Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

fútbol

El arbitraje femenino despunta en el fútbol aragonés

Un 25% de los nuevos colegiados para la próxima temporada serán mujeres. En total, ya son 40 las árbitras de Aragón, una cifra que aumenta año a año. 

Foto de familia de las nuevas colegiadas de la Federación Aragonesa.
Foto de familia de las nuevas colegiadas de la Federación Aragonesa.
Heraldo.es

Ser árbitro de fútbol en Aragón era hasta hace poco más de un lustro un espacio reservado de forma casi exclusiva para los hombres. Un lugar en el que las mujeres eran una cuota reducida con escasos representantes y referentes como Marta Frías. Sin embargo, en estos últimos cinco o seis años el crecimiento del arbitraje femenino en el fútbol aragonés está siendo sobresaliente. 

Hace cinco años, Aragón contaba con poco más de una decena de colegiadas censadas en su Federación, una cifra que ya ha multiplicado por cuatro, hasta alcanzar un total de 40. De hecho, de los 40 nuevos colegiados que se vestirán de corto la próxima temporada, un 25% serán mujeres. Judith Beltrán, Valera Anora, Isabel Soler, Laura Gañán, María Monesma, Amaia Cerdán, Sara Martín, Natalia Salas y Elena Alquézar han superado tres meses de exigente formación, las correspondientes pruebas físicas y ya están aptas para iniciarse en el arbitraje regional. "Ha sido todo un éxito, al final son nueve chicas, una más del curso anterior. Un total de 10 chicas entre los 40 nuevos árbitros, un 25% de todos los nuevos colegiados, son mujeres", destaca el excolegiado Víctor Mateo Montañés, responsable de impartir los cursos exclusivos para chicas.

Aragón cuenta con un total de 450 árbitros censados, una cifra que se mantiene estable y en la que el crecimiento de las mujeres es exponencial. "Estamos viendo que muchas árbitras están llegando a la élite. Ahora tiene que ser el trabajo de las chicas las que les lleve a estar entre las mejores", destaca Mateo. En este sentido, la gran referente es Marta Frías, que hace solo un par de semanas integró el cuarteto de arbitraje de la final de la Copa de la Reina junto a la oscense Carmela Capistrós Bitrián.

Marta Frías, internacional desde 2012, ya dirigió en octubre el que era el primer clásico femenino entre el Real Madrid y el FC Barcelona, con victoria de las catalanas por 0-4, y también se encargó de arbitrar la final de la Supercopa que midió al Levante y al Atlético de Madrid en la que se impusieron las colchoneras por 0-3. La temporada pasada le fue otorgado el Trofeo Vicente Acebedo que la cataloga como la mejor colegiada de la 2019-20.

En ese histórico Real Madrid-FC Barcelona también estuvo presente Capistrós. La oscense vive la que es su cuarta campaña en la máxima categoría femenina y además en el actual curso se ha estrenado en Segunda División B. Ellas son dos de los grandes espejos a los que se miran las jóvenes colegiadas que ahora inician sus carreras. "Yo comencé en el camino del arbitraje hace unos años y estoy muy orgullosa y feliz. Nunca pensé en llegar donde he llegado. Con trabajo, compromiso, ilusión y constancia, estas chicas pueden llegar donde quieran. Lo que hay que tener siempre es confianza. Cuentan con todo el apoyo del Comité Aragonés y el mío propio", subraya Frías en un mensaje de apoyo a las nuevas generaciones. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión