Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

tenis

Roland Garros se aplaza una semana y trastoca la gira de hierba

El segundo Grand Slam del año modifica sus fechas para permitir la acogida de público.

Nadal conquista su decimotercer Roland Garros ante Djokovic.
Nadal, tras ganar su decimotercer Roland Garros ante Djokovic, en una imagen de archivo.
Agencias

Las expectativas de Roland Garros de poder acoger a más público en sus instalaciones ha llevado al torneo francés a retrasar el comienzo del mismo este año. Será del 30 de mayo al 13 de junio, una semana más tarde de lo previsto, cuando arranque la oportunidad para que Rafa Nadal logre su decimocuarto entorchado en París y supere a Roger Federer como el tenista con más títulos de Grand Slam en la historia.

La decisión, tomada en conjunto con el resto de Grand Slams, da al manacorense, además, una semana más de preparación, tras la disputa, si no hay cambios en su calendario, de los torneos de Montecarlo, Barcelona, Madrid y Roma. La Federación Francesa de Tenis (FFT) ha acordado este cambio de fechas con el optimismo de que el recinto ubicado en el Bosque de Bolonia permita a un mayor número de aficionados acudir al torneo y mejorar las cifras del año pasado. Disputado en otoño y a puerta cerrada, Roland Garros solo permitió el acceso a sus instalaciones a 1.000 personas al día, con el grave impacto económico que supone eso para un torneo de la envergadura del Grand Slam parisino.

Si el avance de la campaña de vacunación lo permite, Francia saldría del confinamiento actual para mediados de mayo, con la apertura de bares y restaurantes al aire libre en mayo e interiores para junio. "Esto dará más tiempo a la situación sanitaria para mejorar y optimizará nuestras posibilidades de dar la bienvenida a más espectadores en Roland Garros. Para los aficionados, jugadores y para el ambiente, la presencia de espectadores es vital. También para el torneo, el evento internacional más importante de la primavera", dijo en un comunicado el presidente de la FFT, Gilles Moretton.

Esta decisión tiene sus implicaciones en el resto del calendario, ya que trastoca completamente la gira de torneos de hierba que tradicionalmente se ubica entre Roland Garros y Wimbledon. Esta minitemporada, que normalmente consta de tres semanas, será reducida a tan solo dos, tal y como comunicó Wimbledon, que se ha opuesto a retrasar sus fechas para no impactar más aún en el ya de por sí comprimido calendario tenístico.

De este modo, el Grand Slam de Londres se iniciará como estaba previsto el 28 de junio y se extenderá hasta el 11 de julio. Entre la final de Roland Garros y el comienzo de los campeonatos en el All England Club solo habrá dos semanas de diferencia y los torneos de S-Hertogenbosch, Stuttgart y Nottingham, que se inician en la semana del 7 de junio, coincidirán en fechas con la segunda semana de Roland Garros.

Este inconveniente puede llevar a Roland Garros a tener que indemnizar a dichos torneos por los daños causados, ya que un jugador que esté apuntado para disputar, por ejemplo, Stuttgart, y que llegue a los octavos de final de Roland Garros, tendrá que bajarse del primero. "La gira de hierba de tres semanas de duración volverá al calendario en 2022", aseguró Wimbledon en un comunicado.

La otra implicación de esta compresión es que aquellos tenistas que lleguen a las rondas finales de Roland Garros pueden no tener tiempo suficiente para preparar Wimbledon, puesto que solo tendrán como opciones Queen's y Halle, la semana posterior a París, y Mallorca y Eastbourne, la semana anterior a Londres.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión