Despliega el menú
Deportes

Dinamarca derrota 33-35 a España y la condena a jugar por el bronce en el Mundial

España no ha podido con el combinado danés, que ha mandado desde el pitido inicial en el encuentro y que ha gozado de amplias rentas.

Men Handball World Championship 2021
Dinamarca derrota 33-35 a España y la condena a jugar por el bronce en el Mundial
KHALED ELFIQI

No pudo ser. España no cuajó un gran partido, sobre todo en defensa. Por ahí se le marchó el encuentro. Por ahí y por el mal inicio del equipo nacional, que permitió a los daneses coger una renta que alcanzó los cinco goles y que los Hispanos no fueron capaces ya de neutralizar. Pese a no hacer un buen partido, los pupilos de Jordi Ribera tuvieron balón para igualar en el último minuto, pero el lanzamiento de Rubén Marchán se encontró con el larguero. Y es que la fortuna tampoco les sonrió en momentos clave. Al final, 33-35. Queda el partido del domingo ante Francia para llevarse el bronce.

El partido tenía miga. Se medían los campeones de las dos competiciones internacionales más importantes. Los daneses habían sido vencedores del último Mundial y los Hispanos habían subido a lo más alto del podio en los dos últimos Europeos. Casi nada. Como en la primera semifinal, el balonmano nórdico frente al mediterráneo. Una final anticipada entre dos de las mejores selecciones del orbe. Un encuentro en el que los hombres de Nikolaj Jacobsen querían revalidar el título universal y los pupilos de Jordi Ribera dar un paso más hacia la consecución de su tercera estrella en la camiseta. Duelo de altura entre dos de las selecciones más laureadas en los últimos años.

De inicio, España tuvo problemas con el cerrado 6:0 defensivo de los nórdicos. En la ofensiva, los daneses intercalaban ataques con seis o siete efectivos. Los Hispanos no se sentían cómodos y los hombres de Nikolaj Jacobsen sí. En portería las cosas tampoco le salían a Pérez de Vargas, que en el ecuador de la primera mitad dejó su puesto al héroe de cuartos, Rodrigo Corrales. La defensa no funcionaba y Morten Toft Olsen la estaba llevando al caos. Mikkel Hansen sacaba provecho a su poderoso brazo. Sin defensa y con un ataque errático, que no encontraba a Marchán, muy vigilado en los seis metros. Solo alguna acción de calidad de Álex Dujshabaev y Solé. La cosa no marchaba y Dinamarca pegó un acelerón que les llevó a tener cinco tantos de diferencia (8-13, min. 18).

Pero si algo tienen los pupilos de Jordi Ribera, además de calidad, es corazón. El equipo se rehízo con la segunda unidad, con la entrada sobre todo de Daniel Dujshebaev y Jorge Maqueda. El trabajo atrás mejoró algo en esos minutos. No era complicado tal y como había ido el tramo inicial del primer tiempo. España logró un parcial de 8-5 hasta el descanso que le metió de nuevo en partido. Es verdad que tuvo un par de ataques para colocarse a un solo gol, pero los Hispanos fueron incapaces de bajar la diferencia de dos goles. Con ella se llegó al receso (16-18).

De salida, Dinamarca volvió la renta de cuatro tantos (16-20). Daniel Dujshebaev veía puerta en esos momentos, con tres goles iniciales. Necesitaba una reacción, pero los minutos iban pasando y los nórdicos tenían ese colchón de goles. Maqueda tomó el relevo anotador del pequeño de los Dujshebaev. Pero sin defensa, no hay paraíso. El conjunto de Jacobsen perdió a Molgaard, que era castigado con su tercera exclusión.

España se situó a dos goles. Volvía a tener balones para reducir más la diferencia, pero le volvió a faltar acierto por pérdidas y malas decisiones. Los daneses se encomendaron a su lanzador Mikkel Hansen y al acierto de su pivote Saugstrup. Los nórdicos tampoco las tenían consigo. Pero Álex Dujshebaev puso a España a uno tras una rápida transición. Figueras encontraba espacios en los seis metros y aprovechaba los pases de los hermanos Dujshebaev.

España entró dos goles por debajo a los diez últimos minutos. Lo intentaba, pero no parecía capaz de darle la vuelta al marcador. La defensa era superada con facilidad por los daneses y en ataque los Hispanos iban a tirones. Dinamarca aguantaba, pero las intervenciones finales de Pérez de Vargas colocaron a un solo tanto a los españoles. Y tuvo un ataque para forzar la prórroga. Pero el lanzamiento de Marchán pegó en el larguero y se salió. España se quedaba sin final. 33-35 para los hombres de Nikolaj Jacobsen, que pelearán por revalidar el título mundial.

Ficha técnica

España 33-35 Dinamarca

España: Pérez de Vargas (6 paradas), Entrerríos, Álex Dujshebaev (4), Solé (3, 1p), Cañellas, Morros, Ariño (2) -equipo inicial-, Guardiola, Maqueda (4), Figueras (6), Marchán (3), Daniel Dujshebaev (7), Ángel Fernández, Áleix Gómez (2, 1p) y Corrales (2 paradas).

Dinamarca: Niklas Landin (7 paradas), Magnus Landin (1), Saugstrup (7), Lasse Svan (2), Hansen (12, 2p), Morten Toft Olsen (4), Gidsel (4) -equipo inicial-, Hald Jensen (1), Molgaard, Andersson (1), Jacobsen (1), Holm y Moller (3 paradas).

Marcador cada cinco minutos: 3-5, 5-7, 7-10, 10-13, 14-16, 16-18 (descanso); 18-22, 20-24, 22-25, 28-30, 31-33 y 33-35.

Árbitros: Horacek y Novotny (República Checa). Excluyeron a Molgaard (3), Figueras, Gidsel, Guardiola y Entrerríos.

Incidencias: Segunda semifinal del Campeonato del Mundo celebrado en Egipto.

Etiquetas
Comentarios