Despliega el menú
Deportes

ajedrez

El Open Internacional de Ajedrez de Benasque está de vuelta

El certamen, considerado uno de los más relevantes del mundo, celebrará en julio su 40ª edición después de que el año pasado la pandemia forzase su suspensión.

Imagen de la edición del pasado año en Benasque.
Imagen de la edición de 2019 del Open de Ajedrez de Benasque.
Open de Benasque

“El Festival del 40 Aniversario tendrá lugar del 5 al 1 de julio de 2021. Lamentamos tal suspensión y esperamos contar con vuestra presencia en el próximo torneo”. Este sucinto mensaje certificaba el pasado mes de agosto la suspensión definitiva del Open Internacional de Ajedrez de Benasque en la que iba a ser su edición de 2020.

El ayuntamiento benasqués, promotor del Open, y el equipo organizador de este certamen, considerado como uno de los más importantes del mundo, estuvieron intentando mantener su convocatoria hasta el último momento, incluso propusieron el retraso de su celebración al mes de septiembre para ver cómo iba evolucionando la situación pandémica y se reactivaban unas comunicaciones internacionales imprescindibles para garantizar la presencia en la villa pirenaica de buena parte de los jugadores que debían llegar desde los cinco continentes.

No pudo ser; como se recordará, la relativa mejoría de la situación en Europa en los meses veraniegos no supuso un esponjamiento de las fronteras en el Viejo Continente. Y la situación era incluso peor en el resto del mundo por lo que no les quedó más remedio a los organizadores que tirar la toalla y renunciar a la celebración de una edición muy señalada ya que se iba a conmemorar sus cuarenta años de historia de una manera especial por la organización que había diseñado un completo programa paralelo y complementario del open con citas ya clásicas como el Torneo de Blitz, o de partidas rápidas, y otros totalmente novedosos como el primer Campeonato de España por parejas mixtas. Se habían programado también distintas conferencias y proyecciones para dar un mayor lustre a estos cuarenta años de comunión entre Benasque y el ajedrez.

Unas propuestas que se van a intentar mantener en la nueva convocatoria programada de forma ya oficial entre los días 5 y 14 de julio. La organización hacía público el anuncio hace escasas horas y son ya más de medio centenar los maestros titulados que han mostrado su disposición a participar en este torneo abierto que, con sus 20.000 euros en premios, es uno de los mejor dotados del panorama internacional. Muchos de estos ajedrecistas titulados son extranjeros pero residen habitualmente en nuestro país, por lo que no tendrían problemas de desplazamientos internacionales para acceder a Benasque.

Cabe recordar que, debido a la situación epidémica y a las recomendaciones sanitarias, los organizadores barajan una cifra máxima de 300 participantes que, de manera excepcional, podría ser ampliable hasta los 400.

El director del torneo, Juan Miguel Royo, reconoce que estamos viviendo "momentos desconcertantes" y que no se sabe lo que puede ocurrir en el futuro más inmediato. Pero también recalca que hay que estar preparados ante cualquier contingencia y por eso, tras reunirse la pasada semana con los responsables municipales benasqueses, se decidió seguir adelante con el programa previsto y en las fechas anunciadas "a expensas de lo que pueda depararnos la situación sanitaria y social en los próximos meses" y que cuentan para ello con la autorización de la Federación Internacional. El Open tiene un Plan B, el de trasladar su convocatoria a comienzos de septiembre, por si fuera imposible su disputa en julio.

La convocatoria está acompañada por la publicación de un protocolo de actuación que los jugadores participantes deberán asumir y signar certificando que se han realizado las pruebas covid-19 pertinentes y que se encuentran libres de contagio. La organización ha estudiado las características del pabellón polideportivo de Benasque, escenario del torneo, que cumple perfectamente con las exigencias de alejamiento social permitiendo mantener una distancia de 1,75 metros entre los jugadores y, dado su aforo de más de 1200 personas que con la actual reglamentación se reduce a la mitad, acoger sin problemas a los participantes previstos. "El recinto cuenta así mismo con distintas puertas para poder habilitar circuitos independientes de entradas y de salidas y, obviamente, será obligatorio el uso de mascarillas y la utilización de los métodos profilácticos y desinfectantes exigibles", puntualiza un Royo que se muestra "optimista" sobre la celebración del torneo en julio.

El director del Open recalca que en el mundillo ajedrecístico existen "muchas ganas" de que se organicen torneos presenciales, "de jugar in situ, de tocar las piezas" y recalca que los torneos on line organizados en los últimos meses "están siendo un auténtico fiasco" porque no se pueden controlar las posibles trampas en las partidas.

Etiquetas
Comentarios