Deportes
Suscríbete por 1€

deportes

La generación dorada de Bélgica se vuelve maldita

Roberto Martínez deja en el aire su futuro tras caer ante Italia en cuartos y no confirmar en la Eurocopa las enormes expectativas generadas por el tercer puesto en el Mundial de Rusia.

Italia - Belgica Eurocopa
Imagen del partido entre Italia y Belgica en la Eurocopa, celebrado el viernes.
Agencias

No cabe hablar de un fracaso de Bélgica, que ganó sus cuatro partidos frente Rusia (3-0), Dinamarca (2-1), Finlandia (2-0) y Portugal (1-0) en octavos, hasta caer por la mínima ante Italia el viernes en Múnich, pero sí de otra frustración de esa generación de oro que va camino de transformarse en generación maldita. Desde hace tiempo parte entre las grandes favoritas pero llegan los torneos y no cumple con esa condición, aunque el tercer puesto en el Mundial de Rusia 2018 fue un éxito.

"Estoy orgulloso de lo que ha hecho este equipo", aseguró el catalán Roberto Martínez, tras la derrota de su selección frente a la 'Azzurra'. "Estoy muy triste, muy decepcionado por los jugadores que no merecen marcharse del torneo viendo su implicación. Pero había dos muy buenos equipos en el terreno de juego e Italia fue mejor en la primera parte", declaró el preparador de los 'diablos rojos'.

El estratega de Balaguer (Lérida) de 47 años, está llamado a dirigir a los belgas en el próximo Mundial de Qatar, que tendrá lugar del 21 de noviembre al 18 de diciembre del año que viene. Pero en los últimos tiempos le han contactado grandes clubes europeos, como el Barcelona, y quizá considere que ha llegado la hora de un cambio en su carrera. "No es el momento de hablar de esto. El momento es demasiado triste", afirmó tras caer en la capital bávara y cuestionarle sobre su futuro.

"Estamos decepcionados, por supuesto, pero hay que ser realistas: sabíamos que sería un torneo difícil porque había muchos elementos que han jugado en nuestra contra", argumentó, por su parte, Kevin de Bruyne, el jugador del Manchester City que se alistó ante Italia a pesar de arrrastrar molestias en el tobillo. "La lesión de Eden (Hazard), la baja de Timothy (Castagne) desde el primer partido, Axel (Witsel sin ritmo)... Hemos tenido demasiados problemas para estar al 100%", explicó el astro belga.

"Yo personalmente no estaba a tope, pero hemos peleado hasta el final. La gente nos va a criticar, pero creo que los aficionados han visto que lo dimos todo. Lo intentaremos de nuevo la próxima vez, en el Mundial", lanzó.

En una mini Eurocopa

Antes, en octubre, los belgas jugarán la 'Final four' de la Liga de Naciones, donde también competirán España, Italia y Francia en una mini Eurocopa. Más autocrítico fue el portero madridista Thibaut Courtois. "Sabíamos que los italianos eran un equipo de gran clase, pero globalmente no hicimos lo suficiente. El objetivo era tener la posesión en el centro del campo y hacerles daños por los costados. Pero no lo conseguimos", lamentó.

Después de un notable tercer puesto en el Mundial de Rusia 2018, con triunfo además ante Brasil (2-1) en cuartos antes de caer por la mínima en la semifinal ante Francia (0-1) e imponerse con claridad a Inglaterra (2-0) en la final de consolación, la Bélgica de Bob Martínez avisaba de que esta Eurocopa sería su gran oportunidad. De entrada, el sorteo fue clemente para ellos, incluidos en un grupo bastante factible, aunque tuvieron que cruzarse luego con los lusos, terceros del grupo de la muerte y vigentes campeones. Les superaron rumbo a los cuartos, ronda en la que cayeron de forma inesperada frente a Gales en la edición de 2016.

Además, se presentaron en el torneo avalados por el mejor Romelu Lukaku, campeón de la Serie A con el Inter y autor de 24 goles. El formidable ariete de origen congoleño les ha mantenido con sus cuatro goles en el torneo, a uno del todavía pichichi Cristiano Ronaldo. También Courtois terminó el curso de forma impecable con el Real Madrid y había otros jugadores que disfrutaban de un buen momento de forma como Youri Tielemens, Yannick Carrasco, campeón de Liga con el Atlético, Dries Martens, ídolo en el martes. Todos han sido intrascendentes. También talentos emergentes como el extremo del Rennes Jeremy Doku, la gran sospresa en la alineación ante Italia y el mejor del partido.

El drama de Eden Hazard

El gran hándicap, sin embargo, tener a sus dos figuras mermadas. Su mejor jugador de la temporada, el versátil Kevin de Bruyne, se retiró a finales de mayo de la final de la Liga de Campeones, perdida con el City ante el Chelea, con dos fracturas faciales. Fue entrando de forma paulatina en el equipo pero sufrió también una lesión en el tobillo que le hizo jugar a un 50% en la cita clave ante los transalpinos.

Mucho peor la situación de Eden Hazard tras dos años horribles en el Real Madrid. Llegó lesionado, dejó destellos en algunos partidos, aunque su técnico dijo que ante Finlandia le vio en su mejor versión en dos años, y volvió a romperse en el choque ante Portugal para perderse los cuartos. En total, 226 minutos distribuidos en cuatro partidos, cinco intentos de disparo, una asistencia y 122 pases acertados sobre 141 (83%). Y Witsel llegó al límite tras romperse en enero el tendón de Aquiles.

La vuelta como ayudante del francés Thierry Henry, tras su breve paso frustrado al frente del banquillo del Mónaco, tampoco sirvió como revulsivo. Para seguir aspirando a lo más alto, Bélgica precisa hallar sustitutos de los centrales Vermaelen, Vertonghen y en menor medida Alderweireld, ya en los declives de sus carreras. Y a día de hoy no los tiene.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión