Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

balonmano

Alberto Val: "Jugué en el Barça, y ahora con mis amigos de Casetas"

El veterano pivote internacional regresa al club en el que se inicio para intentar el ascenso a la Primera Nacional.

Deportes
Formidable: Alberto Val, 208 centímetros, arma el brazo.
Francisco Jiménez

En Casetas comenzó y a Casetas ha vuelto.

Así es. Aquí me tiene. Jugué en el Barça de balonmano, y ahora con mis amigos de Casetas.

Después de jugar la Champions...

Después de jugar la Champions, estábamos jugando este año en la máxima categoría regional y nos hemos clasificado para la fase de ascenso junto al Utebo.

Rebobinemos hasta el cambio de siglo y de milenio. Un chaval de Casetas ficha por el Barça con apenas 14 años.

Me llamó Toni Gerona, que ahora es el seleccionador de Serbia. Primero me citó la selección aragonesa y después la española de categoria infantil. Había estado siempre en Casetas, viviendo con mis padres. Salí de casa porque, si quería hacerme jugador, lo mejor era ir allí, a la cantera del Barça.

El Barca apostó por usted.

Me enseñaron muchísimo. Y, con apenas 17 años, un día Xesco Espar me dijo que iba a debutar. Y nada más y nada menos que contra el Portland San Antonio de Pamplona, que entonces era un equipazo con Zupo Equísoain. Estuve cuatro años en el Barça, hasta que en el quinto año fiché por el CAI Aragón, que acababa de ascender a Liga Asobal y también tenía un equipo muy potente.

Fue muy importante en su carrera Manolo Laguna.

Estuve cuatro años con él en Torrevieja. Regresé al CAI Aragón, entonces ya un equipo consolidado en la Asobal. Luego llegó la aventura internacional y fiché por el Constanza rumano, hasta que me llamó Talant Dujshebáev para el Atlético de Madrid, pero el club desapareció. Volví dos veces más al BM Aragón, me fui a Qatar y a Logroño, hasta que me retiré el año pasado en el Huesca.

Dicen que su retirada quedará como indicador del estado del balonmano español de élite: un jugador de Asobal dejaba la alta competición tras aprobar una oposición a Policía Local.

Ya tengo una edad. Buscaba la seguridad laboral, y el puesto de trabajo como Policía Local en Binéfar me la daba. Trabajo una semana sin otra. Duermo una semana en Monzón y otra en Casetas.

Casetas siempre ha ido con usted a todos los lados.

Por supuesto. Es maravilloso que este viaje acabe allí.

Y ahora quieren ascender a Primera Nacional.

Lo vamos a intentar con todas nuestras fuerzas. Jugamos la fase de ascenso este fin de semana en Nava de la Asunción (Segovia) ante La Salle Bonanova de Barcelona, Calasancio de La Rioja y el Nava B. Solo sube uno.

A ver, a ver...

Nosotros somos un grupo de amigos de Casetas y alrededores, con solo dos jugadores de Zaragoza. Por cierto, juega de lateral mi hermano Juan Carlos, que ya tiene 41 años... Nos entrena Jorge Enciso.

Enciso, delegado en los tiempos de gloria del CAI Aragón...

Exacto. El otro equipo aragonés que va a jugar el ascenso, los vecinos de Utebo, tienen que ir hasta Leganés.

Cuentan que Casetas está revolucionada en busca del ascenso.

Es algo precioso ser la ilusión de tanta gente. Jugamos en cemento en el pabellón de fiestas, pues el polideportivo está en obras. En vez de tocar la orquesta en el escenario, pintamos las rayas en el suelo, ponemos las porterías y nos ponemos a jugar.

¡Qué bonito es el deporte puro, amigo mío!

Como no teníamos dinero para el desplazamiento a Segovia y las dos noches de hotel, hemos organizado rifas. En las tiendas, en los bares de Casetas, hay bufandas y más bufandas del equipo.

Deporte de verdad...

A ver si logramos el ascenso. No es a la Liga Asobal, pero para nosotros como si lo fuera.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión