Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

El voleibol gana adeptos en Aragón con casi cuatro veces más licencias en cinco años

Es, junto al pádel, el deporte que más ha crecido, pasando de 460 federados en 2016 a los casi 1.800 actuales. Pese a la pandemia, la tendencia ha seguido al alza.

Aragón ha estado representado en el Campeonato de España con ocho equipos.
Aragón ha estado representado en el Campeonato de España con ocho equipos.
Heraldo.es

El voleibol es, junto al pádel, el deporte que más ha crecido en Aragón en los últimos cinco años. Según los datos que maneja la Federación Aragonesa de Voleibol (FAVB), las licencias se han casi cuadruplicado desde 2016, pasando de los 460 federados de entonces a los alrededor de 1.800 actuales. Y eso que, de por medio, ha habido más de un año de pandemia durante el que las competiciones se han prácticamente paralizado. Pero, al contrario de lo sucedido con otros deportes, en este caso la tendencia ha seguido al alza gracias, en parte, a que no se trata de un deporte de contacto y cada jugador está en su zona y con relativa distancia.

Del total de licencias, el mayor repunte en estos años se ha producido en los centros escolares, donde actualmente practican este deporte alrededor de mil chicos y chicas federados. “Es bastante adictivo. Una vez que aprendes a jugar, te vas enganchando”, asegura David Lechón, presidente de la FAVB. A diferencia de otras disciplinas, como el fútbol, el voleibol se empieza mucho más tarde porque requiere de ciertas habilidades técnicas algo más complejas. Por eso, la mayoría de quienes se inician en este deporte están en edad juvenil, de los 16 a los 18 años y es eminentemente femenino.

Este auge del voleibol, sobre todo a nivel base, se nota en la participación en campeonatos nacionales de los equipos aragoneses. La última gran cita, que también es la primera desde la covid-19, ha sido el Campeonato de España, disputado entre los meses de mayo y junio, según la categoría, en varias localidades de la península.

. Equipo Alevín Femenino del CV Alcañiz.
. Equipo Alevín Femenino del CV Alcañiz.
CV Alcañiz

A este torneo acuden los primeros clasificados de las ligas por comunidades de todo el país y, en el caso de Aragón, la representación ha sido amplia. En Alevín Femenino han participado dos clubes, el Rosa Molas (de Zaragoza) y el CV Alcañiz, una localidad que pese a ser más pequeña que Zaragoza o Teruel, tiene mucha afición por el voleibol.

El entrenador de este último equipo es Michel Orihuela, que viajó con las nueve jóvenes integrantes a Valladolid para disputar el campeonato nacional. “Para ellas es una experiencia que no van a olvidar. Entramos al pabellón Pisuerga y vimos todas las pistas y gente jugando. Ellas no paraban de mirar a todos lados”, recuerda el entrenador. Y es que para un club modesto como el CV Alcañiz poder participar en una cita nacional de este nivel es ya todo un premio. Sobre todo para las pequeñas componentes del alevín, que apenas tienen entre 11 y 12 años.

Junto a este equipo, el club, que se fundó hace unos 15 años, también ha representado a Aragón en la categoría juvenil femenina del Campeonato de España. El grupo acaba de regresar de Almería, donde han participado como único club de Aragón, tras ganar la liga autonómica. En este viaje les han acompañado sus familias, cuyo apoyo y compromiso, tanto en esta como en el resto de categorías, es fundamental para dar continuidad al club.

Equipo Alevín Femenino del Rosa Molas.
Equipo Alevín Femenino del Rosa Molas.
Rosa Molas

En el caso de las alevines, al torneo nacional siempre van los dos primeros clasificados de la competición de cada Comunidad. Por eso, el equipo alevín femenino del Rosa Molas también viajó a Valladolid. Daniel Bosch es el coordinador de deportes de este colegio de Zaragoza donde siempre ha habido tradición de voleibol. Pero no ha sido hasta este año cuando uno de sus equipos ha participado en el torneo nacional. Gran parte de la culpa de ello la tiene el APA. “Los padres se han volcado y comprometido, se han encargado de toda la organización, alquilaron una furgoneta para viajar a Valladolid y regalaron a todas las niñas una segunda equipación para jugar en el campeonato”, explica Daniel. “Sin ellos y sin el apoyo de la Federación Aragonesa, no hubiéramos podido llegar hasta aquí”, añade.

Por cosas del destino, en la cita nacional, se enfrentaron en el último partido al CV Alcañiz. Un duelo aragonés que terminó con la victoria del Rosa Molas. “Más allá de la competición, las jugadoras de ambos equipos encontraron compañeras y no rivales fuera de la pista”, asegura Bosch.

El CV Zaragoza es el tercer club que ha representado a Aragón en el Campeonato de España de este año. Es el que más equipos ha llevado a la cita nacional, con la participación del infantil femenino y masculino en Castellón, el cadete femenino y masculino en Avilés y el juvenil masculino en Boiro.

Tras nueve años jugando en lo más alto del voleibol, por motivos económicos, el club abandonó las altas esferas y se dedicó a trabajar desde la base, para ir creando cantera y contar con recursos humanos para cuando los financieros no acompañaran. Así, desde 2013, el reconvertido a CV Zaragoza (anteriormente jugó la superliga como Bantierra Fábregas Sport o Multicaja Fábregas Sport) ha ido consolidándose hasta conseguir los 23 equipos (17 femeninos y 6 masculinos) que tiene hoy, siendo el club que más licencias aglutina de Aragón.

Equipo Infantil Femenino del CV Zaragoza.
Equipo Infantil Femenino del CV Zaragoza.
CV Zaragoza

Además de este salto en cantidad, este año también lo han dado en calidad. El paso del club por el Campeonato de España ha dejado un buen sabor de boca, independientemente de las clasificaciones obtenidas. En todos los casos, los equipos de las distintas categorías han demostrado estar en muy buena condiciones, plantando cara a grandes conjuntos del resto de España, donde el nivel es superior al de Aragón. El mejor puesto al término de la competición lo consiguió el equipo juvenil masculino, conducido por el entrenador Diego Carreras, que quedó en el número 12 de la clasificación nacional. “Para los chicos no era la primera vez en un torneo de estas características, puesto que ya habían participado en una edición anterior en categorías inferiores. En estos casos, la experiencia se nota”, asegura el técnico.

Por el contrario, para los jugadores y jugadoras del resto de equipos que participaron en el campeonato era una cita totalmente nueva. Una experiencia para recordar y también un aprendizaje de cara a futuras competiciones de este tipo.

Con la resaca del campeonato, todos los clubes aragoneses están ahora inmersos en la organización de jornadas de tecnificación y campus de verano. Después, llegará un merecido descanso durante el mes de agosto para retomar las competiciones, si todo va según lo previsto, en septiembre.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión