Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

La Rojita sella el pase a los cuartos del Europeo sub-21 con un Dani Gómez estelar

Un doblete del delantero del Levante ante la República Checa permitirá a la selección española disputar la fase final del Europeo sub-21 como primera de grupo.

Partido de la selección española sub-21 contra la República Checa: Dani Gómez gol y alegría de sus compañeros
Partido de la selección española sub-21 contra la República Checa: Dani Gómez gol y alegría de sus compañeros
SRDJAN ZIVULOVIC

España estará en la fase final del Europeo sub-21, que se disputará entre el 31 de mayo y el 6 de junio en Hungría y Eslovenia. El combinado que dirige Luis de la Fuente, defensor del título que amarró hace dos años en el Stadio Friuli de Udine, doblegó a la República Checa con un doblete de Dani Gómez (2-0), agitador con su entrada en la segunda parte de un partido que hasta entonces se le resistía a la Rojita, y selló el pase a cuartos de final como primero de grupo.

Tras comenzar su andadura en el torneo con una holgada victoria frente a Eslovenia y firmar tablas con Italia en un choque en el que fue mejor que los transalpinos, la joven hornada de promesas españolas se codeará de nuevo con la élite dentro de un campeonato que vio cómo avanzaban también este martes Alemania y Países Bajos en el grupo I, además de la 'azzurra', por detrás de España en la segunda llave. Todos ellos pesos pesados a los que este miércoles podrían unirse otras potencias como Francia, Portugal o Croacia.

De la Fuente buscó frescura en el once de la Rojita para confrontar a un combinado checo que se armó con un 4-4-2, prescindiendo de uno de los tres centrales que venía empleando, y que plantó cara desde el comienzo. Con Moncayola como pivote en lugar de Zubimendi, que no estaba en condiciones óptimas, el seleccionador situó a Barrenetxea en el costado izquierdo del frente ofensivo, en detrimento del capitán Cucurella, y se decantó por Pedrosa para el lateral zurdo, pese a que Miranda brilló en esa posición ante Eslovenia e Italia. Por su parte, Pipa cubrió la baja del sancionado Mingueza en el lateral derecho.

Con los cromos así dispuestos, nació un partido competido en el que a España le costó hacerse con el mando por la buena disposición de los checos, que defendían muy juntos y cerraban bien los espacios. Pese a todo, las entradas por las bandas de Barrenetxea y Puado y el juego entre líneas de Manu García generaban sensación de peligro cuando la Rojita conseguía meter ritmo a sus acometidas. De una aceleración de Puado por la derecha vendría la mejor ocasión de toda la primera parte, aunque Barrenetxea no pudo concretar el remate en boca de gol y se esfumó una oportunidad pintiparada.

A España le valía el empate para certificar el pase a cuartos de final, pero la goleada de Italia a Eslovenia (tres goles en la primera media hora) sacudía la pugna por la primera plaza del grupo y elevaba el riesgo de cualquier despiste. Cierto es que los checos apenas inquietaron antes del descanso, pero la falta de gobierno en la medular demandaba ajustes en La Rojita para evitar un susto.

Cambio decisivo

No alteró pese a ello De la Fuente el once al regreso de la caseta, lo que tampoco significa que el pleito siguiera por los mismos derroteros. España metió un punto más de agresividad y de verticalidad, pisando zonas militarizadas con cierta frecuencia. Primero Gonzalo Villar y luego Moncayola cercaron el marco checo, aunque sin fruto. El atasco provocó que el técnico riojano, ahora sí, sacudiese el árbol. Fuera Abel Ruiz y dentro Dani Gómez a la búsqueda de más mordiente en la delantera. El cambio dio réditos casi de inmediato. Arrancó Hugo Guillamón y filtró a la derecha para que Barrenetxea sirviese un centro medido al punta del Levante, certero con el estoque para desnivelar el marcador.

El gol premió al seleccionador español, que ya había conseguido dinamizar el juego de la Rojita al intercambiar los flancos de Barrenetxea y Puado y dio también en el clavo apostando por el relevo en la delantera. Porque Dani Gómez no se quedó contento con el primero y enseguida selló también el segundo tanto, esta vez recibiendo un servicio picado de Manu García para ajusticiar con un tremendo zurdazo en el interior del área y catapultar a España a la fase final del Europeo sub-21 con honores máximos. Ya pueden ir tomando nota sus rivales.

España-República Checa (2-0)

España: Álvaro, Pipa, Cuenca, Guillamón, Pedrosa, Moncayola, Gonzalo Villar (Pozo, min. 73), Puado (Fran Beltrán), Manu García (Riqui Puig, min. 81), Barrenetxea (Yeremi Pino, min. 81) y Abel Ruiz (Dani Gómez, min. 65).

República Checa: Jedlicka, Fukala, Chalus, Krejcl, Sadilek, Sulc (Zitny, min. 84), Havelka, Bucha (Janosek, min. 92), Vanicek (Ostrak, min. 75), Karabec y Lingr (Sasinka, min. 73).

Goles: 1-0: min. 69, Dani Gómez. 2-0: min. 78, Dani Gómez.

Árbitro: Giorgi Krvashvili (Georgia). Amonestó a Vanicek, Barrenetxea, Krejcl, Chalus y Lingr.

Incidencias: Partido de la fase de grupos del Europeo sub-21, disputado en el Estadio de Celje (Eslovenia).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión