Deportes
Suscríbete

baloncesto

Unicaja-Casademont: Casimiro, frente a su espejo

El conjunto aragonés se enfrenta hoy en Málaga al equipo que entrenaba su actual técnico hace tres meses, el Unicaja.

Baloncesto
Luis Casimiro escruta el entrenamiento del Casademont.
Francisco Jiménez

Luis Casimiro observará la crecida del Casademont Zaragoza frente al espejo que representa el equipo que él mismo entrenaba hace cuatro días, el Unicaja de Málaga. Para ser más concretos, no hace cuatro, sino 94… Casimiro cesó el pasado 20 de enero, después de encadenar una racha negativa de resultados que dejaron al club andaluz fuera de la Eurocup, gran objetivo de la entidad, ya que representa la puerta de acceso a la Euroliga. Menos de cien días después, hoy regresa al Martín Carpena. Casimiro, frente a su espejo, un Unicaja que constituye un indicador muy fiable del verdadero potencial del cuadro aragonés ante su gran reto, la Final a Ocho de la BCL.

El hombre que encarna los vaivenes permanentes en el baloncesto ACB, Luis Casimiro Palomo (Palomo es su primer apellido; Casimiro forma parte de su nombre) tiene ante sí un reto apasionante. Reto corto y ambicioso: la BCL. En la Liga ACB, después del rotundo triunfo ante el Gipuzkoa con Lamúa en el banquillo, y del notable encuentro desarrollado ante el potente Burgos en Burgos, ya con Casimiro al mando, la permanencia ya se ha abrochado. El objetivo no era ese en agosto; pero en diciembre, sí… A eso vino Sergio Hernández y por eso se fue Diego Ocampo. Por cierto, Ocampo fue destituido tras la sonrojante derrota en casa (63-92) ¡ante el Unicaja de Casimiro! Fue el 30 de octubre.

Ya en el crepúsculo de abril, no hay demasiado tiempo para afrontar una transformación radical en el Casademont. Plegada hace tiempo la libreta de baloncesto escolar de Ocampo, el ideario de Hernández tampoco llegó a cuajar. Lamúa le puso muchísima sensatez ante el Gipuzkoa. Ese Casademont de cromos repetidos del 2 al 4 (cromos talentosos, pero repetidos) ha encontrado el base en Rodrigo San Miguel. Con un base de categoría (Chichi Creus) y un pívot galáctico (Alston), y seis currantes más, Casimiro fue campeón de la ACB con el TDK Manresa, la mayor gesta en la historia de la ACB. Evidentemente, el objetivo del Casademont no es ganar la ACB, sino competir a tope en la BCL. Jugando San Miguel 25 minutos, ya tenemos mucho ganado.

El resto, ese álbum de fotos reiteradas, tiene talento. Tanto, como que el Casademont factura más de 87 puntos por comparecencia. Ojo, mete más que el Unicaja (84)… Si se aparca la vanidad y se arrima el hombro debajo de los aros, a poco que se defienda, habrá opciones. Igual hoy que en la BCL. Desde luego, la rehabilitación de Hlinason se antoja esencial en el objetivo. Del resto, cada uno suma a su manera: la sabiduría de Harris, la fibra de Wiley, la mano de Brussino y Benzing, las piernas de Ennis, el todo de Barreiro…

Hoy espera el Unicaja, ahora dirigido por el heleno Fotis Katsikaris. Octavo en la tabla, con un balance de 14 victorias y 15 derrotas, los malagueños necesitan capturar la victoria para asegurar el ‘play off’. Con un plantel con mucho talento perimetral, pero con escaso músculo cerca del aro, el Unicaja vive de su eficacia en el tiro de tres. Buenos bases (Díaz y Jaime Fernández), aleros con muchos puntos en las yemas de sus dedos (Brizuela, Bouteille, Abromaitis, Waczynski), su talón de Aquiles se encuentra en su juego interior. Abrasión por la pintura… Mucho más sin el prometedor Nzosa. Si no las enchufan de tres, hay serias opciones para un Casademont que persigue estirar la inercia victoriosa que inició Lamúa y continuó Casimiro en Burgos. Hoy toca Málaga, el espejo de Casimiro.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión