Deportes
Suscríbete

golf

El antes y el después del campo de golf Las Ranillas: de manto verde a "patatal"

Los usuarios denuncian el estado de las instalaciones. La empresa gestora asegura que "en un mes" el césped estará recuperado tras un problema con la bomba de riego. 

El antes y el después del campo de golf Las Ranillas.
El antes y el después del campo de golf Las Ranillas.
H.A.

Los usuarios del campo de golf Las Ranillas denuncian el abandono de las instalaciones. Unos 120 socios (alrededor del 50% del total) han firmado una reclamación para reivindicar la “desatención” que el centro, gestionado por Cublan Inversiones SA como concesionaria del Ayuntamiento de Zaragoza, sufre desde hace varios meses.

Estos socios, asimismo, han informado al Consistorio sobre la situación, presentando una queja a la concejal de Deportes, Cristina García, en la que reivindican que la “ineficaz” labor que vienen realizando los actuales gestores supone dejar pasar una “oportunidad” de potenciar un campo con relevancia nacional.

En Ranillas Urban Club se llegaron a organizar campeonatos de Aragón y ahora, debido al mal estado del césped, resulta complicado jugar. “Queremos dejar constancia de las reiteradas faltas de mantenimiento desde que comenzó 2021. Además de las deficiencias que existen en el campo, hay falta de higiene en las zonas comunes (aseos y vestuarios), lo que en las circunstancias sanitarias actuales resulta intolerable”, recoge la reclamación enviada al Ayuntamiento, vinculando la situación de las instalaciones a los “impagos” de la empresa a trabajadores y proveedores.

En general, hay una absoluta falta de organización. Por eso solicitamos que se busquen soluciones”, añade el escrito dirigido al área de Deportes del Ayuntamiento, desde donde se transmite que, al ser una instalación explotada por una empresa privada, es esta la que debe hacerse cargo del mantenimiento.

Fuentes de Cublan Inversiones vinculan el estado del césped a un “problema” con una bomba de riego y aseguran que, “en menos de un mes”, estará listo. “Un campo de golf es un organismo vivo que no se cambia de la noche a la mañana. Venimos del invierno pero ahora, con la llegada de la primavera, se solucionará”, adelantan las mismas fuentes, y recuerdan que en una superficie de 80.000 metros cuadrados es “habitual” que haya zonas que presenten peor estado.

Sobre la falta de higiene en las zonas comunes de unas instalaciones que abarcan gimnasio, spa y el propio campo de golf, los responsables de Cublan Inversiones señalan que las quejas recibidas por más de 1.500 socios son “mínimas” y siempre se intenta ofrecer soluciones.

Sin embargo, uno de los socios que se ha puesto en contacto con este periódico, quien prefiere no revelar su nombre, subraya que la empresa no se preocupa por la situación de los usuarios. "No nos dicen nada mientras sufrimos el abandono del campo, convertido en un patatal”, valora este socio del club, y recuerda que se trata de una situación que viene de lejos. “Algunos aguantamos jugando aquí, aun sabiendo que no es justo pagar 67 euros de cuota sin poder disfrutar de un campo en condiciones. Otros no han querido esperar y se han ido a Arcosur”, completa este abonado que intenta transmitir el sentir del resto. 

Mantener un campo de golf requiere fundamentalmente siega, riego y limpieza general, lo que implica unos cuidados que, según los responsables de Cublan Inversiones, se están cumpliendo más allá de ese problema con la bomba de agua. 

Desde la Federación Aragonesa de Golf recuerdan que el organismo no puede intervenir en la gestión del centro, aunque lamentan saber que un campo se encuentra en esta situación de deterioro. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión