Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

montaña

El coronavirus acaba con la ascensión de Jonatan García al Dhaulagiri

El montañero afincado en Benasque se encuentra en el campo base, donde solo en las últimas horas se han detectado 22 positivos, entre ellos el de su compañera de expedición Stefi Troguet.

Jonatan García, en el centro, junto a varios compañeros, entre ellos Stefi Troguet.
Jonatan García, en el centro, junto a varios compañeros, entre ellos Stefi Troguet.
Stefi Troguet

La situación de la pandemia en Nepal y en concreto en el Dhaulagiri ha frenado la ascensión de Jonatan García a la que, con sus 8.167 metros de altura, es la séptima cumbre del planeta. Después de que decidiese desistir de su objetivo a la vista de las malas condiciones que presentaba la montaña y de la entrada con fuerza de la covid-19 en el campo base, donde se encuentra en estos momentos, el alpinista baracaldés afincado en Benasque está ahora a la espera de poder emprender el regreso. En principio tiene billete de vuelta para el 15 de mayo, pero la situación de confinamiento que vive Katmandú, la capital del país asiático, y las dificultades derivadas de ello para volar complican el viaje.

Al igual que ha sucedido en el vecino Everest, donde entre otros Álex Txikon también ha dado por finalizada su expedición ante la evolución de los contagios, los positivos no paran de sucederse en el Dhaulagiri. El sábado pasado se confirmaron 12 casos y en las últimas horas la cifra asciende a 22 entre los 66 test realizados. Uno de ellos es el de la que debería de haber sido la compañera de ascensión de García, la andorrana Stefi Troguet.

Después de que el 28 de abril ambos regresasen al campo base tras haber alcanzado por segunda vez el campo 2 (6.400 metros), finalmente García, que se encuentra en buenas condiciones, optó por precaución no volver a subir, mientras que Troguet reanudó el objetivo acompañada por su compatriota Domi Trastoy y el brasileño Moeses Fiamoncini. Tras pasar una noche en el campo 1 y dos, en el campo 2, los tres no tuvieron ánimos para seguir y se dieron la vuelta. Al llegar al campamento, según ella misma ha publicado en sus redes sociales, se sometió a una prueba que confirmó el contagio. Es asintomática y ya ha sido evacuada en helicóptero a Katmandú.

García y Troguet partieron al Himalaya el 10 de marzo, fecha temprana para lo que es habitual en este tipo de expediciones, precisamente con la intención de pasar cuanto antes la cuarentena de seis días a la que obligan las autoridades nepalíes a los recién llegados. En España realizaron un test previo a su salida, al aterrizar superaron otro y después también dieron negativo en varios más, dos ya en las faldas del Dhaulagiri, donde había un centenar de personas, entre ellos el veterano Carlos Soria, y a donde llegaron a primeros de abril.

Ésta es la segunda ocasión en la que García, en cuyo curriculum aparecen ascensiones en buena parte de las cordilleras del mundo y que ha subido en más de cien ocasiones el Aneto, se encuentra en el Dhaulagiri. La primera fue en 2018, cuando alcanzó una cota de 7.800 metros. Además, la expedición actual suponía su regreso a Nepal tras su accidentada experiencia el año pasado en el Everest, donde sufrió una caída desde doce metros en una grieta cuando participaba en una expedición sin oxígeno.

Las condiciones de las expediciones al Himalaya están siendo todo un caldo de cultivo para la expansión de la variante india de la covid-19. No en vano, en los campos base y durante las ascensiones resulta complicado mantener medidas como las distancias y el aislamiento. Además, tampoco está resultando sencillo detectar los contagios o realizar los traslados a los hospitales.

Solo este martes se notificaron en Nepal más de 9.000 positivos, cifra similar a la del lunes y récord en el país. Ante esta situación, la Asociación de Montañismo de Nepal ha llegado a solicitar a los alpinistas que lleven a los centros de salud los tanques de oxígeno que emplean para que sean rellenados y reutilizados. Por otra parte, China ha desatado la polémica al anunciar su intención de crear una línea de separación en la cumbre del Everest para evitar contagios entre los montañeros de la vertiente tibetana.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión