Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

deportes

De La Loteta al mar de Caspe, el viento sopla a favor del kitesurf en Aragón

En la Comunidad, media docena de clubes fomentan la práctica de este deporte que se practica principalmente en tres espacios.

La Loteta es el embalse de Aragón donde más se practica kitesurf
La Loteta es el embalse de Aragón donde más se practica kitesurf
L. Pascual

El embalse de La Loteta, en la Ribera Alta del Ebro; el mar de Aragón, en Caspe; y La Estanca de Alcañiz son las tres zonas principales de la comunidad donde se practica kitesurf. A pesar de lo que pueda parecer, este deporte, que consiste en surcar las aguas sobre una tabla guiada por una cometa, no solo se puede llevar a cabo en el mar. Lo fundamental es que sople el viento y de eso Aragón va sobrado.

De los tres lugares citados, la mayoría de los usuarios navegan en La Loteta. Es uno de los puntos de Europa con más viento y, contado en días, sopla más a menudo que en Tarifa. Con estos datos no es de extrañar que este embalse artificial, situado a 45 minutos de Zaragoza, sea el paraíso de los kitesurferos. No solo de quienes viven cerca, sino también de los aficionados de otras comunidades. 

Por su buena situación geográfica, hasta este lugar se desplazan aficionados al kitesurf de Navarra, País Vasco, Cataluña, las dos Castillas, Madrid o Comunidad Valenciana. Por descontado, el público mayoritario es aragonés, especialmente de Zaragoza, que encuentra a pocos kilómetros de su casa lo que antes tenía que buscar a 300 kilómetros, en la costa.

Desde hace una década, cuando se construyó el embalse de La Loteta, la afluencia de practicantes de kitesurf va en aumento. Este incremento de la afición también se deja notar en el Club KiteSurf La Loteta, que cuenta con algo más de 200 socios. Es el más grande de Aragón y su radio de acción es el spot (o zona del embalse) sur.

Por los accesos, la zona de playa acondicionada para poder montar la cometa y la dirección en la que sopla viento, es el mejor sector para esta práctica. De hecho, de las cuatro escuelas de kitesurf de La Loteta, tres navegan en esta zona. Estas son La Loteta Spots, pionera en esta práctica en el embalse; Aragón Viento; y Tracción Kite. La cuarta es Zsurf, que está en el spot central.

En todas ellas se puede realizar un curso de iniciación, imprescindible para empezar a realizar este deporte, considerado de riesgo. Suelen durar unas 10 o 12 horas, distribuidas en tres jornadas diferentes. Las dos primeras horas, el alumno se va haciendo con el material y aprende a manejar la cometa desde tierra firme. Después, se prueba a controlarla dentro del agua y, por último, se introduce la tabla, para empezar a realizar maniobras sobre ella con la cometa. 

El gran evento anual de La Loteta  es el Cierzo Festival
El gran evento anual de La Loteta es el Cierzo Festival
L. Pascual

También se le llama kite y es, junto con la tabla, el principal elemento de este deporte, que consiste en navegar sobre el agua encima de una tabla y movido por la fuerza que el viento ejerce sobre una cometa. Un arnés a la cintura es el que agarra el kite al cuerpo del deportista y así es como lo maneja en la dirección que quiere. 

El equipo lo completan un neopreno, un chaleco de impacto (más fino y manejable que los salvavidas), escarpines según la superficie de acceso al agua, casco para la cabeza y guantes. Como en cualquier deporte, uno puede gastarse más o menos dinero para prepararse de pies a cabeza. En el caso del kitesurf, por menos de mil euros se puede tener el conjunto.

Pero si no se tiene claro que se vaya a seguir practicando, el material también se puede alquilar. Eso sí, solo con un carnet que acredite que se ha realizado un curso de iniciación y se tiene un mínimo conocimiento en kitesurf. 

Además de por este motivo, quienes practican este deporte recomiendan no ser autodidacta y recibir unas nociones mínimas antes de meterse al agua. Para navegar no es necesario estar federado ni disponer de ningún permiso, pero se aconseja de igual modo contar con un seguro de accidentes.

También hay que tener en cuenta que existen zonas en las que no está permitido navegar, sobre todo en los meses de verano en sitios de costa donde hay bañistas. En estos lugares, además, tanto el acceso al agua como la zona por la que los kitesurferos pueden ir están balizados. 

En Aragón no se suele dar este problema, ya que en los embalses donde se practica este deporte no suele haber bañistas. Además de La Loteta, en La Estanca o en el Mar de Caspe (donde está el club Kite Aragón) también se suelen ver cometas en el aire. En estas zonas, no obstante, el acceso es más complicado, con árboles y otros obstáculos. 

Foto de kitesurf del Cierzo Festival en La Loteta
Foto de kitesurf del Cierzo Festival en La Loteta
Luis Pascual

"Nos llaman los yonkis del cierzo"

El para muchos odiado cierzo que sopla en el Valle del Ebro es, para los aficionados al kitesurf, una bendición. "Nos llaman los yonkis del cierzo", reconoce Jorge Herrero, secretario del Club Kitesurf La Loteta. Y es que para quienes practican este deporte que haga viento es señal de que van a poder navegar. 

En este escenario no hay que rezar demasiado para ello ya que sopla el viento prácticamente todos los días del año y el 90% de ellos es cierzo. "Es el mejor tipo para navegar bien porque es como si apretaran un botón y una turbina empezara a funcionar soltando un chorro de aire constante", explica Jorge.

Los últimos avances en cuanto a materiales hacen posible, además, que con el mínimo viento ya se pueda navegar. Esto es así si se usa una tabla conocida como hidrofoil, que apenas roza el agua, lo que hace que se oponga menos resistencia y la cometa mueva la tabla con más facilidad sin demasiado aire. 

Entre esto y las condiciones óptimas de La Loteta, el récord de días navegados allí en un año por una misma persona está en 230. "Hay pocos spots en el mundo en los que se pueda conseguir esto", recalca Herrero. De hecho, campeones mundiales de kitesurf han probado las aguas de este embalse y han caído rendidos a sus pies. 

Con esta carta de presentación, el Club Kitesurf La Loteta trabaja para dar a conocer este deporte, no solo por la práctica en sí, sino también como propuesta turística que sirva de revulsivo económico en la zona. El club se encarga de mantener la playa de acceso acondicionada y limpia de vegetación. También se han habilitado unos vestuarios y hay un pequeño bar. 

Estas labores se pueden llevar a cabo gracias a las ayudas económicas que reciben de sus colaboradores y patrocinadores, que son Aragón Turismo, la Diputación Provincial de Zaragoza, la comarca de la Ribera Alta de Ebro, el Ayuntamiento de Luceni y Cervezas Ambar. Además, también se cuenta con las aportaciones de los socios, pero es una cantidad módica al año que no bastaría para hacer frente a todos los gastos de mantenimiento. 

Su gran evento anual es el Cierzo Festival, un Open Nacional de Kitesurf en Aguas Interiores al que acuden cada año kitesurferos de toda España.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión