Deportes
Suscríbete

tenis

Conchita Martínez resucita la mejor versión de Muguruza

La aragonesa ha recuperado la versión más competitiva de la tenista, que ha vuelto a ganar un torneo dos años después. "Tuvimos una buena química desde el primer día que nos conocimos", admite la jugadora. 

Garbiñe Muguruza sonriente junto a Conchita Martínez, su entrenadora.
Garbiñe Muguruza sonriente junto a Conchita Martínez, su entrenadora.
G.Muguruza

Conchita Martínez fue una formidable campeona. Leyenda del tenis español, se colgó tres medallas olímpicas (1992, 1996 y 2004) y alzó el trofeo de Wimbledon (1994) entre otras decenas de grandes torneos. Es, de hecho, la española con más campeonatos conquistados, un total de 33. Su palmarés habla de una tenista histórica, que después ha reconducido su carrera deportiva como una formidable entrenadora. Ya fue capitana del equipo femenino de la Copa Federación en 2013 y, dos años más tarde, se convirtió en la primera mujer al frente de la selección masculina de la Copa Davis. Sin embargo, es ahora cuando su trabajo como preparadora está recogiendo sus mejores frutos de la mano de Garbiñe Muguruza. 

La hispanovenezolana, jugadora tan talentosa como inestable, había caído en un profundo pozo. Durante meses no hubo ni rastro en las pistas de la tenista que había ganado Roland Garros en 2016 y Wimbledon en 2017. Terminó el año 2019 como número 39 del mundo y con solo un título menor para su palmarés, el del torneo de Monterrey. Su relación con Sam Sumyk, hasta entonces su entrenador, se deterioró hasta el punto de romperse por completo. Mugurza llamó entonces a Conchita, que había dejado de ser semanas antes la entrenadora de Karolina Pliskova, por entonces número 2 del mundo. Garbiñe y la aragonesa volvieron a unir sus caminos, que ya había compartido cuando levantó el trofeo de Wimbledon en 2017. Ambas se conocen desde hace años, cuando la jugadora comenzó sus entrenamientos de joven en la academia de Sergi Bruguera en Barcelona.

Año y medio después, parón por el coronavirus incluido, el matrimonio entre Muguruza y Conchita está devolviendo a la hispanovenezolana a su mejor versión. A esa que le permite ser una de las jugadoras más temibles del circuito femenino. Garbiñe está completando un sobresaliente inicio de temporada, alcanzando ya tres finales a mediados de marzo, algo que nunca había conseguido hasta la fecha. Llegó a la última ronda en Qatar y Melbourne y se impuso el pasado fin de semana en el torneo de Dubai. Es su mejor inicio de año de siempre, que le vuelve a ubicar en la antesala del 'top-10' (este lunes ha alcanzado la 13ª posición del ranking). 

En su primer gran triunfo en dos años, las primeras palabras de Muguruza fueron precisamente para Conchita, reconociendo su fundamental labor. "Este triunfo es para mi entrenadora Conchita. No se puede ganar un torneo tan importante sin un gran grupo detrás. Conchita sabe expresar muy bien lo que quiere y tiene conocimientos de tenis porque ha estado en las mismas situaciones que yo muchas veces. Tuvimos una buena química desde el primer día que nos conocimos", relató tras su victoria.

En este sentido, la aragonesa ha incidido fundamentalmente durante este tiempo en mejorar la condición psicológica de la tenista, cuya irregularidad era su principal hándicap. Capaz de lo mejor y de lo peor, su juego ahora es más estable, más regular. "Creo que estoy en el mejor momento de mi carrea, me noto más completa que antes. Quizá a nivel tenístico he tenido momentos más mágicos, pero ahora soy más completa, más estable", agregó en su discurso tras vencer en Dubai a la checa Barbora Krejcikova por 7-6 y 6-3.

Curiosamente, Conchita no pudo presenciar sobre la pista el primer gran éxito de Garbiñe, ya que estuvo aislada en su hotel al dar positivo por coronavirus varios días antes. Pese a todo, la montisonese siguió los encuentros y aleccionó a su pupila en los entrenamientos a través de diferentes videollamadas. "Ella es mi entrenadora y por culpa de haber cogido el coronavirus no ha podido estar en primera persona para vivir esto. Este título también va para ella", insistió Muguruza durante los agradecimientos. "Su nivel ha sido impecable esta semana, se ha adaptado muy bien a las adversidades y su tenis es de mucho nivel", relató la propia Conchita.

Tras completar su mejor inicio de temporada, Muguruza aspira ahora a repetir sus éxitos pasados en Roland Garros y Wimbledon, los dos próximos Grand Slams. Son sus dos grandes objetivos de la temporada tras resucitar y recuperar su mejor nivel de la mano de la aragonesa Conchita Martínez. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión