Deportes
Suscríbete por 1€

baloncesto 

Ponsarnau: "Este es un proyecto a medio y largo plazo"

El nuevo entrenador del Casademont Zaragoza, que ha firmado por dos temporadas, asegura "humildad y ambición" al tiempo que anuncia que está abierto a que haya "bastantes cambios" en la plantilla. 

Jaume Ponsarnau ha esbozado este lunes al mediodía las líneas maestras del nuevo proyecto del Casademont Zaragoza. El veterano técnico catalán anunció "humildad y ambición" en un proyecto que considera "a medio y largo plazo" y en el que está abierto a que haya "bastantes cambios" en la plantilla. 

Ponsarnau, que ha firmado por dos temporadas tras desvincularse del Valencia Basket, no quiso marcarse objetivos concretos clasificatorios, pero sí que subrayó la "máxima ambición" con la que ha aterrizado en Zaragoza. "Vengo con muchas ganas y mucha ilusión de empezar un nuevo proyecto en el que desde la humildad, queremos tener la máxima ambición para conseguir los mejores resultados posibles. Queremos que la afición se sienta identificada con nosotros en un club que es mucho más que el primer equipo", destacó. 

En esa misma línea, el director deportivo Pep Cargol señaló que en el club la confianza y la felicidad es máxima por conseguir a un entrenador con el cartel del catalán. "Estamos muy contentos de que Jauma haya decidido unirse a nuestro proyecto y apostar por nosotros. Es un entrenador con experiencia, recorrido en la liga y muchísima ilusión de trabajar con nosotros. Su idea y su filosofía coincide totalmente con la nuestra. Va a ser el líder deportivo de nuestro club en los próximos dos años", señaló Cargol. 

También Ponsarnau enfatizó en su discurso la idea de un proyecto largo, lejos del cortoplacismo. "Una de las cosas que más me sedujo del proyecto es que es muy realista. Hay bastantes presupuestos mayores que el nuestro pero, a la vez, tenemos una mentalidad de ambición. Tenemos que aprovechar al máximo los recursos que dispongamos para ser un equipo que gane el máximo posible de partidos. Y eso es un proceso. Por eso, este es un proyecto a medio y largo plazo. Poco a poco tenemos que mejorar nuestra capacidad competitiva para ganar el máximo de partidos que esté en nuestra mano. Se trata de cuando perdamos partidos, nos sirva para crecer. Luego las competiciones nos pondrán en nuestro lugar”, explicó en un mensaje cargado de realismo, en la misma línea del club en las últimas semanas. 

Sobre la nueva configuración de la plantilla, Ponsarnau no quiso entrar en detalles específicos, pero sí subrayó que "estamos abiertos a que haya bastantes cambios". Además, incidió en varias ocasiones en que quiere "un buen grupo humano". "Tenemos que ir ajustando los contratos que se están negociando y los jugadores que queremos que sigan y que no. A partir de ahí, ir dibujando la plantilla. Creo que se trata de no solo hacer un buen grupo con calidad, también tenemos que sumar calidades personales y humanas para hacer un bueno año. A pesar de que perdamos por el camino calidad en el baloncesto, queremos hacer un gran grupo humano. Todos los equipos pasan por malos momentos y, entonces, si hay cohesión de grupo, química… se lleva mucho mejor y te posibilita que después haya buenos resultados. Queremos un equipo con valores personales adecuados", destacó. 

Presentación de Ponsarnau con el Casademont Zaragoza.
Presentación de Ponsarnau con el Casademont Zaragoza.
Guillermo Mestre

El base y el pívot, claves

Sí que desveló que sus prioridades son el base y el pívot, las dos posiciones sobre las que debe gravitar el nuevo proyecto. “Iremos construyendo la plantilla en función de las posibilidades que nos ofrezca el mercado. Eso sí, en el cómo atacar y cómo defender, es muy importante la posición de base y la de pívot. Queremos tener un sentido de continuidad pero también de mejora. Nos quedan muchas cosas por intentar y por decidir”, dijo. También señaló que va a estudiar una a una todas las situaciones contractuales de los jugadores y que hablará "uno a uno" con todos ellos. "Ahora es el momento de la calma, todo el mundo tiene el derecho de ver su situación individual para que cuando empecemos a trabajar juntos, el foco esté en el equipo. Vamos a ir hablando con los jugadores para ver sus inquietudes y mentalidad para tomar las decisiones en consecuencia", comentó. 

Respecto al estilo de juego que pretende en Zaragoza, Ponsarnau señaló estar abierto a todo tipo de propuestas y que serán "los jugadores" los que determinarán el baloncesto del equipo. "En mi carrera he tenido equipos de un perfil claramente defensivo en los que nuestra capacidad competitiva estaba basada al trabajo atrás y, en otras temporadas, he tenido equipos con baloncesto dinámico y ofensivo. Esto tiene que ver con la calidad de los jugadores, intentando siempre hacer crecer esta calidad para ser competitivos en los dos lados de la pista porque el baloncesto moderno así lo exige", analizó. 

Ponsarnau reconoció que habrá cambios en el cuerpo técnico, que aún no está cerrado, y admitió que quiere cerrar en los próximos días el calendario de pretemporada. Sobre la participación o no en la Basketball Champions League, afirmó que "hay una expectativa y una ilusión de jugarla" pero también "el realismo de que tenemos que esperar". En cualquier caso, expresó su deseo de competir un año más en Europa.

Por último, el nuevo técnico del Casademont envió un mensaje de ilusión a la marea roja, a la que solicitó "apoyo" para que el equipo sea competitivo. "Ellos pueden ser claves para ayudarnos a dar ese paso para que el Casademont aspire al máximo de cotas posibles. Si ellos pueden dar ese empujón, puede ser clave", concluyó. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión