Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

fútbol sala

Más de tres décadas enarbolando el fútbol sala en Calatayud

La Agrupación Deportiva Peña La Unión, fundada en 1986, ha vivido recientemente una renovación en su junta directiva: Antonio Serrano y sus colaboradores dejan paso a nuevos gestores.

Presidentes entrantes y salientes del Club La Unión de Calatayud
Presidentes entrantes y salientes del Peña La Unión de Calatayud
Macipe

En los 80, Antonio Serrano y un grupo de amigos, integrantes de la sanroquera Peña La Unión, toman el testigo de las escuelas deportivas que habían existido en Calatayud para que los más jóvenes siguiesen disfrutando del fútbol sala. "Cuando entramos en la junta de la peña, en 1986, teníamos claro que la actividad tenía que ir mucho más allá de las fiestas de San Roque. Había que ampliar la vida de la peña", reconoce Serrano, que hasta octubre de 2020 ha sido máximo responsable de la parcela deportiva de forma ininterrumpida. En ese momento, tanto él como el grupo de colaboradores que le han acompañado deciden hacerse a un lado y dar paso a nuevos gestores que se hacen cargo de un club con equipos desde categoría prebenjamín hasta Segunda B, la división de bronce del fútbol sala nacional.

"No es tan fácil dejarlo, pero llevamos muchos años y ya tenemos una edad", reconoce a sus 65 años después de 34 al frente del combinado naranja. Así, todavía se deja caer por los partidos y por los entrenamientos, y todavía arrastra alguna 'secuela': "Han sido tantas temporadas teniendo que organizar todo, desde los bocatas a los desplazamientos, buscar jugadores, el presupuesto... Ahora todavía tengo pesadillas y por una parte es que lo añoras", confiesa con humor. Sobre quedarse con un momento concreto de esa trayectoria, Serrano matiza que "es imposible, porque hemos formado una gran familia que, aunque haya habido momentos menos buenos, lo único que te da es cariño y amor".

Echando la vista atrás, valora "la ayuda de todas esas personas que te echan una mano temporada tras temporada" y recuerda que "entre finales de los 90 y principios del 2000 había muy pocos equipos en Aragón con una estructura tan grande como la nuestra, desde categorías base a adultos". "Estar dentro es un gran esfuerzo, principalmente por invertir un tiempo que restas a otras cosas. Pero es algo que compensa cuando ves los resultados. Como se suele decir: 'Sarna con gusto no pica'", dice. A ello añade el recuerdo de varios campeonatos de Aragón y subcampeonatos de España en los equipos de formación.

Ahora, al frente de la estructura está Guillermo Giménez, acompañado de otros siete compañeros y amigos; todos con el vínculo común de haber pertenecido al club. "Nos conocemos desde hace muchos años y queríamos devolver parte de lo que nos ha dado la agrupación, que es mucho", remarca hablando de un "sentimiento naranja" que a sus 40 años ha estado presente desde 1992. En este sentido explica que "cuando Antonio comenta que quieren dejarlo, nosotros decidimos dar el paso y aumentar la implicación, aportando cada uno lo que podemos".

Y lo hacen nada menos que en el año marcado por el coronavirus: "Es muy difícil por las nuevas medidas y protocolos, que vienen marcados desde las federaciones pero que supone mucha labor de control en las gradas, pruebas PCR cada 15 días, declaraciones responsables, entrenos con seguridad…", enumera. A pesar de todo ello, Giménez se muestra claro: "Tenemos mucho que agradecer tanto a los socios, que tenemos más de 100, como a los patrocinadores y al Ayuntamiento y la Comarca, porque han seguido apoyándonos en un momento tan complicado. Sin ellos sería inviable".

En la actualidad, el equipo cuenta con más de 100 jugadores, desde los más pequeños hasta los mayores; nueve entrenadores y una decena de personas que ayudan en la actividad semanal.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión