, donde empezó a sentir como suyo el nuevo putter que le encumbraría semanas después en el Abierto de Estados Unidos. Su reciente tercer puesto en el British de Kent ha confirmado que el de Barrika falla poco y que incluso cuando lo hace cuesta muchísimo ganarle. A estos resultados hay que sumar su exhibición en el Memorial de Ohio, que tuvo que abandonar al término de la tercera jornada por su positivo por coronavirus cuando ya lo tenía en el bolsillo.

Rahm ha logrado algo inusual en este deporte, que es la regularidad. Una estabilidad que ha sustentado en la calidad, pero también en la fe y en la fuerza mental, otros ingredientes básicos cuando las cosas pintan mal. Sus últimos nueve hoyos el domingo en el Royal St. George's son el mejor ejemplo de esa fortaleza que le hace único. El vizcaíno había sufrido todos los avatares y no le salía nada, con el riesgo evidente de irse del torneo. Y sin embargo supo sobreponerse para encontrar la mejor versión de sí mismo y rubricar cuatro birdies seguidos que le auparon a la tercera posición final.

Collin Morikawa, intratable en la lucha por la Jarra de Clarete en Sandwich, será a priori el principal adversario de Rahm en la lucha por el oro olímpico. Con solo 24 años, este californiano de origen chino-japonés ya tiene en su haber dos 'majors', el PGA y el British, y es difícil encontrarle debilidades. Tenía una, el putter, pero la enterró en la última jornada del Open Británico.

Es cierto que en Tokio habrá importantes ausencias, la más destacada la de Dustin Johnson, pero el plantel es importante y la batalla por las medallas se presenta apasionante. Además de Rahm y los estadounidenses estarán Matsuyama, Paul Casey, Rory McIlroy, Shane Lowry, Francesco Molinari, Corey Conners, Cameron Smith...

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión